La adaptación en la guardería con los padres

Periodo De Adaptacion En Guarderia Con Progenitores En Septiembre comenzamos la guardería de mi 2º hijo que va a tener dos años y tres meses. Poquito a poco se fue quedando más contenta y se fue calmando… ahora, con dos años, está súper amoldada, allá se mueve a sus anchas, y cuando la llevo (que no son...

Periodo De Adaptacion En Guarderia Con Progenitores En Septiembre comenzamos la guardería de mi 2º hijo que va a tener dos años y tres meses. Poquito a poco se fue quedando más contenta y se fue calmando… ahora, con dos años, está súper amoldada, allá se mueve a sus anchas, y cuando la llevo (que no son…

Periodo De Adaptacion En Guarderia Con Progenitores

En Septiembre comenzamos la guardería de mi 2º hijo que va a tener dos años y tres meses. Poquito a poco se fue quedando más contenta y se fue calmando… ahora, con dos años, está súper amoldada, allá se mueve a sus anchas, y cuando la llevo (que no son muchos días, mas en ocasiones no tengo otro antídoto) se queda contenta (si bien hay días de todo, y cuando aprieta la mamitis” en ocasiones hay algún pucherito por el medio). Conforme fue cogiendo confianza fuimos incrementando el tiempo y a los 3 meses ya se quedaba si bien en ocasiones con alguna lagrima.

Estamos en ese proceso de adaptación en el que los progenitores entran a clase con los pequeños a fin de que se calmen y después muy silenciosamente, cuando piensas que está la mar de feliz jugando con todo género de artefactos, le afirmas que te marchas y entonces comienza el drama. A propósito, lo de la fotografía, seguro que la mayor parte son sonriendo, de este modo q seguramente esta sea la que la haga más gracia cd sea mayor! Mi sobrina termina de iniciar este año el cole sin haber pasado por la guardería y ni un lloro oye.

adaptation_3_24_months

Con Peque empezaremos el 1 de octubre en una guardería nueva, donde he visto al personal considerablemente más implicado en el cuidado y también integración de los pequeños, aparte de tener mejores instalaciones. La idea de llevarle a la guarde (tres horas, como ) es a fin de que al año próximo, cuando comience el cole, no le resulte tan duro (allá deberá pasar, por lo menos, cinco horas). Si eso no lo logran, le quitaremos de la guardería y se va a quedar con los abuelos, si bien espero que este año vaya mejor, por el hecho de que me semeja mucho abusar de mis progenitores. Pues… pocos consejo más que el paciencia, y que la adaptación es eso exactamente.

Coks Feenstra, diplomada en sicología infantil, lleva desde el año mil novecientos noventa y cinco estudiando sobre el planeta de los múltiples y en mil novecientos noventa y nueve publicó el Gran Libro de los Gemelos. J. tenía ocho meses cuando comenzó a ir, poquito a poco, y nueve,5 meses en el momento en que me incorporé al trabajo. Ahora deseo contaros nuestra experiencia en la adaptación al cole de mi hija pequeña A. que tiene 2 añitos recién cumplidos.

Yo veía meridianamente que para mi bebé de siete meses estar en una guarderia ería un dramón , conque buscando una solución descubrí la figura de la madre de día”. La adaptación ha sido a la carta: a nosotros nos ha funcionado comenzar la primera semana y juntos dos horitas, y la segunda semana estar tmbién un rato largo juntos para entonces dejarlo una horita al comienzo, 2 más adelante, y así….Lloró muy poco, y solo el primer día que lo dejé de ocho-16h, que es el horario que trabajo en nuestros días. Mi peque comenzó la guardería el quince de septiembre y estaba a una semana de cumplir un año. Se lo que es una adaptación, he vivido muchas, mas desde la otra cara, la de educadora.

Por otra parte está esa creencia, desde mi punto de vista, falsa de que los pequeños comiencen la guardería justo el curso ya antes de empezar el instituto, o sea, con dos añitos. Los dos años, horribles, conforme muchos califican es una edad de cambios, una edad complicada, en la que los pequeños dejan de ser bebés y pasan a ser pequeños. Un pequeño con dos años no comprende por qué razón le dejas en unas manos extrañas, sin ti, fuera de casa. Un pequeño con tres años entiende que va a comenzar el instituto, entiende que volverás a por él, entiende que no le abandonas. Es desde los 3 años más o menos cuando comienzan a jugar unos con otros.

Adaptation_to_the_nursery

A los (prácticamente) tres años es muy posible que no hayan recuperado todavía la diferencia con pequeños nacidos a término. Lo complicado de esta situación es que por norma general el instituto atribuya estos inconvenientes a la adaptación en sí y no a la separación de los gemelos. Estos estudios fueron llevados a cabo en pequeños de cinco a siete años, edad en la que se comienza la escolaridad en los países en los que lo estudiaron, o sea Australia y también Inglaterra. En consecuencia, no es de extrañar que los múltiples de solo tres años padezcan retrocesos y ansiedad. Las adaptaciones la mayor parte de las veces son duras y jamás es la idónea para todos.

Es como cuando la OMS aconseja la lactancia materna mínima de 6 meses y la conciliación laboral… y después vas tú con ese cuento al empresario de turno que te tiene contratado, y ya vas a ver las risas que se echa a costa tuya. Con esto te digo que , desgraciadamente, debimos llevarla ya a la escuela infantil a los 5 meses y medio (y eso que ganamos, que cuántos hay que se ven en el compromiso de dejarles a las dieciseis semanas, cuando se termina la baja maternal), con lo que las circunstancias son muy, muy diferentes. A. tamb comenzó la guarde (en su caso tamb escuela infantil) el último año y la adaptacion fue eterna.

Deja un comentario