La elegancia del Erizo – To be read after july 8th!!

**** S P O I L E R S**** como me lo he acabado ya, y como me voy a meter de lleno en al menos otros 2 libros de aqui al final del plazo dado por VArita, voy a escribir ahora ciertas reflexiones sobre el Erizo pa...

**** S P O I L E R S**** como me lo he acabado ya, y como me voy a meter de lleno en al menos otros 2 libros de aqui al final del plazo dado por VArita, voy a escribir ahora ciertas reflexiones sobre el Erizo pa…

**** SPOILERS****

como me lo he acabado ya, y como me voy a meter de lleno en al menos otros 2 libros de aqui al final del plazo dado por VArita, voy a escribir ahora ciertas reflexiones sobre el Erizo para que no se me olviden.

***SINOHABEISACABADONOSIGAISLEYENDO****

Lo primero, me parece que el principal problema que tiene este libro, y que es lo que nos ha producido a todas un rechazo claro, es lapetulancia con que está escrito. Es un libro que califica solito a su autora de altamente pretenciosa. Es indiscutible que hay más de 100 paginas en las que hay al menos una palabra que no es de uso común y que la autora ha tenido que buscar en el diccionario. El uso de vocabulario ‘elevado’ es absolutamente disconforme con que la autora de uno de los diarios sea la señora Michel. Vale que le gustase la música clásica, la literatura rusa, o la poesía griega, pero es que eso no es suficiente para aprender un vocabulario así de enrevesado. Por lo tanto, primer fallo: prentencioso y arrogante. Y mucho.

Después, diría que que le sobran las 100 primeras páginas. Realmente, lo que hace mínimamente interesante la historia es la llegada del señor Ozu, que se produce en la pagina 150 mas o menos, por lo que con otras 50 anteriores descriptivas de la situación nos hubiera bastado. Esta tesis se refuerza con el hecho de que la historia de la hermana de Renée, clave para el desenlace final, sólo se nos cuenta a falta de unas 50 paginas para el final. O sea, de nuevo pretencioso. ¿Para qué sirven las primeras 100 paginas? Para nada. Para ponerte en contra de la autora y aburrirte soberanamente.

La niña, Paloma, es más soportable quie la portera, en mi opinión. Al ser superdotada y vivir en un ambiente social que le permite utilizar y escuchar expresiones de tipo filosófico existencialista en su propia familia, le da cierta credibilidad a su personaje., cosa que le falta a la portera. Hubiera preferido claramente que cumpliera su destino, porque eso la hubiera hecho más intersante a mi entender. Al final, todo el libro haciéndonos creer que es una persona ‘diferente’ y ‘especial’, y se raja en cuestión de dos líneas de la última página?? Inconsistente. Me decpecioné muchísimo con esa salida final. La señora Michel no ha cambiado la vida de Paloma. NO.

Ozu si me parece un personaje más consistente. Aun asi, tampoco me gusta la reacción final a la muerte de Renée. No se nos describe su consternación, su desolación… que sin embargo se nos cuenta pormenorizada unas páginas antes por el mero rechazo de Renée a su cena de cumpleaños??? No way. Un personaje que se presupone extremadamente sensible por su amor a la música clásica, a Tolstoi, al arte en general, que tiene el Requiem en el baño… y no reacciona a la muerte de su recién conseguida alma gemela!!!??? No está bien acabado.

En general, el libro aburre bastante porque pretende distanciar a la gente no culta, sino extremadamente cuklta, respecto al resto de los ortales, que somos justamente los que estamos leyendo el libro. Pretende decir que se es especial y claramente mejor, por el mero hecho de saber quien ha dirigido ciertas películas de culto japonesas. Pretende transmitir que los que no sabemos ese tipo de cosas no tenemos sensibilidad y en cierto modo, no merecemos vivir.

Y para mi lo peor:pretende hacernos creer que una portera de familia miserable que acaba en un magnífico palacio de París, es mejor persona que cualquiera de cuna noble que ha nacido en el edificio, no por sus actos de bondad, su generosidad, o su empatía (que no tiene con prácticamente nadie), sino… porque lee a Tolstoi, ve cine japonésy escucha a Mozart!!! No hombre no. Clasista e injusto. NO.

En resumen: no me gusta la gente pedante. Pero nada de nada, y en nigun sentido. Y esta autora, destilapetulancia.

Deja un comentario

Últimos comentarios (6)

  1. Aunque esto es un debate que tiene ya más de un año, pero es que me he acabado La Elegancia del Erizo ayer. Y a mi si me ha gustado!

    Le veo los defectos que dice MermelHada, pero yo lo achaco simplemente a que ¡es una novela francesa! Y, últimamente, la novela francesa es así. Que digo… ¡Los franceses son así! Dentro de esto, me parece mucho más pedante Michel Houllebecq, por ejemplo, con todo lo que se le jalea.

    A mi me parece que lo que se ha planteado en el libro no es que los personajes «culturetas» sean mejores o peores que los otros, sino que tienen más frialdad, más distanciamiento para ver los defectos de la humanidad que les rodea. Magistral me parece el personaje de la madre de Paloma y sus tres horas al día regando plantas. En cualquier caso, los protagonistas no me caen bien, especialmente Paloma me parece una imbécil, pero eso no quita que haya disfrutado con las reflexiones que la autora hace sobre la Belleza, el papel del Arte como redentor de la «animalidad» del ser humano. A mi, aunque no lo comparta ni sea capaz, me encanta que haya gente capaz de emocionarse ante un bodegón de ostras, hasta el punto de dedicarle 5 páginas. Me hace aprender.

