Yo me animo a ensuciar mi cocina… ¿y tú?

El orden y la rutina es muy cómoda y práctica.  Cada familia tiene una, y sea la que sea, normalmente está basada en las necesidades, gustos y practicidad de y para cada familia.  ... y la Hada que todavía no ...

El orden y la rutina es muy cómoda y práctica.  Cada familia tiene una, y sea la que sea, normalmente está basada en las necesidades, gustos y practicidad de y para cada familia.  … y la Hada que todavía no …

El orden y la rutina es muy cómoda y práctica. Cada familia tiene una, y sea la que sea, normalmente está basada en las necesidades, gustos y practicidad de y para cada familia. … y la Hada que todavía no la tenga, mas vale que la busque pronto porque te salva de grandes jaquecas, un alto nivel de stress y agotamiento absoluto.

A medida que los niños han ido creciendo, en casa hemos ido variando un poquito nuestra rutina según las necesidades…pero en general, ha estado siempre ahí como una guía.

Dentro dentro de nuestra rutina, cuando mis niños mayores eran más pequeños, era el hacer un montón de «proyectos». Empezamos cuando mi hija tenía 5 y mi hijo 3 años. Mi hijo iba a un colegio concertado con una profe muy dedicada y me daba ideas para desarrollar la psicomotricidad fina del niño en forma de «proyecto». Bueno, los niños estaban encantados porque sacaba mi Caja de Proyectos, que mas bien parecía el bolso de Mary Poppins y de ahí salían todas las maravillosas ideas de mamá! Mucho era recortar, pegar, moldear todo tipo de materiales y después, siempre lo colgábamos en su cuarto o la cocina–para ellos era el mágico proyecto que íbamos descubriendo a medida que lo hacíamos. Hasta el día de hoy me piden hacer proyectos «tan divertidos como cuando éramos pequeños.» Después llego el tercero, y claro, todo se complicó un poco.

Ahora, no solo tengo un tercero, sino un cuarto que más que un bebé mono, simpático y gordito: ¡es un tirano! ¡No nos deja tranquilos ni medio minuto! Pero bueno, eso es para otro día.

Cuando nos deja el pequeñín hacemos planes divertidos con los otros: backgammon, ajedrez, juegos de cartas, puzzles, juegos de mesa, jugar con los Lego, campeonatos de lo que sea en el jardín…pero la añorada caja de los proyectos quedó guardada en un armario de la buhardilla…bien lejos de las manos del que tiene 4 años y ni hablar de nuestro Tirano! Cada tanto la recuerdo y pienso en sacarla … pero recapacito enseguida: «¡Uff, un proyecto! ¡Ensuciarán todo…y luego…RECOOGEEER!!» Hemos logrado una rutina muy buena y limpia … ¿por qué estropearla con pegotes, colores, plastis y demás? Además, los niños no se pasan todo el día enfrente a la tele ni mucho menos: mucho jardín, familia, salidas, juegos, compartir…pero eso de ensuciarnos…uff! eso, que pereza me da!

Una solución era encontrar un sitio fuera de casa para hacer manualidades … pero no tuve éxito! Y fue ahí que el sábado dije: ¡BAASTA! Recordé que Carmen había comentado aquí en un foro o grupo que ella hacía pan con sus niños. Así que aprovechando la siesta del bebé, le quité el polvo a la caja de los proyectos, nos encerramos en la cocina, cada uno se puso un baby o delantal… ¡y a ensuciar se ha dicho!

El pequeño con la mayor se pusieron a pintar acuarelas, el segundo me ayudo a hacer la masa del pan…que por cierto, salió delicioso. Después de pintar 15 supermans, guardaron todos los pinceles y sacamos las plastilinas….bueno, que Disney ni Disney! Había que ver como estaban todos trabajando, callados, ayudandose, riendo, disfrutando…no os voy a mentir… yo estaba cansada, pero vivir ese rato de alegría, unión y entretenimiento entre hermanos fue sublime.

Luego merendaron todos pan con lo que quisieran: nocilla, jamón, mantequilla…y además lo habían hecho ellos!

El domingo, además de pintar, plastis y demás, hicimos masa de pizza para que cada uno luego hiciera su propia pizza para cenar. Estaban encantados, amasando…y lo mejor es que a la noche se comieron todo sin chistar… y supongo que algo más sano que esos que compramos en la sección de congelados.

