Tortilla de salmón y quesito

Lo primero que quiero hacer es pedir perdón porque llevo unos días sin escribr ninguna receta pero es que he estado (de hecho aún estoy) en casa de mis padres y no puedo hacer tantas recetas ni tengo mucho tiempo (ni ganas) de escribir. Pero aquí ...

Lo primero que quiero hacer es pedir perdón porque llevo unos días sin escribr ninguna receta pero es que he estado (de hecho aún estoy) en casa de mis padres y no puedo hacer tantas recetas ni tengo mucho tiempo (ni ganas) de escribir. Pero aquí …

Lo primero que quiero hacer es pedir perdón porque llevo unos días sin escribr ninguna receta pero es que he estado (de hecho aún estoy) en casa de mis padres y no puedo hacer tantas recetas ni tengo mucho tiempo (ni ganas) de escribir. Pero aquí estoy para recuperar el tiempo perdido porque mis niños, obviamente, no han dejado de comer, jejeje.

Mis niños con sus yayos se lo pasan de miedo y comen cosas nuevas, sobre todo porque intento aprovechar la comida de los mayores para que prueben otros sabores. De ahí la receta de hoy, tortilla de salmón y quesito. Había sobrado un poquito de salmón ahumado y decidí que lo probaran. Cuidado las que tenéis niños muy pequeños porque no sé si podrán comer ahumados, mejor preguntarle al pediatra antes.

Qué he necesitado?

1 huevo por niño

1 trocito de salmón ahumado

1/2 loncha de queso por niño

Cómo lo he hecho?

Tan fácil como hacer una tortilla. Lo primero es cortar el trocito de salmón ahumado en trocitos pequeños y finitos. Después, he batido los huevos con muy poquita sal. Al terminar he puesto el salmón y el queso a trocitos.

En una sartén pequeña he cuajado la tortilla como siempre. Y se la he servido en trocitos pequeños.

Otras ideas y sugerencias

Yo se lo serví a mis hijos en la cena acompañado por medio aguacate (un cuarto cada uno) con un poquito de aceite de oliva. El aguacate es muy nutritivo y aporta nutrientes muy interesantes para el organismo. Nunca antes les había dado y decidí probar.

La tortilla les gustó mucho, es un valor seguro porque les encanta. Se me ocurre que en vez de con queso en lonchas se puede hacer con quesito del caserío chafado u otro tipo suave para que lo puedan comer los más pequeños.

En mi casa no comemos salmón muy frecuentemente pero hay que aprovechar las ocasiones que se nos presenten para ofrecer nuevos sabores y texturas a los pequeños de la casa.

Estad atentas a los siguientes post porque tengo algunas nuevas recetas riquísimas y que han sido todo un éxito para niños y mayores.

Deja un comentario