UN PAR DE DIAS EN ZANZIBAR (día 2 … y 3 de regalo)

Pero amanece otro día en esta ciudad caótica, llena de ruidos, olores, sabores, colores, que te enloquece los sentidos y hasta te hace mantenerte despierto sólo gracias al inconsciente ese que te obliga a respirar:   ...

Pero amanece otro día en esta ciudad caótica, llena de ruidos, olores, sabores, colores, que te enloquece los sentidos y hasta te hace mantenerte despierto sólo gracias al inconsciente ese que te obliga a respirar:   …

Pero amanece otro día en esta ciudad caótica, llena de ruidos, olores, sabores, colores, que te enloquece los sentidos y hasta te hace mantenerte despierto sólo gracias al inconsciente ese que te obliga a respirar:

imagen asociada al contenido

Sus mercados embriagan la vista, el olfato, el gusto si no eres un remilguis y pruebas sus frutas, sus zumos, y hasta tu tacto por la diversidad de pieles a tocar: la de la fruta, tan distinta a la que acostumbras, la del vendedor cuando te deja probar algo … la de las telas, tan recias y, al mismo tiempo, vaporosas.

imagen asociada al contenido

Fantásticas pinturas llenas de colores fuertes, cestos, máscaras de burdas maderas, estrechas callejuelas de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad que estamos dejando venirse abajo, ya que esas viviendas con ventanas y puertas totalmente talladas son de madera, y requieren un mantenimiento que, la economía de los ocupantes, no puede costear, por mucho turista que vaya allí a verlas.

imagen asociada al contenido
De nuevo despedimos el día cerca del mar, viendo primero la ciudad desde el agua, y luego, el agua desde la ciudad, acariciada y embebida por el sol y su, aquí inmensa, luz.

imagen asociada al contenido

De nuevo de camino, absorvemos todo lo que nos tropezamos, con la sed que traemos unos cocos no vendrían nada mal ahora … de la que paramos, vemos esas vacas con «joroba» que no habíamos visto antes nunca… bueno, igual vosotros sí, yo no, yo las he descubierto aquí, en Unguja.

imagen asociada al contenido
Pues sí, es un cementerio.

imagen asociada al contenido

Pero no como los conocemos nosotros, no, aquí entierran a los suyos junto a casa, en el huerto, y señalan el lugar de esta manera.

imagen asociada al contenido

No es tan tétrico como puede sonarnos, en realidad ellos tienen cerca a los suyos siempre, así lo entienden, y visto así, pues es exactamente lo contrario a tétrico, es hermoso.

imagen asociada al contenido

Tras casi comprar pescado, pero quedarnos en el casi , Marya nos presenta a sus hermanas y nos invitan a comer con ellas, un fantático arroz con calamar ….
imagen asociada al contenido

… que en esta estupenda cocina de lujo

imagen asociada al contenido-porque, tras haber pasado unos días aquí ya sabéis que esto es un lujo- ha preparado esta supercocinera para nosotros.

imagen asociada al contenido

Hasta aseo tenemos … es la primera casa con aseo del poblado.

imagen asociada al contenido

Es imposible, no puede uno evitarlo: las gentes siguen siendo lo mejor de esta isla del Indico, sus sonrisas, sus ojos, sus niños.

imagen asociada al contenido

¡Venga! Cogemos el transporte público local desde Jambiani a Nunwgi, tardaremos más- siete horas-, pero creeremos por un rato que somos de aquí;

imagen asociada al contenido

pararemos en una escuela de camino, llena de niños esperando esos cuadernos y bolígrafos y lápices de colores que casi da vergüenza regalarles.

imagen asociada al contenido

Ellos regresan a su casa bordeando la orilla del mar, tras una dura jornada recolectando algas.

imagen asociada al contenido

Allí nos esperan las mejores puestas de sol del mundo. Dejando que los sonidos africanos se cuelen en nuestros oídos al tiempo que las suaves olas del mar, haremos mil y una fotos a esa inmersión del sol. De muestra traeremos ésta: las mejores nos las llevaremos en el corazón.

imagen asociada al contenido

Cuando ya crees haberlo visto todo, justo cuando estás esperando ese avión que te llevará de nuevo a tu vida normal, miras:

imagen asociada al contenido

Así es Unguja. Masais, colores, aviones y oscuridad iluminada. Ellos contemplan el progreso sin curiosidad alguna, y tú estás también contemplándoles a ellos con toda la curiosidad del mundo, desde la distancia que te proporciona el saber que cogerás el próximo avión. Por eso tú eres parte de Unguja.

Nestum

Deja un comentario

Últimos comentarios (23)

  1. Nunca jamás habré visto miseria, tienes toda la razón, jamás he visto miseria. No al menos en el país, en sus gentes … quizás en alguna ocasión la he visto en algún turista … pero prefiero olvidarlo.

    La Pureza de sus miradas, la ingenuidad o nobleza en el mirar de frente, la ausencia de toda picardía. Ese «ser» que nosotros llevamos disfrazado ya.

    mamisima1
    19 abril, 2011 a las 8:50 am
  2. Espléndido reportaje y más cuando muestras los alimentos y cómo los manipulan

    Los mercados son las tripas de una comunidad. Resumen cómo viven…

    Y de «tocarte para siempre» la luz y las puestas de sol

    Y qué decir de la «arrogancia» de niños y nativos. Es impresionante la dignidad con la que miran. Hay pobreza sí, pero nunca miseria

    Many Thanks, my little mammy

    lolah
    18 abril, 2011 a las 9:05 pm
  3. ¿verdad?
    Allí ves cómo funciona todo, cómo visten, cómo calzan, cómo se relacionan, cómo comen ….

