Los niños duermen

Ahora que los niños duermen olvidémonos de que existen (no pasa nada), cerremos los ojos unos segundos y volvamos a abrirlos. La casa está ordenada, la ropa limpia y planchada, la cena en la mesa, con dos platos y otras tantas...

Ahora que los niños duermen olvidémonos de que existen (no pasa nada), cerremos los ojos unos segundos y volvamos a abrirlos. La casa está ordenada, la ropa limpia y planchada, la cena en la mesa, con dos platos y otras tantas…

Ahora que los niños duermen olvidémonos de que existen (no pasa nada), cerremos los ojos unos segundos y volvamos a abrirlos. La casa está ordenada, la ropa limpia y planchada, la cena en la mesa, con dos platos y otras tantas velas. Huele a gloria. No se oye más que la música suave de fondo. Abramos una botella de vino, sirvamos dos copas y disfrutar de la cena. El postre queda en vuestras manos.

No seamos perezosa, siempre hay un hueco para ti y para la pareja.

Deja un comentario

Últimos comentarios (11)

  1. Viviendo en murcia..ya q mi familia vive en barcelona..una suegra q cómo si no la tuviera..con 3 niñas..imaginense..desde q tuvimos a la 1 ya nada de cenas romanticas..encima la pequeña por costumbre..a media noxe siempre a nuestra cama..asi.que hay q programar a veces el reloj..anda que no estoy harta!!desearia irme a una isla desierta..con mojitos..al sol..el mar..en fín..ánda que me que me quedado soñando despierta..jejeje…

    juaniser
    4 abril, 2009 a las 1:49 pm
  2. si es que es un crack jajajajaja

    naidu
    31 marzo, 2009 a las 2:51 pm
  3. Si es que muchas veces ellos se toman las cosas con más naturalidad que nosotros.

    Tu hijo diciendo, y la pesada esta que no se acaba de ir, pero si nos vamos a volver a ver mañana.

    destres
    30 marzo, 2009 a las 11:37 am
  4. vino mi novi a buscarme y yo despidiendome del enano (dame un beso, te quedas con la yaya que te cuida), para que no se lo tomara mal el que me iba. Y va y nos salta:

    «anda, iros ya por ahí»

    asi que nos fuimos, claro jajajajaj

    naidu
    30 marzo, 2009 a las 11:34 am
  5. La verdad es que en casa es mucho mas dificil, pero como dice Dº estres mucho mas comodo… Ayer nos fuimos a cenar y los dejamos con los abuelos, y la cena genial y muy tranquilita pero luego, se me hace cuesta arriba el momento de ir a por ellos ya dormiditos, subelos al coche y llegar a casa tan tarde. Tendré que comprar algunas velas….para la proxima.

    paris
    28 marzo, 2009 a las 9:29 pm
  6. que no hacemos una cena en casa, es cierto que cuando pensamos en hacer algo, el peque quiere aguaaaa, o yo que se,

    Por eso preferimos salir a tomar aunque sea una tablita de queso.

    Como dice pitilla, mientras una se arregla, y sale a la calle, parece como si romppieras la noche,no se es una formade romper la monotonía

    susie
    28 marzo, 2009 a las 9:19 pm
  7. y aunque no hagamos mucha parafernalia de velas ni mucho plato elaborado, y, desde luego, no nos arreglamos. El dedicar un día a una cena especial, aunque sea unos patés o una tabla de quesos y un vino rico, ya hace que sea un momento estupendo.
    A mí me da más pereza organizar cómo «colocar» a los peques, arreglarme, pensar en lo tarde que se pueda volver, con lo a gusto que se está en casa, jeje.
    Mucho más rápido celebrar en casa que hoy es hoy y que estamos juntos.
    Besotes

    destres
    27 marzo, 2009 a las 10:26 am
  8. Hace por lo menos un años que no hago una cena romántica en casa… es verdad que si te quedas es como un día más, además me cuesta quitarme el cansancio de encima. Sin embargo si salimos, entre que me arreglo, o me pinto… parece que desconecto y cuando pongo el pie en la calle: Borron y cuenta nueva… parece que el día ha vuelto a empezar.

    pitilla
    27 marzo, 2009 a las 10:12 am
  9. Cuando los niños eran muy pequeños y nosotros casi recien casados, poniamos a los niños a dormir y haciamos un aperitivo super romantico en el salon: velas, vinito, jamoncito y queso….poniamos musica baja y nada, charlabamos como cuando eramos novios.

    Hoy en dia, no se porque, pero esa magia, en casa, no existe…y tenemos si o si salir de casa…porque cuando estamos en casa es como si aparecieran los «fantasmas» del hogar y no podemos desconectar.

    Y cuando salimos aunque sea a tomar un cafe…es fabuloso!

    besos,
    Varita Magica:)

    varita-magica
    27 marzo, 2009 a las 10:07 am
  10. Está claro que de vez en cuando hay que reservar algún ratillo para estar a solas con nuestra pareja, pero…. también es cierto que a veces pasa como dice Naidu, jajajajajajaj, que no nos podemos aislar del mundo, y mucho menos de nuestros hijos.
    Un besote

    destres
    27 marzo, 2009 a las 9:58 am
  11. cuando estás en mitad de la cena romántica y a punto de pasar al postre, en la habitación al fondo del pasillo, se oye una vocecilla (más bien un alarido)

    -Mamáaaaaaa ven que me hago piiiiiiiis.

    😉

    naidu
    26 marzo, 2009 a las 10:35 am