La tiranía de la moda

Ocultan. Muestran. Realzan. Incluso deforman. Las prendas de vestir han servido a lo largo de los siglos para todo ello y, en el caso de la indumentaria femenina, resulta especialmente cierto. En ocasiones, el juego sensual entre lo oculto y lo im...

Ocultan. Muestran. Realzan. Incluso deforman. Las prendas de vestir han servido a lo largo de los siglos para todo ello y, en el caso de la indumentaria femenina, resulta especialmente cierto. En ocasiones, el juego sensual entre lo oculto y lo im…

Ocultan. Muestran. Realzan. Incluso deforman. Las prendas de vestir han servido a lo largo de los siglos para todo ello y, en el caso de la indumentaria femenina, resulta especialmente cierto.

En ocasiones, el juego sensual entre lo oculto y lo imaginado da como resultado personajes tan fascinantes como las ‘tapadas’ del Perú virreinal, con su equivalente en las ‘cobijadas’ de Véjer de la Frontera o Canarias. Mujeres cubiertas de pies a cabeza que solo dejaban entrever una mínima parte de su rostro, a veces, incluso, un único ojo y de las que se ocupa una exposición temporal del Museo de América de Madrid. Unas ‘tapadas’ que fueron, por cierto, fuente de inspiración para el diseñador Juan Duyos en la Pasarela Cibeles de 2002-2003 con su colección “Tapadas”.

imagen asociada al contenido

Cartones de pecho, cotillas, corsés; verdugados, guardainfantes, polisones, miriñaques… Montones de prendas de busto y de cintura para abajo jalonan la historia de la vestimenta femenina, todas ellas destinadas a moldear el cuerpo de sus portadoras según el gusto y las circunstancias culturales del momento.

Probablemente uno de los elementos más llamativos sean los corsés, presentes desde ‘siempre’ en la búsqueda constante por la ‘cintura de avispa’. Los primeros, elaborados en hierro y acero, semejan sin duda a instrumentos de tortura; los posteriores, aunque más flexibles, con tejidos diversos y varillas vegetales o metálicas, tenían por objetivo igualmente la, supuesta, búsqueda de la belleza, delgadez y elegancia en el andar que se les atribuía. Ninguna mujer se libraba, ¡ni siquiera las embarazadas!

En los últimos años el corsé ha experimentado un auge entre el famoseo. Actrices, cantantes y famosillas lucen esta prenda hasta extremos imposibles… ¿O no?

imagen asociada al contenido

¿Qué opinas? ¿Encuentras ‘ponible’ hoy un corsé? ¿Te resulta atractiva la figura que produce? ¿Te horrorizas solo de pensar en vestirte con uno? ¿Crees que responde al imaginario masculino de mujer-mujer o piensas que estarías estupenda y sexy con uno?

imagen asociada al contenido

Deja un comentario

Últimos comentarios (65)

  1. Estoy deacuerdo contigo Musa, yo me pongo lo que me resulta cómodo y si se llevan los tacones altos y los corsés , que se los pongan otras .

    camisetassoyyo
    20 junio, 2012 a las 10:07 pm
  2. no tanto como divina, pero por lo menos el vestido me sienta bien. Lo que quería decir es que no lo hago por aparentar una talla menos, ni por comerme 20 platos en una cena. Solo por verme mejor con ese vestido concreto que tiene una forma tan particular 🙂

    naidu
    11 junio, 2012 a las 10:09 am
  3. Ya, es que las faldas de tubo son un ‘horror’, sale todo lo que tienes e incluso lo que no 🙂
    No lo critico, faltaría más! La opción está ahí y si hasta las supermegamodelos se la ponen, quizás, es que seguro que sienta fenomenal.
    Y tú estarás divina, fijo!

    musa-arte-para-las-hadas
    11 junio, 2012 a las 10:07 am
  4. solo para un vestido. Es con falda de tubo, y de cuerpo me está bien, pero de cintura para abajo no queda tan bien como me gustaría… así que la faja ayuda bastante.