Después de varios años de rutina fija y muy limpia, hemos variado algo a la del fin de semana: a veces … cada tanto … ¡vamos a ensuciar la cocina! …y cuando termine todo, miraremos a nuestro alrededor y veremos que hemos pasado una siesta mágica y que, al final no habremos ensuciado tanto como pensabamos que ibamos a ensuciar y ademas, nos la pasamos genial!

Es que estamos creando sus recuerdos de infancia…espero que sean mágicos!

Nestum

Deja un comentario

Últimos comentarios (8)

  1. Tengo cuatro lindos hijos, todos niños, el mayor 23, 18, 10 y 9 .El mayor esta ya trabajando, el segundo empieza este año la carrera y los peques jugando como siempre, pues desde siempre he jugado con ellos, a ensuciar. Hemos pintado, cocinado y de hecho los dos mayores son unos artistas y les gusta la cocina, hay que fomentar desde peques todas esas cualidades que tienen dentro y a la vez nos divertimos y estamos cada vez mas unidos.
    Un beso para todas

    Blanca
    23 mayo, 2009 a las 7:49 pm
  2. Hola soy nueva en esto y estoy leyendo todas tus historias. Eres mi heroina a partir de hoy, cuatro hijos y todo lo q haces. Bien por tí. Yo también ensucio con mi hijo, hacemos juntos manualidades, el otro día hicimos un cuadro monisimo con pintura, fotos y lentejuelas, medio collage, para su abuelo q cumplia 80 años. Hemos cocinado también, ya hacemos hasta nuetros propios macarrones, bueno tengo q decir q esos los hace con su padre q siempre se le ha dado mejor la cocina q a mí. Creo q me olvidé de decir q mi hijo tiene siete años.Sigue así varita magica, eres especial.

    alicia6
    23 abril, 2009 a las 8:41 pm
  3. La verdad es que sí,las cosas luego se limpian,pero los recuerdos y el tiempo pasados juntos,»trasteando»,eso no se olvida

    jesusina20
    22 abril, 2009 a las 12:44 pm
  4. Hola Wendy!!!

    Se me paso incluirte en el comentario anterior….bueno, como dicen en ingles: last but not least!

    No es tan divertido ser hijo mio, pero intento, como todas hacerlo lo mejor que puedo. A veces sale bien y otras no tan bien! Pero sigo adelante, intentando…

    Gracias por leer, comentar y tu tambien…ya contaras que tal anda tu cocina de limpia el finde!
    besos,
    Varita Magica:)

    varita-magica
    28 febrero, 2009 a las 2:16 pm
  5. Hola DªEstres, Paris y Hadas,

    Hoy es sabado y hora de la siesta! Los tengo a los chicos, como si fueran perritos esperando que los saques a pasear: sentaditos al lado de la puerta, moviendo la cola! Pues igual. Estan aqui ya a la espectativa: ¿hoy que hacemos? Uy…cuantas espectativas! ja ja 🙂

    Ya me contareis si haceis algo divertido!
    Gracias por leer y comentar el blog!
    Besos y buen fin de semana a todas,
    Varita Magica:)

    varita-magica
    28 febrero, 2009 a las 2:13 pm
  6. Me encanta, tus hijos lo deben pasar en grande contigo, voy a coger un monton de ideas de tu caja de proyectos y ya te contaré. De momento te diré que me ha gustado mucho tu punto de vista y si se ensucia la cocina puesss…YA LA LIMPIAREMOS!!!!
    Muchas Gracias!!!

    paris
    25 febrero, 2009 a las 2:33 pm
  7. Estoy totalmente de acuerdo contigo, de hecho creo que tenemos una forma de ver las cosas y de educar a los niños similar.

    De vez en cuando yo también saco el pegamento, la purpurina, las tijeras, o incluso la pintura de dedos (eso sólo si estoy muy, muy mentalizada, jeje) y a expresar su creatividad.

    La experiencia de cocinar es algo que estoy introduciendo poco a poco, aunque eso es más problema de disponer del tiempo necesario que de suciedad.

    Enhorabuena por tus post.

    destres
    25 febrero, 2009 a las 8:48 am
  8. Lo primero de todo: QUIERO SER UNO DE TUS HIJOS solo oirte ya entra envidia. Ser 4 hermanos, cocinar, jugar, pintar…menuda infancia tan sumamente mágica. Estas creando niños felices, abiertos… desde luego tus niños te recordaran como tu recuerdas a tu madre, todavía recuerdo tus palabras que me hicieron casi llorar, cuando contabas esos viajes maravillosos con tus 4 hermanas…

    Da gusto leerte,

    Muchas gracias

    wendy--1
    24 febrero, 2009 a las 11:29 pm