    En fin, para mi, un libro sensible, para disfrutar, aunque frío, excepto por el señor Ozu y la asistenta portuguesa.

    kayak
    27 septiembre, 2010 a las 3:34 pm
  2. Que como libro filosófico es muy pobre, y como novela es pretenciosa porque pretendiendo ir de profunda se queda muy en la superficie.
    No me parece muy bien estar comentando el libro antes de tiempo, lo siento chicas. No me he podido aguantar, pero es que me voy antes de la fecha y tengo ganas de participar con algún libro…

    berra
    29 junio, 2009 a las 12:36 pm
  3. En ningun momento digo que me parece ‘inconcebible’ que una portera lea a Tolstoi, vea cine japonés o escuche a Mozart. Lo que he dicho, es que me parece clasista hacernos creer que eso le hace mejor persona que a los demás. Pero vamos, seamos serios: tampoco es que me parezca creible como hipótesis, la verdad… Y si, creo que la discriminación cultural en este libro es una forma de clasismo.

    Tampoco creo haber dicho (y si se interpreta así, error mío) que este sea un ‘libro que aburre’, sino que las primeras 100 páginas sí lo consiguen, y para mí, sobran en gran medida. Así que no puedo aceptar la premisa de que el único problema que tiene el libro sea ese, porque me parece que he dado muchos más motivos y en mi opinión, bastante más interesantes, de crítica hacia el mismo. De hecho, a mi no es que me aburriera, sencillamente no me gustó nada su planteamiento, su nudo, y su desenlace. Si pretende ser un libro de pensamiento filosófico, de los que he leído alguno, chirría la segunda parte. Si pretende ser una novela, de las que he leído cientos, chirría la primera. Esa es mi principal crítica.

    Precisamente por eso, no comparto que el único defecto que puede tener es dejar en el aire preguntas como qué es la vida, si merece la pena vivirla, cómo y porqué… precisamente ese es para mí quizás, el único atractivo del libro. La respuesta a esas preguntas no la tiene nadie, pero me parece muy atrayente que surjan en la mente del lector. De hecho, me encanta la filosofía, y aunque conozco el dilema del erizo, confieso que Schopenhauer no está entre mis autores de cabecera….

    p.s- Eduard Estivill resulta pedante. De acuerdo en eso. Saludos!

    mermel-hada
    29 junio, 2009 a las 12:24 pm
  4. Mermel Hada, me parece exagerada tu reacción de ante una novela cuyo único pecado ha sido aburrirte soberanamente. Por poner un ejemplo, que puede que ni siquiera venga al caso, me parece bastante más pedante Eduard Estivill, que parece tener en sus todopoderosas manos las soluciones a los problemas educacionales de los tiernos infantes a costa de insinuar la histeria e incapacidad de todo tipo de madre ante todo tipo de situación. Al menos Muriel Barbery no pretende instruir a nadie. ¿Os habeis parado a pensar que puede que el hecho de ser tan prolija y densa en sus explicaciones pueda deberse a que conoce en primera persona ese tipo de experiencias y sentimientos?
    Puede que la novela no plantee una gran historia, pero si algún defecto puede tener, es el que supone dejar en el aire cientos de preguntas sobre qué es la vida, si merece la pena vivirla, cómo, por qué…
    ¿Conoceis «el dilema del erizo»? Dice que, cuanto más cercana sea la relación entre dos seres, más probable será que se puedan hacer daño el uno al otro. Esto se basa en la idea de que los erizos tienen púas en su lomo; si se acercan uno a otro, las púas de cada uno dañarán al otro.
    Y, ya la última pregunta ¿Porqué te resulta tan inconcebible el hecho de que una portera lea a Tolstoi, vea cine japonés y escuche a Mozart? ¿No es eso también clasismo? No todos los personajes de la literatura (ni de la vida) han de ser buenos, generosos y empáticos. Cada uno es como es.
    No, yo creo que Barbery no pretende dar ninguna lección, solamente contarnos su percepción de una forma de ver la vida. Pero una de tantas.

    chiflhada
    24 junio, 2009 a las 6:36 pm
  5. Muchas gracias por el aviso. La verdad es que todavía no he llegado a la página 100, pero es que de verdad no puedo con él. A mí me encanta leer, pero ahora la verdad es que no tengo mucho tiempo y cuando llego a la cama que es cuando más he leído, se me cierran los ojos, si ha esto le añadimos que es un libro muy, muy espeso, es que no me leo un capítulo diario.
    Éste desde luego, voy a dejar de leerlo y con vuestro permiso empiezo con el «club del viernes».
    Besitos 😉

    luniva
    23 junio, 2009 a las 11:12 pm
  6. Madre mía!, no he leído ni la mitad del libro pero no me he podido resistir a leer tu comentario sobre él. Lo más curioso es que con las páginas que llevo coincido completamente contigo. Yo fui una de las que votó a favor de él dejándome llevar por los comentarios positivos del chat y, francamente, no entiendo como podía haber gente que ya lo hubiera leido que recomendara su lectura. Dejo una pregunta en el aire ¿a caso son iguales a los personajes que describes?, te aseguro que todas las noches leo, incluso puedo estar con varios libros a la vez, pero éste en concreto se me está resistiendo. Sospechaba que le sobraban páginas del principio, ahora con tu comentario confirmo mis sospechas.
    Muchas gracias Mermel Hada

    inma-er
    22 junio, 2009 a las 10:40 am