La importancia del hierro

¿Sabías que el hierro es fundamental en los primeros meses de vida de tu bebé? El 12% de los niños entre 6 y 36 meses tiene anemia debido a un déficit de hierro en su alimentación.

¿Sabías que el hierro es fundamental en los primeros meses de vida de tu bebé? El 12% de los niños entre 6 y 36 meses tiene anemia debido a un déficit de hierro en su alimentación.

Cuando nuestros peques llegan a los 6 meses de edad, su cuerpo crece tan rápido que empieza a demandar más alimento. A esta edad, necesitan mucho más hierro. La leche materna le aporta un 2% y el otro 98% deben recibirlo de los alimentos sólidos. Es entonces cuando los cereales comienzan a cobrar una mayor importancia.

Una opción muy recomendable son las papillas de cereales, pero no todas contienen los mismos valores nutricionales. Uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de introducir la papilla es el hierro que contienen para satisfacer las necesidades nutricionales de los niños.

El hierro es difícil de absorber debido a su baja solubilidad, y si su nivel en el cuerpo no se mantiene en unos niveles adecuados, puede tener efectos adversos en la salud, como la anemia.

Es por eso que es muy importante que las papillas estén enriquecidas con hierro de alta calidad, como es el caso de las papillas de cereales NESTUM, que contienen hierro en forma de fumarato ferroso que favorece su absorción, además de zinc, vitaminas A y C, por lo que son una opción perfecta tras el periodo de lactancia.

Se puede empezar a dar los cereales con leche, de este modo, no dejamos de aportarle el calcio y las proteínas de la leche, enriqueciéndolo con todos los beneficios de los cereales y atendiendo al resto de sus necesidades nutricionales.

NOTA IMPORTANTE: La leche materna es el mejor alimento para el lactante durante los primeros meses de su vida y, cuando sea posible, será preferible a cualquier otra alimentación.

Deja un comentario

Últimos comentarios (1)

  1. Me gustaría aportar que la leche materna no tiene hierro. Cuando nacen los bebés tienen reserva de hierro de la etapa intrautero, que alrededor de los 6 meses, algunos niños más tarde agotan. Por eso se introduce la alimentación complementaria. Los cereales, algunas verduras y lo que más: las carnes, tienen hierro. Imprescindible para su absorción complementar con vitamina c. La leche materna si contiene vitamina c.

    Cristina
    4 octubre, 2018 a las 2:23 pm