Menús sencillos para las comidas de los niños

Estos días de cuarentena puede que preparar la comida para los niños se te haga un poco cuesta arriba. Además, hacer la compra online está siendo algo complicado porque hay muchísima demanda y porque algunos productos están agotados lo que dificulta cocinar algunos platos. Por eso te vamos a proponer cinco recetas con ingredientes que todo el mundo tiene ahora mismo en su despensa y de dificultad cero para que, incluso, puedas teletrabajar mientras cocinas. Anímate que es muy sencillo.

Pasta con salchichas y orégano

Ingredientes: Pasta, sal, salchichas, orégano, aceite de oliva virgen.

Preparación: Macarrones, espaguetis, tallarines… Elige su pasta preferida y llévala a hervir según las indicaciones de cada tipo de pasta. Mientras, en una sartén, pon un poco de aceite de oliva virgen dora unas salchichas (bien troceadas para evitar el atragantamiento de los mas pequeños). Cuando ya estén listas añadir orégano al gusto y reservar. Una vez que la pasta esté preparada añade las salchichas con el orégano y sirve en los platos. Para terminar añade un poco de aceite de oliva en crudo. Delicioso.

Un extra: Si tus peques ya no son tan peques puedes añadir un poco de cayena en el aceite de oliva al dorar las salchichas. Le aportará un toque picante muy rico al plato.

Garbanzos con jamón

Ingredientes: Un hueso de jamón, dos zanahorias, dos patatas, un bote de garbanzos cocidos.

Preparación: Limpia el hueso de jamón y ponlo a hervir durante 15 minutos (o hasta que creas que ha soltado todo su sabor). Añade las zanahorias y patas cortadas en trozos y deja hervir hasta que estén blanditas. Para terminar, añade los garbanzos y deja cocer dos minutos. ¡No te creerás lo sencillo y rico que es este plato! que además es perfecto para que coman legumbres si no tienes todos los ingredientes que se necesita para hacer un cocido.

Un extra: Para pequeños de uno a dos años haz su plato en puré para que puedan comerlo todo pero deja un puñado de garbanzos sin triturar para que empiecen a comer algo sólido.

Crema de calabaza (Thermomix)

Ingredientes: 500 g de calabaza, 1 cebolla mediana, 30 gramos de aceite de oliva, 400 ml de agua, sal, 100 ml de leche y 4 quesitos.

Preparación: Primero ponemos la cebolla partida en cuartos y el aceite y trituramos 4 segundos a velocidad 5. Bajamos el restos de las paredes y programamos 8 minutos temperatura aroma y velocidad tres. Al terminar, añadimos la calabaza en trozos y trituramos 10 segundos a velocidad 5. Rehogamos 10 minutos a temperatura aroma y velocidad 2. Ahora añadimos el agua, la sal y programamos 20 minutos en aroma y velocidad 2. A continuación, añade la leche y los huesitos y programa 3 minutos a velocidad progresiva 5-10. ¡La cena está lista!

Un extra: Puedes servilar con picatostes, un poco de nata, jamón serrano deshidratado en el horno…

Champiñones rellenos

Ingredientes: Una bandeja de champiñones enteros, un par de tomates, queso para fundir, orégano, sal.

Preparación: Mientras precalientas el horno a 200º lava los champiñones retirando los tallos. En una tabla, corta los tomates en trozos pequeños y rellena con ellos las cabezas de los champiñones. A continuación, añade un poco de sal (al gusto) y queso para fundir (mozarella, queso de sandwich, Gouda… vale casi cualquiera que tengas a mano). Para terminar espolvorea un poco de orégano y llévalos al horno durante 30 minutos o hasta que veas que el queso está dorado.

Un extra:. El resultado es una guarnición súper sana de verduras con olor a pizza que les encantará.

Huevos rellenos

Ingredientes: Huevos, pavo en tacos, mayonesa.

Preparación: Cuece los huevos (tantos como vayas a necesitar en función de cuántos comensales seáis). Mientras prepara tacos pequeños de pavo (también puede ser jamón de York). Cuando los bhuevos estén cocidos (10 minutos en agua hirviendo) pélalos y ábrelos por la mitad. Retira las yemas y ponlas en un platos con los tacos de pavo y un poco de mayonesa. Remueve hasta que quede un relleno homogéneo. A continuación con una cuchara de postre rellena las mitades de los huevos y dales la vuelta. Para terminar, pon un poco de mayonesa por encima. Fácil, ¿No?

Un extra: Si tienes, puedes poner una cama de lechuga o canónigos bajo los huevos.

Deja un comentario