Tren de la Fresa, una excursión de otra época

Viaja a bordo de un antiguo tren con vagones de madera

Una visita obligada para los madrileños y un plan genial para los que planean pasar un fin de semana largo en la capital. A solo 42 km. del centro, Aranjuez es Real Sitio y Villa, declarado Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Visitarlo en un tren antiguo, atendido por personajes de otra época, es toda una aventura para los pequeños de la casa.

El Tren de La Fresa hace un recorrido histórico, el segundo más antiguo de España. Fue el primer tramo de tren en Madrid, y unía la capital con Aranjuez, con parada en el Palacio Real para comodidad de los monarcas. Se inauguró en 1881, reinando Isabel II, y fue el comienzo de la historia del tren en nuestro país. Desde hace treinta años, en los meses de primavera y otoño un tren histórico recrea ese trayecto con la mayor fidelidad.

A los niños les encanta la locomotora, que les traslada a otra época, y los tradicionales vagones de madera de principios del siglo XX. El viaje comienza en la estación de Príncipe Pío, antigua Estación del Norte, y está amenizado por personajes con vestidos del siglo pasado, que ofrecerán fresas, a los viajeros.

Aranjuez es una excursión perfecta para hacer con niños, incluso muy pequeños. Los preciosos palacios están rodeados de jardines en donde pueden jugar y descansar. A los mayores les encantará conocer la historia y el interior de los Reales Sitios, unos palacios tan bonitos como los de los cuentos.

Con el itinerario Fresas con Nata, con nuestra entrada podremos visitar la villa a bordo del Chiquitren, un trenecito que recorre los principales monumentos y jardines. Imprescindible, volver de nuestra excursión con fresas y espárragos. ¡Los mejores de Madrid!

Deja un comentario