¡Os invitamos a una noche de cena, copas y Cincuenta Sombras de Grey!

Como veis en CharHadas siempre estamos pensando en vosotras y deseando haceros algún que otro regalito. ¡Y qué mejor regalo que una noche inolvidable por Madrid con amigas con el mejor fin de fiesta de esta temporada: ¡el boom cinematográfico del año Cincuenta Sombras de Grey (13 de Febrero en cines)! Como...

Como veis en CharHadas siempre estamos pensando en vosotras y deseando haceros algún que otro regalito. ¡Y qué mejor regalo que una noche inolvidable por Madrid con amigas con el mejor fin de fiesta de esta temporada: ¡el boom cinematográfico del año Cincuenta Sombras de Grey (13 de Febrero en cines)! Como…

Como veis en CharHadas siempre estamos pensando en vosotras y deseando haceros algún que otro regalito. ¡Y qué mejor regalo que una noche inolvidable por Madrid con amigas con el mejor fin de fiesta de esta temporada: ¡el boom cinematográfico del año Cincuenta Sombras de Grey (13 de Febrero en cines)!

Como sabemos que os encanta salir con amigas (cuando los peques lo permiten) y compartir con ellas risas, confidencias y diversión, invitamos a 3 de vosotras con el acompañante que más os apetezca para una noche de cena, cine y copas con una limusina a vuestra entera disposición. Disfrutaréis de un pase de Cincuenta Sombras de Grey junto a otras hadas. ¡Ni el mismísimo Grey os trataría mejor!

cincuenta-sombras2

¿Cómo partipar?

Contadnos en un comentario si os habéis sentido alguna vez como Anastasia, la joven e ingenua protagonista de Cincuenta Sombras de Grey o habéis tenido algún amante que os haya sorprendido como el propio Grey. Los 3 comentarios más desternillantes, originales y ingeniosos tienen premio: una entrada doble para Cincuenta Sombras de Grey en Madrid, a donde iremos en una exclusiva limusina. Un plan que completaremos con cena y copas. ¡Qué planazo!

¡Animaos y participad! ¡Tenéis desde hoy hasta el 9 de Febrero para participar! Y para las más impacientes ya podéis comprar las entradas online para disfrutar de Cincuenta Sombras de Grey.

50-sombras-de-grey-cartel

Deja un comentario

Últimos comentarios (24)

  1. Universidad, esa etapa idílica en la que todos tus amigos, conocidos y familiares te aconsejan: aprovechala al máximo, será una de las más intensa de tu vida. Allí estaba yo, a mis 18 años en 1º de carrera de derecho. La 1º vez que vi a mi profesor de Civil me quedé embobada mirándole, el tiempo se detuvo, era como el chico protagonista del anuncio de perfumes que parece inalcanzable, pero más sexy si cabe, con su cazadora de cuero y su moto (debía ser una Harley, aunque no soy experta en el tema :P). No llevaba anillo (sí, lo admito, me fijé) y todo en él era perfecto: su pelo negro, sus ojos almendrados, su boca carnosa, su nariz elegante. babeaba por él ayss era sin duda mi Christian Grey particular, pero yo sólo era una alumna de 100 recién salida del colegio, sólo había dado un pico a un amigo y, durante años de mi universidad fue mi adonis, al menos me recreaba la vista, verle era un placer, escucharle también 🙂 fue mi amor platónico. Al final yo acabé de novia con un chico rubio, bajito y de ojos marrones jaja es lo que tiene la realidad pero con sus virtudes tambien claro 🙂

    paqui11
    8 febrero, 2015 a las 3:06 pm
  2. Hola!!no entro en el concurso,porque vivo lejos de Madrid,pero ya he reservado mis entradas a través del enlace que habéis puesto aquí….por lo tanto, me reservo mi historia!! 😉 😉

    maria1973
    7 febrero, 2015 a las 6:56 pm
  3. Sí, me llamo Patri yo era como Anastasia y lo he sido hasta hace 10 meses, cuando conocí a un chico que me abrió las puertas al mundo de las experiencias y el sexo. Ahora yo soy Christian Grey y él es Anastasia. Yo le manejo a él. Mi novio es muy sensible, cuando está nervioso se le pone voz de chica. Pero es buena persona y me trata con respeto. Y somos como el ying y el yang pero con los roles cambiados jiji mientras haya equilibrio, sirve, ¿no? 😉

