Blandiblú: un juguete que se puede fabricar en casa

El Slime o Blandiblú es muy fácil de hacer en casa. Hay recetas que se han viralizado y son más seguras que el producto comercial.

El Slime o Blandiblú es muy fácil de hacer en casa. Hay recetas que se han viralizado y son más seguras que el producto comercial.

El juguete que en los años 90 ganó miles de fans está de nuevo en el mercado y, gracias al poder que tienen las redes sociales, se ha vuelto viral. Tanto niños como adultos lo quieren.

Se trata del Blandiblú o Slime, una pasta que con su textura de baba hacía que se cometieran muchas travesuras. Con el retorno del juguete también se han hecho populares los grupos de padres y maestros que, en busca de opciones para que los niños no estén en contacto con elementos tóxicos, han desarrollado recetas para que el Blandiblú se elabore en casa y genere la misma sensación que el comercializado por las grandes cadenas de tiendas.

Estimula y relaja

Diversos estudios han dado al Slime o baba un poder insospechado: es capaz de  generar orgasmos cerebrales. Los especialistas dicen que esto se traduce como un hormigueo en la cabeza, dado por estímulos visuales y auditivos. El resultado es una  sensación de tranquilidad. El Blandiblú tiene la capacidad de producir en las personas este tipo de relajación.

En Estados Unidos, algunos profesores de química han dado con varias recetas para hacer Slime casero. Algunas de las recetas más populares han sido publicadas en la red.

Blandiblús sencillos

Se necesitan tres ingredientes: semillas de psyllium, que es una planta medicinal muy popular, un poco de agua y colorante artificial. Según explican en Kidsplaybox, solo hay que mezclar estos tres componentes y se obtendrá la popular baba. Lo que sucede es que las semillas de psyllium tienen la capacidad de absorber el líquido e incrementar el volumen de la mezcla.

Una fórmula más sencilla es colocar en un envase almidón líquido y agua, no se requiere nada más. En este caso es lavable, lo que gusta mucho a los padres.

Blandiblú fluorescente

Para obtener un Slime con colores más vivos, el Club de Peques Lectores aportó otra fórmula. Se necesitan dos sobres de Plantaben, 300 mililitros de agua y una tableta de vitamina B para que el resultado sea fluorescente.

Para obtener buenos resultados, hay que mezclar todos los ingredientes en un envase resistente al calor y llevarlo al microondas durante cinco minutos.

Una sensación en las redes

Desde que el Blandiblú volvió a las tiendas, en las redes sociales no se habla de otra cosa más que del Slime. Los números lo confirman. La etiqueta #ASMR alcanzó los 1,7 millones de menciones, mientras que #Slime alcanzó los 4,6 millones de resultados.

Quienes promueven la fabricación de los Blandiblús caseros, se han hecho eco en las redes sociales para posicionar también los trucos que esconden sus fabricantes.

Deja un comentario