Viajar con Niños: Juega a Caballeros y Princesas en Sigüenza.

Si tu o tus hijos no conocéis Sigüenza, es un plan de lo más divertido y cultural para ir a pasar un fin de semana en familia.

Si tu o tus hijos no conocéis Sigüenza, es un plan de lo más divertido y cultural para ir a pasar un fin de semana en familia.

A tan sólo 135 Kilómetros de Madrid, esta preciosa comarca de Castilla la Mancha se ha convertido en un autentico reclamo turístico por razones más que obvias.
A través de los siglos Sigüenza ha ido convirtiéndose en un lugar mágico: una cultura milenaria fruto de todos los habitantes y de su historia, unos paisajes todavía vírgenes, una comida con sabor, y gente próxima.
Una visita obligatoria es su Catedral, impactante por su mezcla de estilos góticos y románicos y su Necrópolis. Podréis viajar al pasado y soñar con caballeros medievales en el Castillo del S. XII,
Toda la familia podrá divisar como auténticos guerreros, el panorama completo de la ciudad, desde las Almenas cumpliendo perfectamente con su misión defensiva.
Una puerta en la muralla nos introduce en el patio de armas, donde la imaginación de los niños aflorará al ver todas las armaduras de la época creyéndose así, auténticos caballeros del medievo. En el interior destaca el impresionante Salón del Trono o el Salón Rojo, en el que impartían justicia los obispos. También dispone de una bonita capilla y una celda donde algunos dicen que vivió, hasta el momento de su destierro, Doña Blanca de Borbón, esposa repudiada por Pedro I el Cruel. Otras teorías suponen su residencia en una de las torres del castillo, que conserva su nombre y desde la que podía contemplar la ciudad y escuchar las campanas de las iglesias de Santiago y San Vicente. Su desdichada historia se escenifica cada año en las Jornadas Medievales.
Para los amantes de la naturaleza también hay plan fascinante como el de conocer el Parque Natural del Río Dulce. Forma una importante área de nidificación para el águila perdicera, la real, el alimoche, el buitre leonado, el halcón peregrino o el búho real.
Y después de una jornada tan intensa que mejor que ir a comer las tradicionales migas con chorizo y huevo frito. Un plato para que grandes y pequeños se chupen los dedos. Postres riquísimos y artesanales como las famosas yemas del Doncel así como los bizcochos borrachos.

Para dormir os recomendamos el Hotel Cardamomo Sigüenza que se encuentra sobre la impactante llanura y en la villa de Carabias a 7 Km. de Sigüenza. Este encantador hotel ofrece a toda la familia, una atmósfera de paz y serenidad para un descanso perfecto. Otra opción que nos encanta es El Parador, donde los niños vivirán la auténtica sensación de vivir en un castillo.

No lo dudes y ven a conocer Sigüenza, merece la pena!!
 

 

 

 

www.siguenza.es

 

 

Deja un comentario