    tortugaverde
    7 febrero, 2015 a las 5:26 pm
  4. Soy Anastasia totalmente, toda la vida he estado en un colegio de curas (de esos de los que todo el mundo critica por sus coches caros del parking del colegio). Tímida hasta decir basta,cuando me ponía roja se me notaba muchísimo porque normalmente tiraba a pálida, empollona de sacar todo sobresaliente y rígida como un palo con pánico a decepcionar a mi familia (aún lo soy, aunque algo menos). Enamorada platónicamente hasta los 18 años de un chico serio y responsable (como yo), y lo único que era capaz era mirarle de reojillo como una "pava" (perdonadme pero fue así). Y si le decía "hola" sin tartamudear me ponía contentísima. Tenía miedo de vestir demasiado sexy, así que no me sacaba partido, no llevaba ropa ajustada (las populares de la clase sí). Después he tenido 2 clases de chicos: el típico mejor amigo que me entendía y respetaba a la perfección que acabó saliendo con una chica que conoció en una discoteca. Y el chico que conocí estando unos meses fuera de España que me dió mi primer beso y que me hizo ilusionarme muchísimo (se acabó pronto). Ahora con 30 años que cumplo este mes tengo la esperanza de encontrar a mi Grey particular, y tengo la sensación de que aún me falta mucho por espabilar, pero la vida te va dando empujoncillos (o empujones a lo bruto) si hace falta. Así que aún me siento como Anastasia(pero sin un Grey que me vendría bien para que me enseñara unas cuantas cosas jeje).

    dulcehada
    7 febrero, 2015 a las 5:13 pm
  5. Una noche salí de juerga con una de mis mejores amigas para olvidar al último de mis ex, cuando nos encontramos con un un compañero de esta de la facultad y sus colegas. Nos unimos a su grupo y uno de aquellos chicos me conquisto. Alto, con grandes ojos verdes y labios carnosos. Bailamos reímos y llego la hora de la famosa pregunta: ¿ en tu casa o en la mía? Vivía sola pero se empeño en ir a la suya. Las escenas pasionales de hollywood se quedaban cortas, nos arrancamos la ropa por el camino y al llegar a su habitación nos lanzamos sobre la cama, q conseguimos rodar un metro de su lugar mientras gritaban os como locos. Se oía constantemente una tos fondo.-No te preocupes, son mi hermana y su novio. Así que seguimos como conejos hasta caer derrotados. El sol comenzó a entrar por la ventana mientras los ruidos se sucedían en el exterior de la habitación. Efectivamente no estábamos solos y clarisimanente esos ruidos no lo hacían su hermana y su novio. Apurado salio para comprobarlo, y si estaba toda la familia. Sospechaban q estaba acompañado y no iban a ponernoslo fácil, su madre decidió q era el mejor momento de colocar la colada en el armario, así q tocaba esconderse tras la puerta abierta del armario, con mis calcetines amarillo fosforito, de q más da si hoy no ligó ni de coña, asomando por debajo. Tras pasar el trago sin morirme de vergüenza la risa o la vergüenza, conseguimos salir de la casa sin que vieran más de mí, q mis preciosos calcetines y menos mal Xq con el tiempo se convirtieron en mis suegros.

    omachado
    5 febrero, 2015 a las 11:34 pm
  6. Yo he tenido la suerte de descubrirme a mí misma como amante….Y en ese "descubrimiento" ayudó a la par el que hoy es mi marido….. Si queréis que os cuente la historia, llamarme para ver la peli, pasear en limusina, cenar y entre copa y copa echar unas risas con mi fantástica historia….. Suerte a todas!!!! Y que gane la mejor….!!!
    Yo estoy segura de que iré a ver la película, de una manera u otra….
    Besicos para todas las hadas…Muackkkk!!!!

    hadabe
    5 febrero, 2015 a las 12:40 pm
  7. ya me hubiese gustado tener un grey en mi vida, pero nos conformaremos con lo que elegimos ingenuamente, de adolescente, cuando tienes las hormonas por las nubes.quiero participar en esas entradas.

