6 Formas para mejorar la relación con nuestros hijos

Trabajar en casa debería mejorar considerablemente la relación con mis hijos ya que, en principio, dispongo de más tiempo para dedicarles que cuando tenía un empleo convencional fuera de casa. Ahora pasan mucho más tiempo conmigo, puedo llevarlos ...

Trabajar en casa debería mejorar considerablemente la relación con mis hijos ya que, en principio, dispongo de más tiempo para dedicarles que cuando tenía un empleo convencional fuera de casa. Ahora pasan mucho más tiempo conmigo, puedo llevarlos …

Trabajar en casa debería mejorar considerablemente la relación con mis hijos ya que, en principio, dispongo de más tiempo para dedicarles que cuando tenía un empleo convencional fuera de casa. Ahora pasan mucho más tiempo conmigo, puedo llevarlos y traerlos al colegio y a sus actividades extraescolares.

Sin embargo, cada día es un nuevo reto para mi intentar educarles teniendo una buena relación. Hace ya un tiempo, buscando formas de evitar las rabietas, encontré el libro The Happiest Todler on the block del Dr. Karp que cambió mi forma de ver las cosas a la hora de tratar con mis hijos y al que recurro en muchas ocasiones cuando no se como afrontar algún tema relacionado con ellos.

Por eso me gustaría compartir con vosotros algunas ideas que creo son muy útiles para mejorar la relación con nuestros hijos. Aqui van las seis formas de mejorar la relación con nuestros hijos:

  1. Mostrando respeto. Dar a nuestros hijos nuestra atención, valorar sus opiniones y proporcionarles sus deseos cuando sean razonables. Por su puesto, no significa darle todo lo que quiera en todo momento. Podemos mostrar respeto, por ejemplo sonriendo y escuchándoles de forma activa sin interrumpir cuando hablan, respondiendo rápidamente o agachándonos a su nivel para atenderles mejor.
  1. Alabando o elogiando. Es importante que el elogio sea sincero y concreto, las grandes alabanzas pierden fuerza. Hay que elogiar la acción concreta de nuestro hijo que queremos que repita y ser especifico, por ejemplo, «me encanta lo bien que has comido hoy tu merienda». No fastidiemos nuestra alabanza con una segunda parte negativa «que bien has comido, pero ¿Por qué te ha costado tanto?». También se puede alabar sin palabras, un abrazo, atusar el pelo, un choca esos cinco, una palmada en la espalda …
  1. Mensajes por la puerta atrás. Todos creemos mucho más las cosas que escuchamos accidentalmente por eso funcionan muy bien estos mensajes. Podemos susurrar algo que intencionadamente quieres que oiga, camuflar un mensaje en un cuento, utilizar la psicología inversa.
  1. Confianza. Dar confianza a nuestros hijos les hacer sentir fuertes sin tener que efrentarse a ti para conseguirlo. Algunas formas de aumentar su confianza son; pedirles ayuda, dejarles algo de poder de decisión, hacerse el torpe delante de ellos, hacerse el olvidadizo.
  1. Reforzar la paciencia. Es importarte enseñarles poco a poco a incrementar su paciencia cada día un poco más. Los padres también debemos trabajar nuestra paciencia y dejar a nuestros hijos hacer las cosas solos aunque tarden cinco veces más.
  1. Premiar. No hace falta que sean grandes cosas, pero unas pegatinas, una sonrisa dibujada en la mano pueden tener un efecto increíble.

Intentemos imaginar que somos los embajadores de nuestros hijos (trogloditas) a los que tenemos que introducir en sociedad.

¿Se os ocurren más formas?

Podéis encontrar artículos míos relacionados con las opciones que hay para trabajar desde casa en mi blog.

Deja un comentario

Últimos comentarios (1)

  1. Otra cosa que creo importante es no etiquetar a los niños por su comportamiento. Yo lo sufrí toda mi infancia. «La niña es tan tímida» y acbé creyéndomelo y actuando como tal. Cuando fui creciendo me di cuenta de que a lo mejor no era tan timida como mi madre creia y empecé a actuar como si no lo fuera…La timidez se fué como por arte de magia…Así que por favor no le repitais a un niño que es malo, lento, timido, tragón…porque lo acabará siendo todavía más….Está en nuestra mano evitarlo…

    fadaleda
    28 mayo, 2012 a las 7:00 pm