PIOJOS, REAL COMO LA VIDA MISMA

Para aquellas madres desesperadas que se han llevado las manos a la cabeza cuando han visto en la cabeza de su hijo un visitante con seis patitas llamado piojo y a sus huevecillos, las preciosas y maravillosas liendres. Para aquellas madres desesp...

Para aquellas madres desesperadas que se han llevado las manos a la cabeza cuando han visto en la cabeza de su hijo un visitante con seis patitas llamado piojo y a sus huevecillos, las preciosas y maravillosas liendres. Para aquellas madres desesp…

Para aquellas madres desesperadas que se han llevado las manos a la cabeza cuando han visto en la cabeza de su hijo un visitante con seis patitas llamado piojo y a sus huevecillos, las preciosas y maravillosas liendres.

Para aquellas madres desesperadas, que aun habiéndolo intentado todo, ven cómo en siete días el cuero cabelludo de su hijo se convierte en un escrache de piojos contra la república independiente de su casa. Manifestación pacífica de piojos pero que joden un huevo.

Para aquellas madres desesperadas, que han puesto la casa patas arriba, lavando almohadas, fundas de almohadas, cojines, fundas de sofá, de butaca, peluches varios, abrigos, sudaderas,y aun así se han contagiado ellas con esa maravilla de la naturaleza.

Para las que han estado dos horas arrrastrando 55 liendres de cada pelo de una cabellera menuda mientras su pareja veía el partido o cosultaba su Ipad.

Porque como toda madre amorosa y entregada prevenís estas cosas, pero la fuerza del destino, como dice la canción de Mecano está en nuestra contra.

Ni la esencia del árbol del té, tan preventiva que era, ni el vinagre, ni llevando el pelo recogido,….claro, dicen los profesores, se quieren tanto que están todo el día cabeza con cabeza!

Para todas vosotras que todavía seguís sintiendo esos picores y no sabéis si siguen vuestros amigos en la cabeza o estáis obsesionadas. Para las que habéis ido a teñiros para matarlos, tal y como os han aconsejado, «porque el tinte mata a los piojos», y luego os habéis dado cuenta que vuestro tinte es natural y sólo el amoníaco los mata.

Para las madres que habéis tenido la suerte de no saber ni cómo son, ni lo que es una liendrera y para las que alguna vez habéis estado desesperadas, echad un vistazo a la página madrescontrapiojos.com, que encontraréis fotos, tratamientos caseros, farmacéuticos, naturales, y otros consejos que están muy bien y que a veces desconocemos.

Buscad Alicientes, con mayúscula, los piojos se han hecho resistentes, están mutando, pero nosotras somos más fuertes y no podrán con nosotras.

Y no olvides nunca QUIEN ERES

imagen asociada al contenido

Deja un comentario