    naidu
    11 junio, 2012 a las 10:04 am
  5. Y sí, es una temporada complicada. Quién no ha ido ‘calcada’ en ropa y complementos con una amiguísima con 14, 15 ó 18 años? O más… Y, además, el grupo tira muchísimo, estoy de acuerdo, ser demasiado ‘rarito’ está sancionado.
    Con la perspectiva del tiempo es fácil decir que lo importante es la personalidad, la seguridad en sí mismo, blabla, pero es que precisamente en esos tiempos cuando todo ello se va construyendo y en gran medida es con el grupo con quien se hace!!!
    Uf, qué temita… Tanta elección para al final ir como ‘todo el mundo’… Saludos a Barna alucinhada y un beso para ti!

    musa-arte-para-las-hadas
    11 junio, 2012 a las 10:04 am
  6. Estoy totalmente de acuerdo contigo, amiga Peonía, está bien ver lo que se lleva, lo que te gusta y, por supuesto, lo que mejor te sienta y de ahí, elegir.
    Que se llevan taconazos de andamio? Pues muy bien, a mi criterio son insanos y dolorosos, de modo que no me los compro. Que ‘se lleva’ algunas tendencias que están lejos de lo que me gusta y me sienta bien? Mala suerte, a elegir otras. Elección, no ‘arrastramiento’.
    Gracias, querida, me gusta que te guste 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    11 junio, 2012 a las 9:59 am
  7. creo que paso de la faja… Ni para comerme 3 platos, ni para aparentar que estoy lisa como una tabla (por los laterales, claro 🙂
    No sé, quizás es que no he tenido ni oportunidad ni ganas ni, de momento, lo necesito… O si no, creo que elijo otro vestido!

    musa-arte-para-las-hadas
    11 junio, 2012 a las 9:55 am
  8. para salir de noche. Yo tengo uno…. 😉

    alucinhada
    10 junio, 2012 a las 7:52 pm
  9. vuelven las fajas de antaño con mucho glamour que lo sepáis que os hace un cuerpo divino y vais a estar todas de lo más fashion

    alucinhada
    10 junio, 2012 a las 7:51 pm
  10. llevo corsé ortopédico por una escoliosis. qué horror!!!! pero me libré por hacer gimnasia a saco paco.

    alucinhada
    10 junio, 2012 a las 7:49 pm
  11. siempre es tirana. no hace falta querer ponerse un corsé para darse cuenta de eso…
    te tiraniza y te esclaviza sin que te des cuenta. quizás cuando ya eres más mayor puedes librarte un poco de esta influencia que nos arrastra… porque si no sigues la moda eres considerado un bicho raro fuera de los círculos guais del paraguai. sobre todo los más jóvenes: si no vistes así o asá no entras en los populares, te dejan de lado. esto lo veo en mis hijos, en sus amigos y compañeros de clase.
    ¿hasta qué punto podemos vivir fuera de la influencia de la moda?

    alucinhada
    10 junio, 2012 a las 7:45 pm
  12. y lo experimento en mis carnes que tengo adolescentes de los 2 sexos.

    alucinhada
    10 junio, 2012 a las 7:40 pm
  13. …aunque no todo y a ciegas, con criterio. Sometimiento y tiranía, jamás! Además yo creo que con la edad he ganado en confianza en mí misma y ‘ande yo caliente…’ que la vida ya es bastante dura como para auto-torturarnos! Muy interesante, Musa. Como siempre…;))

    peonia
    9 junio, 2012 a las 10:23 pm
  14. para la comunióen de mi hijo, se puso mi hermana uno estampado con una falda de vuelo corta y taconazo y estaba divina de la muerte, y pudo comerse los tres platos y el postre y además respirar y seguir monísima, que como dices resaltó su figura sin oprimir.
    Ahora el tema faja da para otro foro, te lo aseguro, otra tortura y tiranía de la moda

    cramos
    8 junio, 2012 a las 10:46 pm
  15. El nombre del modelo, y nunca lo he olvidado del alivio que me dio cuando me lo pusieron, porque no tenia collarín!!! Siempre hay que ver el vaso medio lleno, como Frida 😉 y me paseo en tanta, pero por la avenida Insurgentes mejor, jajaja