    mamisima1
    18 abril, 2011 a las 8:49 am
  4. que hay mucha viajera que no comparte ejem ejem ejem !!!!

    mamisima1
    18 abril, 2011 a las 8:49 am
  5. Que puestas de sol, que colores, que miradas, me ha fascinado.
    He viajado muy poco, pero cuando salgo fuera una de las cosas que siempre me gusta de las ciudades que visito son los mercados, tienen un encanto especial, sus pescados, frutas, verduras y sobre todo su gente 😉
    De nuevo te agradezco y espero el próximo.

    pipipau
    17 abril, 2011 a las 9:07 pm
  6. de viaje,de fotografias y de todo lo que cuentas!!!…como me gustaria a mi ir alli!!!!….por dios,que alguien ponga mas viajes de éste tipo,para las que no podemos viajar (de momento)…

    Me ha encantado mamisima,enhorabuena!!!

    hebillitas
    17 abril, 2011 a las 8:49 pm
  7. guardo estos recuerdos con un calorcito especial que los conserva estupendamente sí sí sí!»!!

    mamisima1
    17 abril, 2011 a las 8:44 pm
  8. me alegro mucho mucho y más.

    mamisima1
    17 abril, 2011 a las 8:43 pm
  9. A mí es que me gusta que me cuenten viajes, si es con fotos mejor que mejor 😉 …. es que hace soñar!!!

    mamisima1
    17 abril, 2011 a las 8:42 pm
  10. porque lo relatas todo con una sencillez que embauca.

    Espero que esos recuerdos te queden grabados por siempre en el corazón y así poder compartirlo con nosotras como has hecho.

    Gracias guapa y besos.

    bombones
    15 abril, 2011 a las 10:35 pm
  11. Y ríete de Callejeros Viajeros y demás programas de viaje, comparado con lo que nos saldría a nosotras.

    Beatriz
    15 abril, 2011 a las 9:10 pm
  12. por haberme dado la poortunidad de conocer este sitio tan especial a través de tus ojos.

    Naidú
    15 abril, 2011 a las 9:08 pm
  13. en realidad me llaman la atención tantos y tantos sitios …. ainsssss, quién pudiera!!!!!

    mamisima1
    15 abril, 2011 a las 2:02 pm
  14. que el copyright es de Mr J y no comparte 😉

    Beatriz
    15 abril, 2011 a las 12:53 pm
  15. de viajar y los viajeros.
    Y cómo os entiendo (demasiado llevo ya en el dique seco de las aventuras, tantos como años ejerciendo la maternidad). No hay placer más grande que coger 20 mapas y tres reportajes para montarse un tour.
    Si es que no hay nada mejor que descubrir otras maneras de vivir, otra mirada. Tengo Africa pendiente.
    Suspiro recordando el viaje que hicimos a Guatemala, triscando selva y pueblitos de fuera del mundo. Ayynss ¡qué tiempos !

    Beatriz
    15 abril, 2011 a las 12:52 pm
  16. A mí es que me encanta ver fotos, es algo que no puedo evitar (de bodas y eso nop, de viajes ;)) si me tiro horas viendo el canal Viajar, me trago todos los «viajeros» que echan en todas las cadenas (en alguno he visto a conocidos míos) me compro revistas, viajo por la red lo que no está escrito ….

    mamisima1
    15 abril, 2011 a las 9:46 am
  17. Dios de mi vida, a dónde vamos a llegar……….

    Me estás animando a poner alguna foto chula de un viaje 🙂

    kayak
    15 abril, 2011 a las 9:43 am
  18. porque hay imágenes en las que nadie diría que había tanta luz, ya que el cielo queda enblanquecido …. saturando un poco el color recobran la vida que allí había ;).

    Marruecos es otro viaje para contar con imágenes mira!!!!

    Nunwgi tiene secuestradas las mejores puestas de sol del mundo, sí. Ni Bali ni leches. A la orilla del mar, atardece, a la orilla del mar dormías … uffff … qué paz …. con tambores de fondo ….

    mamisima1
    15 abril, 2011 a las 9:39 am
  19. Mira uqe no soy yo de cenizas ni cementerios precisamente, pero cuando me explicaron cómo lo vivían, cómo en fechas especiales iban a celebrar a su lado con alguna bebida y comida para hacerle participar de la festividad … sentí que aquello era bonito.

    mamisima1
    15 abril, 2011 a las 9:37 am
  20. Y que foto tan preciosa la primera que has colocado – me encanta la saturación del color. La del mercado de pescado me recuerda a la lonja de Essaoira (Marruecos), donde me pillé la gastroenteritis más esperpéntica de mi vida. Eso si, adellgacé 6 kilos y me quedé echa una sílfide…

    Que maravilloso viaje. Hay que ir a África, todo el mundo que ha estado se ha enamorado de ella. Snif. ¿Cuándo, Mamisima, cuándo podrmeos ir y coger el autobús a Nunwgi??

    kayak
    15 abril, 2011 a las 9:36 am
  21. y tantas y tantas cosas … incluso para amar a tu terruño también, cuando vuelves a él, poruqe descubres desde fuera algunas de sus bondades escondidas.

    mamisima1
    15 abril, 2011 a las 9:36 am
  22. no suena tetrico cuando piensas que asi estaran siempre a tu lado las personas que quieres.muy buenas fotos, gracias por compartirlo con nosotras.

    abygaila
    15 abril, 2011 a las 9:30 am
  23. es tan importante conocer mundo, para sacudirnos la mediocridad, la monotonía, y el mal entendido apego al terruño! Para darnos cuenta de lo grande y diverso que son el mundo y sus gentes, para abrir bien los ojos, para aprender, para darse cuenta de lo poco que sabe uno y de que hay vida más allá de nuestra aldea

    Arantxa
    15 abril, 2011 a las 9:27 am