Galette rústica de frutas

Una tarta deliciosa perfecta para el verano

Si estás buscando un postre rico y sencillo, para preparar sin mucha complicación, las galettes rústicas se convertirán en tu plato estrella. Puedes elaborarlas con manzana, albaricoques o melocotones, y casi con cualquier fruta de temporada.

De origen francés, estas tartas tienen una base de hojaldre o masa quebrada, que puedes preparar con un robot de cocina o comprar ya hecha. Si tienes siempre un paquete en la nevera, esta receta sencilla te sacará de más de un apuro, porque se prepara en un momento. Si quieres hacer tu misma el hojaldre, puedes seguir el paso a paso en esta receta de Marta Stewart. Necesitarás un robot de cocina y un rodillo para estirar la masa.

Para montarla no necesitas un molde especial, tan sólo disponer la masa en la bandeja del horno y poner encima las frutas en trozos de igual tamaño, dejando un borde de unos 3-4 cm. Pon encima un par de nueces de mantequilla (salada, si quieres un postre con nota) y termina espolvoreando un poco de azúcar, mejor moreno. Después, dobla los bordes hacia el interior. No hace falta que queden perfectos, es más, el aspecto natural da nombre a esta tarta rústica.
Sólo queda pintar el hojaldre con huevo batido antes de meter al horno a 180º unos 30-40 minutos. Puedes servirla templada, acompañada de una bola de helado de vainilla, o fría, si la has hecho con anterioridad.

Las tartas rústicas saladas también son deliciosas. Prueba a hacerla con pera y queso, la combinación es…¡espectacular!

Deja un comentario