    kayak
    8 junio, 2012 a las 8:55 pm
  16. Se visten para gustarse a sí mismas, porque así se sienten bellas para sí y eso es algo que nos cuesta mucho de entender desde nuestra visión… A nosotros, por lo general, nos gusta gustar y ejercemos de ello con todo nuestro arsenal, grande o pequeño y que se compone de montones de ‘aditamentos’: ropa, complementos, maquillajes, blabla.
    Y siempre, para los otros, pues como en el dicho ‘lo que se vayan a comer los gusanos, que lo disfruten los humanos’ 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    8 junio, 2012 a las 7:22 pm
  17. Qué glamour…. 🙂 De hecho, cuando estaba elaborando el post me acordaba, como no, de la amiga Frida Kahlo y de algunos de sus retratos y desde luego no parecía muy feliz en su corsé…
    Espero que tú al menos estés bien!
    Ya te veo yo un día de estos divina de la muerte en tanga por el paseo del prado 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    8 junio, 2012 a las 7:18 pm
  18. en los que entrar entras, pero se marca toda la lorza… es necesario una fajita jajajaja (si, confieso, he pecado y la tengo… pero aun no la he usado).

    naidu
    8 junio, 2012 a las 1:10 pm
  19. Primero, quiero dejar claro que no estoy de acuerdo con la filosofía de la sociedad musulmana sobre la mujer.
    Dicho lo cual, quisiera comentar que es curioso el ambiente de libertad que se respira en la zona de las mujeres (obviamente sin hombres delante) en una celebración musulmana.
    Supongo que no será así en todas las familias y que dependerá del grado de fundamentalismo que ostente el patriarca. Pero yo he visto escotes bañera, faldas cortas (vale, no las que se ven aquí, tamaño conturón ancho, pero cortas) transparencias y ropa que no me hubiera imaginado jamás en una mujer árabe.
    Claro, me planteaba, y no es que tenga el concepto de vestir para un hombre, qué sentido tiene vestirse así para estar entre mujeres. Así que dándole vueltas, es una expresión de libertad porque es vestirse para una misma, y nunca mejor dicho.

    juanola
    8 junio, 2012 a las 1:08 pm
  20. Es una debilidad, me encanta esa mujer. Pero lo del corsé…. Una ha llevado durante dos años corsé ortopédico por una escoliosis y la verdad, es lo más incómodo que hay. Y no creo que el de Dita se diferencia mucho de mi Milwaukee……………

    Las tapadas, horror, horror, horror. Prefiero ir en tanga por la calle.

    kayak
    8 junio, 2012 a las 11:30 am
  21. debajo de la ropa… Qué lástima no? Y es que según nuestra percepción, las prendas lindas (y si además son caras!) hay que lucirlas y lucirnos con ellas.
    Claro que también, de nuevo, tiene un componente cultural importante.En su concepción primera, las casas árabes son bellas hacia el interior; la riqueza se muestra en sus patios, sus fuentes, su decoración y no hacia el exterior, cerradas y poco atractivas. Ejemplos, desde la Alhambra a los riads marroquís…
    Nosotros preferimos, además de hacia el interior, también mostrar el exterior, más expansivos, más hacia la galería (en el mejor de los sentidos).
    Ay, madre que me enrolloooooooooooooo. Un besote para ti delfinazul, gracias por comentar y dejar tu opinión y aportación.

    musa-arte-para-las-hadas
    8 junio, 2012 a las 11:24 am
  22. madre mía!!! He visto algún anuncio de A .Igartiburu con una faja, es esa de la que habláis? Muy apropiada como modelo, no? 🙂
    Me suena a viejuno, a polilla y a épocas pasadas… Fajas. Por favor!!!! Que vengan a rescatarnos!!!! O nosotras a nosotras mismas…

    musa-arte-para-las-hadas
    8 junio, 2012 a las 11:18 am
  23. Y aunque el debate se pueda dirigir hacia gordos y flacos, que también está ahí, claro, yo lo enfocaría más bien hacia la parte de sumisión-adaptación-tiranía que supone para el cuerpo de la mujer y por el hecho de serlo, llevar determinadas prendas.
    En todo caso, me sigue pareciendo pelín rígido el corsé, literal y
    figuradamente…
    Gracias por tu buena aportación!

