Dos planes de comida rica y saludable postnavidades

Tras la relajación de las fiestas navideñas, casi todos debemos poner un poco de orden en nuestra dieta y recuperar los hábitos perdidos después de un mes de auténticos excesos. Es el momento de recuperar los hábitos más saludables y además, te lo pide el cuerpo. Te proponemos dos nuevos restaurantes con recetas healthy para comer sin remordimientos.

Extra saludable

Crudo es un nuevo concepto de comida orgánica que aterriza en Madrid para facilitar una alimentación saludable a la vez que deliciosa a base de ingredientes cien por cien naturales. El chef Alejandro Casado presenta su nuevo proyecto en el que desarrolla variadas recetas que se adaptan a cualquier tipo de dieta ya sea vegana, proteica o paleo, contando con que todos los productos empleados en sus elaboraciones están libres de gluten y lactosa. Su carta incluye una selección de sabrosos platos de inspiración internacional en la que todo el protagonismo se lo llevan los pokés (en seis variedades muy apetecibles) y healthy bowls (donde la estrella es el Crudo Bowl con Mézclum y brotes, garbanzos, zanahoria, pepino, cebolla morada, maíz, nabo, tomates cherry, ceviche de atún, pipas de girasol y nueces).

En Crudo también apuestan por los zumos que se elaboran a diario y que mezclan frutas y verduras de temporada y 100% naturales sin añadir ningún tipo de conservantes artificiales ni azúcares para aprovechar a fondo lo que nos da la naturaleza.

Además, y desde su propia convicción personal de que nuestro corazón tiene que estar con el planeta en el que vivimos y entendiendo que nuestra propia salud depende de su energía y vitalidad, en Crudo únicamente se utilizan envases elaborados con materiales compostables rechazando con un no rotundo la utilización de plásticos innecesaria. (Precio medio: 12 €/persona).

El sushi siempre es buena opción…

Y comerlo en el restaurante Art&Sushi una de las mejores propuestas de la capital. La intención de sus nuevos dueños es ofrecer una experiencia diferente que va más allá de lo culinarios. Por eso de su carta gastronómica destacamos la calidad de la materia prima en el pescado o sus múltiples opciones de poke-bowl. Todo está buenísimo, pero además sus nigiris y sus uramakis son un gusto para el sentido de la vista.

Respecto al arte, cada mes cambian la decoración de sus paredes (los cuadros están todos a la venta) por lo que además de comer rico, podrás disfrutar de una visita a una galería de arte en la que brindan la oportunidad de exponer sus obras a pintores y fotógrafos de diferentes sectores. Por si fuera poco, los platos de postre los ha pintado a mano Andrea Zarraluqui, una de las mejores y más reconocidas en lo suyo. ¿Se puede pedir más? (Precio medio: 40 €/persona).

 

Deja un comentario