Pintar con cubitos de hielo

Una actividad divertida y refrescante

Nos encantan las tardes de primavera, los días son largos y hay mucho tiempo para jugar, pintar y hacer todo lo que nos gusta. Esta manualidad para pintar con hielo de Easy Peasy and Fun es ideal para el buen tiempo, cuando no importa mojarse, y a los niños les encanta.

Para prepararlo necesitaras moldes para hacer cubitos de hielo, palos de madera (como los de los polos) y colorantes alimentarios. Solo tienes que añadir una gota de colorante en cada uno de los hielos, y mezclar bien. Puedes hacerlos rojo, amarillo, azul, y todas las combinaciones que se te ocurran.

Ponle un palito a cada uno y déjalo reposar en el congelador al menos cuatro horas, o mejor, toda la noche.

Cuando vayas a pintar con ellos, ten la precaución de cubrir la superficie con papel de periódico o un plástico, porque los colorantes pueden teñir la madera u otras superficies.

Verás cómo disfrutan dando rienda suelta a su creatividad…¡y de lo más fresquitos!

Deja un comentario

Últimos comentarios (1)

  1. que buen invento para los peques de casa y pasar ratos divertidos pintando . Lo probaremos gracias

    Montse34_bcn
    10 julio, 2018 a las 4:40 am