    musa-arte-para-las-hadas
    8 junio, 2012 a las 11:16 am
  24. Ya de buenísima mañana (tarde ya!) entro para comentarte sobre tu retransmisión. Estoy de acuerdo contigo, creo, en que ir tapada es más tirano que ir descubierta, siempre que sea una opción libre… Porque, es libre ‘tener’ que ir comprimida por un corsé porque está de moda, porque hay que estar más flaca y más mujer?… No, creo que no.
    El corsé, por definición oprime, esa es la realidad, luego hay, evidentemente, variantes, de nuevo, algunos extremos (foto), otros más ponibles para la alfombra roja o verde fosforito. A ti que te gustan tanto las palabras, ya sabes lo que es ir encorsetada o el encorsetamiento…
    Un besote Cuentista-Contadora!

    musa-arte-para-las-hadas
    8 junio, 2012 a las 11:13 am
  25. Los negocois tienen que expandirse, y este es el momento (no lo digo con sorna, no; las grandes fortunas se amasan en las crisis, por invertir)
    Con la de ECIs e Hipercors deficitarios que se han construido y que Sanse siga sin el suyo. Manda…. muchos.
    Que la faja esa es la bomba, te deja la tripa plana como cuando eras soltera y no-madre y reduce los muslos un montón. Sólo tiene una pega: que da un calor de muerte, ahora en verano 😉
    ¿Imagináis la foto de Elle Mc Pherson del otro día, en braguitas, con la faja Spanx?

    juanola
    8 junio, 2012 a las 11:04 am
  26. una sentada delante del Ayuntamiento para que me abran ECI, hombre ya. Que no puede ser que no conozca yo estas cosas. Y con este alcalde va a ser divertido, le va a encantar, y me va a hacer un caso bestial. Jajajajajajaja.
    ¡¡Queremos ECI en SS!! ¡¡Queremos ECI!! No podemos vivir sin las fajas de moda!! Yo quiero ser como Tamara… a ver si empiezo por la faja, y sigo por el bolsillo… el cerebro mejor me quedo con el mío, y la forma de hablar casi que también.

    berra
    8 junio, 2012 a las 10:52 am
  27. Comprime las carnes para que parezcan prietas y esbeltas.
    Hasta a Tamara Falcó pillaron llevándola, con un traje de esos de ceñido imposible, al bajarse del coche.
    Berrita, por no tener ECI 😉
    Y si Tamara la lleva, es tendencia fijo.

    juanola
    8 junio, 2012 a las 9:18 am
  28. Si que me parecen bonitos los corsés siempre sin exagerar, para
    momentos en que te apetezca verte diferente, una fiesta por ejemp.
    Me parece una pena que lleven ropa súper mona debajo de esos
    velos y ropajes horribles, la ropa esta para que se vea y sentirte guapa a todo el mundo le gusta, me parece a mi.Besos

    delfinazul
    8 junio, 2012 a las 7:44 am
  29. ahora se han puesto de moda las fajas jajajaja. En principio son para llevarlas por dentro, pero seguro que en nada saltan a las pasarelas y vamos todas enseñando la faja por la calle. Y si no, al tiempo jajajaja

    naidu
    8 junio, 2012 a las 7:41 am
  30. da muuucha grima.

    naidu
    8 junio, 2012 a las 7:37 am
  31. de moda? ¿Puede una faja estar de moda? Jajajajajajajajajaja, me has matado.

    berra
    8 junio, 2012 a las 7:26 am
  32. Uno de fiesta (super comodín, que permite armar varios trajes de noche distintos) y otro más de día, ideal con shorts y vaqueros. Pero están trucados y sólo ciñen por el pecho, para evitar shows ( única pega que les veo, que hay que moverse con cuidado). En realidad, si buscas bien, los hay que estructuran la figura y engañan sin oprimir.
    Peor es la faja esa de moda y mucho menos bonita.