    rociogm
    5 febrero, 2015 a las 12:34 pm
  8. La verdad es que muchas veces me he sentido Anastasia por la ingenuidad, aunque nunca he conocido a nadie como Grey la verdad, creo que he sido afortunada en el amor y he vivido experiencias a menor escala "por supuesto" pero super gratificantes.
    Me quedo con la bonita historia de amor de Grey y Anastasia en la que ella "le salva a él" y eso tiene que ser la historia personal de cada pareja en la que nos veamos identificados con los protagonistas, en mi caso y en este sentido me siento Grey pero también Anastasia.abrazos a tod@s

    pepote
    5 febrero, 2015 a las 11:34 am
  9. Yo 16 años…
    " Tiiiia he conocido a un chico que esta como un tren", amiga " siiiiii? cuenta, cuenta!" yo " tiiiiia estoy que no cago, no puedo comer, no veo el momento de verlo…es que, es que.." amiga " es que queeeee tía" yo " quiere que lo hagamos, y ya sabes que soy como Madonna en los 80′, Virgen tiia" amiga " yyyyy?? pues en algún momento tenia que ser!! usa conon tiiiiiaaaa que no quiero ser tía de verdad " .
    Después de…
    amiga "tiiiiiiaaaaaa que paso, te dolió?la tenían grande? disfrutaste? llegaste? cuéntamelo todo!!" yo " tiaaaaaa estuvo muy bien, muy bien, quiero mas quiero mas, que me ate, que me mime, quiero ser la madre de sus hijos!" amiga " que fuerte tiiiiiaaaaa, yo quiero que me pase lo mismo ya!" yo " si tiiiiaaaaa".
    A mis 36 años, quiero revivir el momento locura viendo a Grey en pantalla grande, por favor….
    Quiero ser Anastasia por unas horas!!

    dru-ky
    5 febrero, 2015 a las 11:23 am
  10. uhmm pero es que a esta mujer la inocencia la perdió en el momento que abrió la puerta….. Bueno yo … la verdad es que lo de las películas … no lo veo… me acuerdo de una que estábamos ahi "hablando del tiempo" y me acorde de mi…. ropa interior….. color carne… grandes y feas…. las braguitas claro… me lance a apagar la luz y me di un mamporro contra el suelo….. adiós "conversación" menos mal que me quera…. y me quiere….

    dunekrap
    5 febrero, 2015 a las 11:03 am
  11. Yo era tan pánfila en mi adolescencia, que mi primer beso no fue hasta los 16 años. Encima me lié con un chico francés que no hablaba nada de español. Entre el miedo que yo tenía, el que me decía cosas, y como no le entendía, yo me imaginaba que me estaba pidiendo "guarrerías", y yo solo le dejaba que me diera "piquitos"… creo que el chico se aburrió tanto de mí, que al final me dijo algo como je sui desole, au revoir (que ahora se lo que significa) y me dejo allí plantada.
    Cada vez que me acuerdo me imagino al pobre pensando… me he ido a ligar a la española más pava de la fiesta, jajaja.

    consuerte
    5 febrero, 2015 a las 11:00 am
  12. Hola a todas,
    Yo tuve un precioso romance con un hombre 13 años mayor que yo … cuando yo tenía 20!!!! En mi casa no estaba bien visto y mis padres me dijeron que se estaba aprovechando de mi y que teníamos que dejar esa loca relación. Pero siguió. Nos escapábamos fines de semana, me quedaba a dormir en su casa, etc, etc, todo esto sin que mis padres lo supiesen. Fue bonito, misterioso y atrevido. Pero se acabó.
    Pero sigo siendo un poco rebelde, enamoradiza y luchadora … y ahora mi marido en la actualidad tiene 12 años menos que yo!!! Esa es otra larga y bonita historia que dejamos para otro momento.

    Un beso a todas. Ojalá me pueda ir una noche de cine y copas.

    carmelalucia
    5 febrero, 2015 a las 10:53 am
  13. bueno, mi "pérdida de inocencia" fue con mi profesor de tenis… el típico ligón de gimnasio que tonteaba con todas las niñas y del que me enamoré como una tonta… y caí como una mosquita, con 16 añitos y él me sacaba 10… pobre de mí, al poco tiempo me entero de que no era la única, pero para entonces él ya hacía conmigo lo que le daba la gana!

