Cómo decorar una tarta de cumpleaños

A todas nos encanta hacer bonitas celebraciones de cumple para nuestros peques, pero a veces con el ritmo de vida de una mamá es difícil hacer una tarta muy elaborada, así que hoy te presentamos una alternativa sencilla, rápida y muy vistosa.

A todas nos encanta hacer bonitas celebraciones de cumple para nuestros peques, pero a veces con el ritmo de vida de una mamá es difícil hacer una tarta muy elaborada, así que hoy te presentamos una alternativa sencilla, rápida y muy vistosa.

Tan sólo tendrás que decorar una tarta de bizcocho, que puedes comprar en cualquier súper, con nata montada y con virutas de colores. Es muy muy fácil.

Los ingredientes que vas a necesitar son:

  • La tarta de bizcocho.
  • Virutas de colores.
  • Para la nata montada: 250 ml de nata líquida y 100 gr de azúcar. Realmente la cantidad de azúcar puede variar según lo golosos que seáis en casa.
  • Una batidora.
  • Un vaso para batir la nata.

 

Una vez que tengas todo lo que necesitas nos pondremos manos a la obra. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Empezamos haciendo la nata montada. Hay que tener cuidado porque a veces se corta por exceso de batido. Para envitar esto, lo que tenemos que hacer es batir la nata líquida hasta obtener una especia de crema. Después añadiremos la mitad del azúcar, batiremos un poco más, y añadiremos la otra mitad. Seguiremos batiendo hasta conseguir la nata montada.
  2. Con una lengua de pastelería, untamos la nata montada sobre cada uno de los pisos de nuestra tarta de bizcocho.
  3. Recubrimos bien el superior para que quede bonito y posteriormente decoramos con las virutas de colores. Puedes hacerlo de muchas maneras, nosotras las hemos esparcido por los bordes de la tarta.

Y…¡lista! ¡Disfruta del cumpleaños!

Deja un comentario

Últimos comentarios (1)

  1. A mi me gusta mucho decorarlas con fondant pero en verano es imposible! Se derrite todo

    Sarai
    10 julio, 2018 a las 1:41 pm