    juanola
    8 junio, 2012 a las 5:10 am
  33. Ahora. Cuando mi cuerpo se desarrolló y tras ejercitarlo con la natación, entré en la minoría bendita (delgada y razonablemente curvilínea) y un nuevo mundo se abrió ante mi. Sobre todo, porque hasta hace relativamente poco, podía comer de todo y no engordar (ahora menos)
    Pero hasta entonces, fue tremendo, empezando por mi propia madre y acabando por las típicas monsergas del cole. Luego, dependiendo de tu propio carácter, ganas en seguridad si aprendes a aceptarte.
    Yo vuelvo a lo del principio. La moda es plural. Permite a todos sacarse partido, si se conocen y tratan a su cuerpo con cariño. Si con todo eso construyen su propio estilo,que es, en verdad, el arte de la moda, entre todos habríamos acabado con la famosa tirania.
    Y no es cuestión de si es mejor o peor ser gordo o flaco. Es cuestión de que en los dos lados tienes a los de alrededor comentando.

    juanola
    8 junio, 2012 a las 5:03 am
  34. sienta fenomenal simplemente teniendo una figura armoniosa, no es preciso romperse las costillas como la señorita del ejemplo porque es que a simple vista hace daño verlo. Ahora, entre eso y llevar toda esa ropa con el calor de nuestros veranos, me lo pones dificil, dificil.

    cramos
    7 junio, 2012 a las 10:16 pm
  35. Dos mujeres paseando, una super delgada y otra obesa, van degustando un cucurucho.
    ¿ qué ves? ¿no sale peor parada la obesa?
    Dos mujeres paseando, una super delgada y otra obesa, van comiendo una manzana.
    ¿qué ves? ¿te parece lo mismo o piensas que la obesa está a dieta y la otra simplemente merendando algo sano?
    Pueden tener las mismas razones para elegir ambos alimentos pero una de ellas no está condicionada en su elección ante los demás, haga lo que haga está bien, la otra no elige la manzana sólo porque le apetece, ¿o si?

    cramos
    7 junio, 2012 a las 10:10 pm
  36. ¡Uh uh uh!
    A mí el corsé me parece una prenda teatral no cotidiana, por lo que me parece genial para cantantes en conciertos, alfombras rojas, estrenos y presentaciones varias. No lo veo para ir de boda, ni de cena, a menos que sea un evento de esa estética.
    A mi me duelen más las tapadas que las encorsetadas. Hay más tiranía ahí Besos, Musa. Cambio y fuera.

    cuentacuentos
    7 junio, 2012 a las 10:10 pm
  37. ahí estoy Juanola, con las últimas neuronas del día a tope 🙂 Sí, claro, lo ideal es ser flaco, pero curvoso (o musculado, tú eliges). Y rubio (o moreno) y de ojos verdes (o marrones) y…
    Siempre ponemos muchas expectativas en los estereotipos y, disiento otra vez, hay mucha gente que va diciendo a los gordos que son unos gordos, o haciéndoles el vacío, que es, quizás, peor…
    Eres flac@ Juanola? Sufres? No lo hagas!! En serio, el mundo es tu reino! Al menos en este lado del planeta…
    Tres, cuatro, tres, cuatro, abandono por hoy. Mañana seguimos?

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 10:03 pm
  38. O era al revés? Jaja. Ahora que mencionas los tacones es otro de esos ‘artilugios’ que se han revalorizado en los últimos tiempos. Que sí, que molan, que estás muy atractiva, las piernas más esbeltas, bla bla. Y lo que machacan, qué?
    Claro que lo del chándal tampoco es lo mío 🙂 Pero te entiendo aprendiz y aprecio que veas que lo más lindo de alguien es que emane felicidad, besos para ti, aprendiz!

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 9:59 pm
  39. El cuerpo de la mujer ha sido (es?) objeto de ensayos y pruebas, deformantes, ridículas, dolorosas no pocas veces, de todo tipo de indumentaria a lo largo de la historia.
    Es cierto que en función del momento y lugar las formas de embellecerse son diferentes. Hay lugares en el mundo que eso implica no prendas de vestir, sino deformaciones corporales (mujeres jirafa, escarificaciones de mujeres africanas…)
    Complejo asunto el de la belleza también! Un abrazote Ostras, alegre de verte por aquí.