    ensophada
    5 febrero, 2015 a las 10:31 am
  14. Mi experiencia mas emocionante pasó hace ya algún tiempo, en la época en la que mis relaciones eras mas esporádicas y aunque salia con alguien no era nada serio. Conocí a un chico ( del que nunca he conseguido recordar el nombre) guapiisimo , con unos ojazos azules para morirse , ( de hecho , como nunca supe su nombre lo rebautice con el seudónimo de "misojos") la cosa es que cuando estaba en algún local de copas con mis amigas, o con algún noviete de turno, en el momento que se me ocurría ir al wc, o a comprar tabaco (costumbre que ya he abandonado) era secuestrada , (si como suena), de repente se abría la puerta del almacén , o del servicio de caballeros o de otros lugares a los que no les eché mucha cuenta, y un brazo extremadamente sexy me cogía y me desplazaba al interior , donde un unos ojazos azules me recorrían de arriba a bajo y , pobre de mi( jijij) me dejaba hacer en sus brazos. Minutos después, y sin mediar palabra, era liberada y salia al local donde continuaba con mi noche como si no hubiera pasado nada.
    Lo cierto , es que dejó de pasar cuando conocí al que hoy es mi marido y dejamos de hacer tanta vida nocturna.
    Pero cada vez que me acuerdo de " misojos" se me eriza el bello,mmmm.

    mmartin998
    4 febrero, 2015 a las 4:43 pm
  15. Hace algún tiempo, viví una de las aventuras más emocionantes de toda mi vida. Llevaba encadenada en una relación desde hacía ya 3 años y todo era muy monótono pero creía estar enamorada. Hasta que un día mi novio estaba en una reunión y me dejó plantada con la cena en casa. Mi enfado me llevó a irme de fiesta y pasármelo en grande y en la distoteca conocí a un chico que le pasó algo parecido. Empezamos a hablar y terminamos en una charla de “tappersex” y nos decidimos a probarlos juntos, pero antes de ser infiel, llamé a mi novio y le dejéas cosas claras, terminando así nuestra relación. Actualmente llevo dos años con ese chico tan casual y mi vida está llena de adrenalina.

    mariahl.lucky
    4 febrero, 2015 a las 3:39 pm
  16. A mí me gustaron los libros por la historia original y me encantaría sentirme como Anastasia alguna vez, aunque he de reonocer que debo ser mucho más simple y no sé si disfrutaría con algunas de las cosas del libro, como por ejemplo… ¡volar en helicóptero! Del resto… ¡todo es probar y a lo mejor dejo de ser simple!

    laurabarroso83
    4 febrero, 2015 a las 11:21 am
  17. Pues yo siendo sincera y sabiendo que mi comentario no va a gustar y, por lo tanto no voy a ganar, tengo que decir que ni me he considerado nunca "Anastasia" ni he querido ni quiero un "Grey" en mi vida. Las razones son muy sencillas: no quiero estar con un hombre manipulador y que para estar con él tenga que cumplir una serie de normas (absurdas muchas de ellas).Lo principal en una pareja es quererse mutuamente con los defectos y virtudes que cada cual tenemos, está claro que siempre podemos cambiar "algo" de nuestra forma de ser pero no hay que hacerlo por imposición de la otra persona sino porque realmente se quiera.
    Yo por lo tanto, siguiendo mis propios ideales que he tenido siempre y tengo en torno a una pareja, no consiento que me manipule, anule como persona o me maltrate psicológicamente, entre otras cosas que es lo que hace a lo largo de los tres libros el "Señor" Grey; las comillas es por ponerlo finamente porque yo no le llamaría así a una persona que se comporta de ese modo y creyendo que con el dinero todo vale.

    noetata
    3 febrero, 2015 a las 10:44 pm
  18. Pero…Los Grey existen?
    Me pido segúnda!
    Jajajaja
    Si hubiera un Grey en mi vida no tendría ni rastro de Anastasia en mi.

    lucerin
    3 febrero, 2015 a las 8:35 pm
  19. buah q planazo!! la verdad que, perdida en la rutina diaria de cole-mocos-lluvia que nos está regalando este invierno, necesito un plan "picante" de chicas en vena!!!

    Yo la verdad que nunca he sido muy Anastasia, si acaso al revés, bastante lanzada y queriendo ser la que sorprende… aunque todo hay que decirlo, fue mi chico el que me estuvo "acechando" un tiempo y al final..caí con todas las de la ley!

    la-viajera-curiosa
    3 febrero, 2015 a las 5:27 pm
  20. Um poco ingenua y cortada,era con 16 años, ha esa edad de tonteo con chicos del Instituto, que no sacas nada en claro si no el hacer un poco el ridículo. Bueno, encontré mi "Grey", "mocetón" de 21 años, con experiencia en "asuntos del amor",siempre yendo de flor en flor. Cómo iba a pensar yo,que él se fijaría en mí,de tal manera, que haría lo que fuera por estar conmigo.Y lo consiguió!!! Fue mi primer "chico", enseñándome todo lo que había que enseñar.. Y así seguimos, 29 años después, con tres hijos en común.

