Ten una bodega de vino en la comodidad de tu hogar

Cuando se trata de acondicionar un espacio, seguir las tendencias de moda es una buena opción si solo se tienen nociones de lo que se quiere. ¿Qué tal si contemplamos las botellas de vino para aportar elegancia?

Cuando se trata de acondicionar un espacio, seguir las tendencias de moda es una buena opción si solo se tienen nociones de lo que se quiere. ¿Qué tal si contemplamos las botellas de vino para aportar elegancia?

 

Consejos para plasmar una bodeguera

Una vez se tenga dispuesta la cantidad de inversión que se puede realizar, es necesario consultar con expertos en la materia. Ellos definirán lo que es viable realizar y lo que no, además darán sugerencias para abaratar costos. Luego, se procederá a diseñar el espacio. En este caso, el elemento principal será un amplio estante para almacenar barriles o botellas de vino. Pero no solo basta con tener el espacio físico, pues las condiciones en las que se encuentre condicionarán si la bodega puede hacerse realidad.

El sitio debe ser cerrado con temperaturas que oscilen entre 11 y 15 ºC para mantener estable el proceso de fermentación del vino. Esto puede ser logrado con el uso de aires acondicionados para regular la temperatura. Otro punto es el de repartición de bienes, custodia de hijos, acuerdos prematrimoniales y régimen de visita de menores el ancho de las dimensiones, el cual debe ser extenso porque las botellas o barriles deben colocarse uno al lado del otro.

Al tratarse de este tipo de producto, el hecho de que reciba poca luz es primordial. Por eso, no debe registrar incidencia de luz natural y debe mantener una humedad del 70%. Estas características denotan que este tipo de ambientación enmarca una experiencia exclusiva en la cual las especificaciones importan. En ese sentido, es necesario diseñar muebles a medida, ya que las estanterías casi cubren toda la longitud.

La mejora se puede complementar con muebles de madera, nuevos o reutilizados, en colores oscuros para combinar con la iluminación. Respecto a esta, como se trata de un espacio cerrado, si es muy amplio las lámparas colgantes son ideales. De ser reducida la altura, las luces insertadas en el techo dan la ilusión de tener más espacio.

Para recrear este bodegón, adquirir accesorios referentes a la cultura vinícola es un valor agregado. Estos pueden conseguirse en mercados de segunda mano y mientras más antiguos sean más sensación de bodega vinícola se logrará. Varios de ellos pueden ser barriles, máquinas utilizadas en los primeros años de esta práctica y botellas vacías.

De no contar con esas especificaciones, estos consejos de decoración para tener una bodega en casa pueden ser adaptados a otras áreas. 

Así, un sótano es ideal y una cocina puede ser adaptada. Lo importante es que al sitio no entre mucha luz solar, de lo contrario, la fermentación del alcohol no se dará.

Finalmente, la organización y distribución del espacio es clave. Hay que separar las estanterías por tipo de vino para saber qué debe agregarse a cada una y hacer más sencillo el recorrido. Para la degustación es necesario dejar un sector con mesas y  de bastante espaciosidad para reunir a la gente allí y que disfrute la visita vinícola.

 

Deja un comentario