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 9:56 pm
  40. Tu comentario vislumbra en el fondo del armario un peazo corsé conjuntado con los taconazos. Pues estupendamente, que lo disfrutes y, porfa, mándonos unas fotos… Aunque sean con la imaginación 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 9:52 pm
  41. con el tema ropa para niñas-jovencitas: está absolutamente dirigido a cuerpitos ya sexuados, con formas, cuando la realidad es que, a veces, una nena de 10-12 años aún busca algo más ‘informe’. O no, pero que al menos sea de una talla normal, no para flacas. Por eso mencionaba lo de que la búsqueda de las ‘lolitas’ cada vez más pequeñas, con 8-9 años incluso, que me produce horror.
    Mi musi mayor, como comentaba, prefiere la ropa de chicos, amplia, informe, ‘despreocupada’ de entallamientos, volantes y ‘de moda’ y eso que no tiene precisamente problemas de talla grande…

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 9:51 pm
  42. es que en verdad los corsés no buscaban naturalidad, más bien todo lo contrario: una cintura irreal, estrechísima para que la ‘guitarra’ que dice Berra se acentuara aún más.
    Claro que la chica de la foto se muestra cuasi-desnuda y por ello se nota aún más la diferencia, pero era, en origen una prenda para ser llevada interior y luego, al exterior, con faldas y sobrefaldas, de modo que el contraste no sería tan brutal.
    En cualquier caso, da hasta grima ver esta cinturilla no?

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 9:45 pm
  43. Seguro que eres tú? Despachando el tema en dos líneas jaja

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 9:40 pm
  44. Estás demasiado gordo. Pero sí, estás demasiado delgado, y encima, esperan gratitud.
    Un endocrino me dijo un día que era más difícil engordar a un delgado que adelgazar a un gordo.

    juanola
    7 junio, 2012 a las 7:37 pm
  45. Y es que hay temas que dan mucho jugo y se deben exprimir.
    En este caso, respecto de nuestro desacuerdo, me refiero a que está extendida la creencia de que los delgados comen poco y mal, y es una agonía tener a media humanidad pendiente de lo que comes. Si poco, si mucho, si grasas… No se contempla nunca que se pueda ser delgado por naturaleza, no por malaalimentación. Hay que haberlo sufrido para entenderlo.
    Nadie le va contando las calorías a alguien con sobrepeso. Ni dando lecciones de nutrición. Porque lo que no se sabe tampoco es que los delgados tienen muchos complejos, y la gente se ceba, porque, en teoría, es lo bueno.
    Y es que sólo se tolera al delgado «imposible»: poco peso y muchas formas, que es el tipo más difícil de encontrar.

    juanola
    7 junio, 2012 a las 7:31 pm
  46. Que decir, que la mujer es mas guapa por tener un corse yo que soy del mundo del deporte siempre comento lo mismo entre alumnos/as para saber si una chica te parece guapa(físicamente) nada como verla en chandal y sin maquillaje…

    Cierto es que la mujer al final suele tener la peor parte,los tacones que rompen la espalda,los corses que no se ni como respiran…
    Al final lo que mas vale de las personas es su capacidad para trasmitir y hacernos feliz, así que yo me seguiré fijando en las chicas en chandal y sin maquillaje!

    un besazo Musa!

    aprendiz
    7 junio, 2012 a las 6:24 pm
  47. ¿donde metes en cuerpo???? Un corsé que ayude a realzar formas está bien, me puede gustar. Pero el de la foto deforma, no se ve un cuerpo natural.

    naidu
    7 junio, 2012 a las 3:34 pm
  48. Ay, Musa! La ropa desata pasiones, parece que el ser humano necesita adornarse para gustarse, gustar… Parece que la mujer siempre lleva la peor parte en este tema también, la parte más dolorosa al menos. Y es que siempre nos toca apretujarnos, como el apretujamiento de pies de las niñas chinas antiguamente…