    susanakakayo
    3 febrero, 2015 a las 4:32 pm
  21. Cuándo descubrí esta saga no podía quitarme un nombre de la cabeza. Tommy. El era un chico hiper guapo. De esos castaños claros, con ojos inmensamente claros, una sonrisa despampanante y una labia… De oro! El y yo nos conocimos por medio de un amigo suyo "ese amigo suyo era mi ligue por aquellos momentos". Yo antes de tener a mi hija y a mi actual pareja era una abejita que la encantaban las flores bonitas y frecuentaba muchas. Cuando mi ligue me presento a Tomi saltaron chispas, por no decir fogonazos!Hablamos toda la noche pero de esa forma que mientras hablas le miras y ves como te mira y te mueres por echarte a sus brazos. Pero yo iba con su amigo y soy una señorita tenía que comportarme como tal… Al acabar la noche e irme a mi casa estuve pensando en semejante chico guapo y en como volvería a verle. La verdad que el era amigo de mi ligue pero lo de mi ligue era una aventurilla. Nada mas. Cosas del destino pasados unos días recibí un sms en el cual decía: Sonsoles, bonito nombre, preciosa cara. Algo me decía que era el. Conteste y reconteste y claro que era el! Mi "ligue" le había dado mi número. No me sorprendió mucho ya que mi cara se lo debió de decir todo aquella noche y después de decirle lo majísimo que era su amigo, se lo olio. Así que Tommy le pidio mi número y mi "ligue" se lo dio. Entre sms y sms co Tommy envíe uno a "mi ligue" diciéndole la verdad y sin marear la perdiz. Tu amigo ha aparecido en mi vida y de momento no quiere salir de ella. Nunca me contesto, pero ni falta que me hacía. El sábado siguiente Tommy yo nos vimos. Allí hubo una tensión sexual digna del mejor libro de texto. Tommy y yo hablamos y hablamos y nos miramos y sonreímos y nos dejamos llevar… Hasta su casa. Sus fuertes brazos, sus labios, su manera de besar y su dulce cara hacían las delicias de cada poro de mi piel. Yo no sabía que el era tan fogoso y le gustaba juguetear tanto conmigo como con sus juguetes. Su cara de chico pícaro me decía algo pero aquello era una pasada. Quedamos y quedamos y yo vivía en una nube. Mi piel era otra, mis ojos eran dos soles recién salidos cada día y no podía parar de sonreír. El tiempo paso y yo descubrí el amor al lado de otra persona que hoy por hoy me aporta todo. Pero Tommy fue un gran kit kat en mi vida, la persona que me quito tapujos y me deshizo de todos los miedos y vergüenzas en la cama.

    sonsoles28
    3 febrero, 2015 a las 1:48 pm
  22. Si la verdad q si me he sentido identificada con anastacia por q jovencita con 18 añitos conocí al q es ahora mi esposo y vaya q si me enseño de todo!!al principio me ruborizaba de las cosas q me decía y hacíamos según fue pasando el tiempo aprendí y disfrutamos un montón descubriendo cosas nuevas!_lo único q le falta a michico es el dinero jeje suertee

    karinita
    3 febrero, 2015 a las 1:21 pm
  23. Cuando era más joven si era ingenua e inexperta pero un chico entro en mi vida y me enseño todo lo que me tenia que enseñar, al igual que le ocurrió a Anastasia. Me enseño como moverme en la cama, las posturas más excitantes, los juguetes eróticos (benditos juguetes!!!)… Sin embargo, este chico no tenia una lado oscuro como Christian (menos mal) ya que no hubiera poder seguido ese ritmo. Al igual que en los libros, yo estaba embelesada con él, pero luego fue el que más atado estaba a mi.

    ruxy-pk2ras07
    3 febrero, 2015 a las 12:56 pm
  24. La verdad es que he sido un poco ingenua y sigo siendolo,estudié en un colé de monjas,solo niñas y cuando salí,no me atrevía ni a hablar con chicos,si alguien me tiraba los tejos huía despavoridamente y a los comentarios subidos de tono y situaciones embarazosas las ignoraba. Alguna situación un poco comprometida me hizo correr los 1000 m lisos con récord incluido. Hoy estoy felizmente casada,menos mal que lo supere

    macioli--1
    3 febrero, 2015 a las 10:37 am