Un calendario para niños de inspiración Montessori

Cómo enseñar el paso del tiempo a través de un calendario perpetuo tan práctico como decorativo

Cómo enseñar el paso del tiempo a través de un calendario perpetuo tan práctico como decorativo

A los niños no les resulta fácil entender el concepto del paso del tiempo. Cuánto falta para vacaciones, para volver al cole o para mi cumpleaños son preguntas recurrentes a partir de los tres años, y que a veces resulta difícil hacerles entender.

La corriente educativa Montessori se basa en el establecimiento de un “ambiente preparado” para el niño, adaptado a su edad y en el que él pueda desarrollar su autonomía en todos los ámbitos. Con los materiales de inspiración Montessori ayudamos al niño a adquirir seguridad y nos ayuda a hacer de él un ser más independiente. Los niños y bebés aprenden a través del tacto y la vista, por lo que los juguetes son estructuras sencillas, normalmente en madera, y pintados en vivos colores.

Con estos calendarios para niños aprenden el ritmo semanal, mensual y de las estaciones. Se trata de una base circular con 31 agujeros, uno por cada día del mes, en los que ir metiendo una canica de madera. Los meses son triángulos de colores, agrupados a su vez en estaciones, y con figuras representativas de cada época del año: un barquito en agosto, una seta en octubre…

Enero es el mes ideal para empezar con este tipo de calendarios para enseñar a los niños el paso del tiempo y el concepto del año.

Además del Calendario Anual Waldorf – Montessori hay otras opciones más sencillas, como el pequeño calendario semanal, para aprender el ritmo diario y las semanas, o el calendario perpetuo, que nos explica el paso de los meses del año. Los encuentras en Alupe.

Deja un comentario