    No quita que todo a todo el mundo le gusta «verse guapa/o) y «qué me pongo hoy ?» es la pregunta de todos los días…

    ostras1
    7 junio, 2012 a las 3:07 pm
  49. Para ser sincera, esta foto del corsé es extrema, pero reconozco que hay corsés preciosos que hacen que te sientas muy atractiva. Ya me estoy viendo paseando por casa con mi nuevo corsé y los zapatos de tacón….¡¡¡¡Imaginación al poder!!!!!

    analara
    7 junio, 2012 a las 2:27 pm
  50. totalmente de acuerdo

    olo-olo
    7 junio, 2012 a las 1:49 pm
  51. coincido contigo en que los delgados despiertan envidia y los gorditos, comprensión. Pasa como con los superdotados y los menos listos. Yo oí a una chica superdotada contar lo mal que se lo habían hecho pasar siempre porque por compasración , los demás siempre se sentían inferiores a su lado.
    Pero en lo de la ropa no estoy de acuerdo. Mi referencia son todas las hijas de mis primos, amigos y las hijas de mi hermana. Yo no tengo niñas pero veo lo difícil que les resulta encontrar ropa normal, sin forma, que no sea demasiado moda, que sea adecuada a su edad. Y ya de su talla, mejor olvidarse. Yo entre en la tienda que entre encuentro ropa para mis hijos. Es más monótona, pero muchísimo más fácil. Todos los nikis son iguales y los pantalones por el estilo. Sientan bien a todos los niños por igual.

    berra
    7 junio, 2012 a las 1:39 pm
  52. verdad Nai? Te imaginas vestida con él? Ay, que me estoy poniendo azul solo de pensarlo 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:37 pm
  53. yo no, es que el tema moda-género-sexo da para hablar muuuuuuuuuuucho, besitos ranarene!
    Y tú, te atreves con un corsé? 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:27 pm
  54. Mi opinión es la contraria: si te sobran kilos es tu culpa, no hay excusa y, por tanto, eso es inadmisible, el mundo es de los flacos!!!! Si eres delgado, sí puede ser de constitución y la diferencia entre alguien delgado y otro anoréxico suele ser evidente… Yo apunto porque esta explicación suele ser más habitual, si nos atrevemos a generalizar.
    Otro tema diferente es el que comentas luego, donde intervienen otros factores culturales, como que nos empeñamos (como sociedad) en tener ‘lolitas’ cada vez más pronto y en que, además, sean de cierta forma, influidos por los medios de comunicación y, una vez más, los estereotipos de lo correcto-bello y lo que no.
    Uf, hay tantas implicaciones en este tema… Continuamos entre todas? Abrazo, Juanola!

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:26 pm
  55. Me encantan tus posts!!
    Eres genial!!
    Me encanta leer además los debates que armas!! Eres la neta!!!

    ranarene
    7 junio, 2012 a las 1:23 pm
  56. absoluta y profunda de la libertad, con condicionantes siempre (resulta imposible liberarse por completo) de la dictadura de la moda femenina y de los cánones establecidos.
    Me apunto tu libro, Lolah, gracias a ti por comentar y ser tan clara.

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:21 pm
  57. Oé-oé-oé

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:19 pm
  58. Cuando mi musi mayor, de 10 años hoy, tenía 3 ó 4 meses fui a comprarle ropa a Zara, no recuerdo si unas camisetas o qué. El caso es que la dependienta me dijo ‘¿niño o niña?» Me quedé estupefacta, no quería ropa sexuada, quería unas camisetas para un bebé!!!!!
    Y claro, luego te ‘acostumbras’ a que tiene que ser así, pero en su momento me rebelé. Quizás por eso aún sigue prefiriendo la ropa de chico a la de chica, jaja. Me imagino que en un par de años como mucho empezará a verlo de otro modo, o no y entonces es probable que me encuentre con los ‘problemillas’ que tú comentas, Berra…

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:18 pm
  59. las hiperocultas y tapadísimas que, cómo no hacer la analogía con las árabes que dejan asomar ropa de marca cara por debajo de gabardinas y otros ropajes, viven de cara al marido (opresor, añado) y las que ‘rebosan’ como la amiga Dita en la foto, que muestra una versión ‘apetecible’ para el exterior, para todos, no solo uno.
    Y sí, es cultural, pero, ay, cuanta represión se esconde bajo las construcciones culturales…
    Un abrazo y gracias por comentar Little pony!

