¿Qué tipo de pañales le pongo a mi hijo?

Tipos de pañales y ventajas o desventajas Llega un bebé a casa y tenemos que tener todo lo que necesita previsto: ropa, accesorios, cuna, carro de paseo… además de todo esto, necesita sí o sí pañales. Y he aquí que se abre todo un mercado de diferentes tipos de pañales, modelos, marcas. Y a los padres les...

Tipos de pañales y ventajas o desventajas Llega un bebé a casa y tenemos que tener todo lo que necesita previsto: ropa, accesorios, cuna, carro de paseo… además de todo esto, necesita sí o sí pañales. Y he aquí que se abre todo un mercado de diferentes tipos de pañales, modelos, marcas. Y a los padres les…

Pañales

Tipos de pañales y ventajas o desventajas

Llega un bebé a casa y tenemos que tener todo lo que necesita previsto: ropa, accesorios, cuna, carro de paseo… además de todo esto, necesita sí o sí pañales. Y he aquí que se abre todo un mercado de diferentes tipos de pañales, modelos, marcas. Y a los padres les entran las dudas por no saber realmente qué tipo de pañal elegir.

Pues bien, desde smartsalus.com queremos ayudaros a tomar esa decisión con esta pequeña guía de los distintos tipos de pañales que hay, así como ventajas y desventajas de su uso.

Tipos de pañales

Pañales de tela

Los pañales más tradicionales son los llamados “pañales de tela” o los ecológicos. La gran ventaja respecto a otro tipo de pañales es que son reutilizables y no se acumulan en la basura como otros. Esto significa que después de que estén sucios, se lavan en la lavadora y estarán listos para la siguiente vez que los vayas a necesitar. Por eso son algo más económicos.

Dentro de los pañales de tela, puedes encontrar diferentes tipos según la tela, el modelo…

  • Según la tela: de franela, de toalla…
  • Según la forma: plano, plegado, ajustado, con forma…
  • Otros tipos de pañales: Con cobertor / absorbente, rellenable, todo en uno…

Lógicamente han avanzado en diseño y modernidad. Los que más se utilizan ahora como pañal de tela son los absorbentes o rellenables porque ahora tiene unas telas biodegradables que se tiran al inodoro igual que si fuera papel higiénico.

Este tipo de pañal normalmente no suele irritar tanto el culito del bebé.

Como gran desventaja se encuentra el tener que lavarlos con el consiguiente gasto en detergente, agua, tiempo.

Pañales desechables

Frente a los pañales de tela se encuentran los desechables, que son los más usados actualmente. La gran ventaja que tiene con respecto a los otros es que no necesitan lavarse, sino que se tiran directamente a la basura. Por esto se ahorra en tiempo, lavado, detergente…

Los pañales desechables son más absorbentes que los de tela. Al ser más absorbentes, mantienen el culito del bebé seco por más tiempo que los de tela. Son más prácticos si no tenemos tiempo para dedicarnos a estar lavándolos cada día.

En cuanto a las desventajas que tienen es que van a la basura, con la consecuente acumulación de restos en casa, hasta que los tiramos al contenedor, por lo que no cuidan tanto el medio ambiente como los de tela, y que son más caros.

También hay diferentes tipos de pañales por tallas, desde la 0 hasta la 6, según el peso del niño. Las marcas comerciales lanzan cada vez nuevos modelos con añadidos que absorben más o protegen la piel del bebé con fórmulas especiales.

Ahora está en vuestras manos decidir qué tipo de pañal es el que queréis para vuestro hijo

Deja un comentario

Últimos comentarios (3)

  1. Mi madre que le ha tocado lavar "picos" para tres siempre ha dicho que la invención del pañal ha sido el invento del siglo. Creo que volver a los pañales de trapo es dar un paso atrás.

    empanhada
    4 abril, 2014 a las 10:18 am
  2. La verdad es que cuando estamos embarazadas todas tenemos muchos planes. Pero cuando nace el bebé el tema cambia. Acabamos yendo a lo práctico. Es fundamental centrarse en lo importante…. Yo tb los probé pero… acabé con los desechables.

    smartsalus
    4 abril, 2014 a las 6:49 am
  3. buf, los de tela los probé pero ya son un asco los desechables, con que estos, tener que meterlos en la lavadora…

    la-viajera-curiosa
    3 abril, 2014 a las 4:39 pm