La importancia del calcio en los más pequeños

Durante los primeros años de vida, los bebés se encuentran en una etapa importante de crecimiento, por eso tienen unos requerimientos nutricionales más elevados por kilo de peso que los adultos.

Durante los primeros años de vida, los bebés se encuentran en una etapa importante de crecimiento, por eso tienen unos requerimientos nutricionales más elevados por kilo de peso que los adultos.

La introducción de vitaminas y minerales, como por ejemplo el calcio, es esencial para un desarrollo normal de los huesos del bebé. También es necesario para otras funciones del organismo, relacionadas con los músculos y los nervios.

 Durante la infancia, los más pequeños tienen la oportunidad de desarrollar unos huesos fuertes y resistentes. Es por esto que, la ingesta de calcio a medida que el bebé va creciendo, va creciendo también. Es decir, en la etapa de los 0 a 6 meses la ingesta diaria recomendada de calcio es de 400 mg/día, mientras que, de 1 a 3 años es de 600 mg/día (FESNAD,2010).

El calcio es un mineral esencial para el organismo, ya que este no es capaz de sintetizarlo de forma natural. Por esto, es importante no solo fomentar la actividad física sino también tener una alimentación rica en este mineral. Si no se cubre la ingesta de calcio recomendada, el organismo se ve obligado a extraerlo de los huesos y estos con el tiempo se verán debilitados.

Principales fuentes de calcio en la alimentación infantil

El calcio, es un mineral que se encuentra en muchos de los alimentos que se toman a diario, sin embargo, en la alimentación infantil, una de las mayores fuentes proviene de la leche y derivados lácteos, alimentos fáciles de incorporar y asimilar por los bebés.

Un vaso de leche de vaca aporta alrededor de 300 mg de calcio, sin embargo, no se recomienda la introducción de este alimento, en edades tan tempranas. Por este motivo, en el mercado existen actualmente alimentos adaptados especialmente para la alimentación de los más pequeños, que ayudan a completar su alimentación y se pueden introducir a partir de los seis meses.

Una tarrina de postres lácteos infantiles, como YOGOLINO de Nestlé, puede cubrir hasta un 38% de los valores de referencia de calcio, que ayudan a alcanzar la ingesta diaria recomendada, convirtiéndose así en un alimento adecuado para el desarrollo de los más pequeños.

Deja un comentario

Últimos comentarios (2)

  1. El multi frutas EL MEJOOOORRRR!!!! Me lo pido! Pooorfi! ¿harán un tester de este? ¡Que ganas!

    dream-catcher
    8 febrero, 2019 a las 7:55 am
  2. Mis niños lo toman les chiflan!

    hadafeliz1
    8 febrero, 2019 a las 7:32 am