    musa-arte-para-las-hadas
    7 junio, 2012 a las 1:13 pm
  60. el exceso de delgadez. Os diré que la gente es más comprensiva cuando te sobra que cuando te falta. Quizá porque el sobrepeso despierta más empatía que la delgadez, que es un problema más minoritario. Y por cierto, se asume el sobrepeso sin mecionar la obesidad, pero no la delgadez sin atribuirla a anorexia o bulimia, aún cuando hay mucha carne entre ellas.
    Sobre lo que comenta Berra más arriba, aún reconociendo que es cierto, quiero hacer constar el problema de verdad es que las niñas de 12 años se empeñan en vestirse como las modelos de veintitantos. Porque se llevan también las camisetas oversize, los pantalones hindúes, los vestidos largos, los bermudas, los piratas…pero no las quieren. Quieren ser top models, con ropa mini y talla 34. Es un tema de aceptarse y nada más. De no querer ser únicamente un estereotipo de una revista de moda.

    juanola
    7 junio, 2012 a las 12:39 pm
  61. completamente de acuerdo.

    Respecto a los corsés, me gusta cuando marcan, no cuando asfixian.

    naidu
    7 junio, 2012 a las 11:24 am
  62. Más que acuerdo contigo Berra Loba y con Inma er (que se suma!!!! y ya tenemos precedente jajaja!!!) : el corsé no es sino la expresión de un sometimiento (le dediqué mucho tiempo a ese instrumento de tortura en mi primer libro Piel de Ángel) y las niñas siempre tienen que comprarse tallas superiores a su edad o sufren cuando ven que no «entran» en la que sería su talla

    Ya es hora de que en pleno siglo XXI se acabe con esta tiranía

    Y gracias querida Musa por avisarnos de la Expo en el Museo de América ¡Qué bonito ha quedado tras la restauración!!!

    lolah
    7 junio, 2012 a las 11:22 am
  63. (pero no te acostumbres)

    inma-er
    7 junio, 2012 a las 9:59 am
  64. el título de este post, me ha venido a la cabeza una tiranía soterrada, disimulada, que viven nuestros hijos cada vez que se compran ropa. Más bien nuestras hijas. Y es lo siguiente: La ropa de los niños es enorme. La ropa de las niñas es enana. Y para colmo las niñas tienen que ir entalladitas y los chicos con todo colgando. Es lo que se lleva. Los pantalones cortos de los chicos son enormes y llegan por debajo de la rodilla, con nikis que tapan toda la cintura. Los pantalones cortos de las niñas tapan justito el culete y los nikis marcan cualquier michelín que ose aparecer e incluso los que ni existen. La edad marcada en la ropa de los niños sirve para vestir a niños de algún añito más. Pero no me digais que no es un agobio tener once años, ir a comprarte ropa y ver que necesitas la de 13 – 14 años. Y si tu hija no es una sílfide, esta es la realidad. Y con los trajes de baño, más de lo mismo. Bermudas enormes para ellos, bikinis minúsculos para ellas. Vale, esto pasa igual en los mayores. Pero es que ya crecemos con ese agobio y no hay derecho.
    Los corsés no me gustan. Marcar excesivamente la forma de guitarra de las chicas no me gusta demasiado. No es mi estilo. Y el corsé la exagera a más no poder.

    berra
    7 junio, 2012 a las 9:50 am
  65. jaja no en serio, a mi me encantan los corsés pero este es un caso extremo. Me parecen atractivos cuando realzan las curvas de una mujer pero esto es un poco demasiado apretado no?
    Además no se si será una leyenda urbana pero dicen que las mujeres de las que hablabas antes, las «tapadas» llevan ropa debajo muy sexy pero solo para que las vean sus maridos. Esto me parece TAN MACHISTA… prefiero que una mujer vaya con un corsé elegante por la calle a que se la rebaje de esa manera yo creo.
    Bueno, los extremos nunca han sido buenos pero en este caso el tema de las mujeres tapadas me quema mucho… y sé que es su cultura pero me da pena.

    little-pony
    7 junio, 2012 a las 9:44 am