Fairy Cakes. ¡Un cupcake diferente!

De los fairy cakes: Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC y colocamos la rejilla a media altura. Colocamos las cápsulas de papel en el molde y reservamos. Tamizamos juntos ...

De los fairy cakes: Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC y colocamos la rejilla a media altura. Colocamos las cápsulas de papel en el molde y reservamos. Tamizamos juntos …

Los Fairy Cakes, a pesar de su similitud con los archiconocidos cupcakes, son unos pastelillos con un auténtico sabor a fiesta, magia y celebraciones inolvidables. A los niños les encantan y harán de sus fiestas un momento inolvidable para todos. Son muy sencillos de preparar y, sobre todo, te aseguras la diversión si dejas que los más pequeños de la casa los decoren con mil bolitas, confetti y cristales de azúcar de colores.

Ingredientes

(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

(para 6 fairy cakes)

Para los fairy cakes:

115 g (½ cup) de mantequilla sin sal

115 g (½ cup + 1 cucharada) de azúcar superfino (caster sugar)

2 huevos (M)

1 cucharadita de extracto puro de vainilla

115 g (⅞ cup) de harina de trigo bizcochona (self-raising flour)

¼ cucharadita de sal

1-2 cucharadas (15-30 ml) de leche

Para el glaseado:

115 g (1 cup) de azúcar glass

1-2 cucharadas (15-30 ml) de agua

Colorantes alimentarios en pasta variados

30 g (1 oz) de chocolate con leche

5 g (1 cucharadita) de mantequilla sin sal

Decoraciones de colores variadas (nonpareils, cristales de azúcar, perlitas, flores…)

Elaboración

De los fairy cakes:

Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC y colocamos la rejilla a media altura.
Colocamos las cápsulas de papel en el molde y reservamos.
Tamizamos juntos la harina y la sal y también reservamos.
En el cuenco de nuestra amasadora o en un cuenco grande mezclamos la mantequilla junto con el azúcar a velocidad media-alta hasta conseguir una textura esponjosa y un color más pálido (unos 4 ó 5 minutos). Despegamos los restos de masa de las paredes y fondo del cuenco (este proceso lo iremos repitiendo conforme vamos añadiendo ingredientes nuevos)
Añadimos y mezclamos más despacio los huevos ligeramente batidos y de uno en uno; no añadiremos el siguiente hasta que el anterior no se haya integrado del todo.
Añadimos el extracto de vainilla y mezclamos hasta integrar.
Ahora añadimos la harina en 2 tandas y mezclamos lo justo hasta que prácticamente no quede rastro de ella.
Finalmente, agregamos la leche, una cucharada detrás de otra, hasta comprobar que conseguimos la consistencia deseada (algo así como el helado cuando empieza a derretirse).
Con ayuda de una cuchara de helado, rellenamos las cápsulas hasta ⅔ de su capacidad.
Horneamos durante 18-20 minutos o hasta que hayan subido y adquirido un tono dorado. Comprobaremos si están hechos cuando al insertar una brocheta (o cake tester) en el centro ésta limpia de masa o migas.
Una vez horneados, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en el molde durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de glasear.

Del glaseado:

Por un lado, colocamos el azúcar glass en un cuenco mediano, añadimos 1 cucharada de agua y unas gotas de colorante y mezclamos enérgicamente hasta obtener una pasta homogénea.
Añadimos poco a poco más agua y/o colorante hasta conseguir el color y la consistencia deseados; no ha de quedar ni muy densa ni demasiado líquida.
Por otra parte, derretimos juntos el chocolate con leche y la mantequilla.
Vertemos la glasa/el chocolate sobre nuestros fairy cakes (también podemos sumergirlos parcialmente —sólo la parte superior— en el cuenco con el glaseado) y decoramos.
Dejamos que se sequen hasta que la glasa o el chocolate solidifiquen y a celebrar.
Se conservan 3-4 días bien cubiertos a temperatura ambiente.

http://pemberleycupandcakes.com

Deja un comentario