Muebles evolutivos ¡crecen con ellos!

La llegada de un nuevo bebé a casa supone una revolución en todos los sentidos. Pero no te vuelvas loca con accesorios que vas a usar unas pocas semanas y que solo sirven para acumular. A la hora de elegir el mobiliario, nos encantan los muebles evolutivos que van cambando su función y nos permiten adaptarlos según van creciendo. Tronas, cunas, cambiadores y hasta mesillas. Atenta a nuestro shopping, estos son los imprescindibles:

Los mejores muebles evolutivos que crecen con tu bebé

Una silla para toda la infancia

Nunca un mueble para niños dio tanto juego en casa. La Tripp Trapp de Stoke es la trona favorita desde los años setenta, y ya se ha convertido en un icono del diseño escandinavo. Se trata de una silla de madera evolutiva en la que puedes sentar a tu pequeño desde que empieza a comer, y que le permite unirse a la mesa para estar más cerca de ti. Según va creciendo, puedes ir regulando su asiento para colocarlo a su altura. Para los más pequeños, con su set de recién nacido podrás tumbar a tu bebé desde el primer día de vida. La encuentras en El Corte Inglés.

Cama convertible

La estrella de los muebles evolutivos son las cunas que se convierten en camita para sus primeros años, y la Rocky es nuestra favorita. Nos encanta su diseño, y que son cuatro muebles en uno: desde moisés o mecedora a cama de 1’40 cm., a la que se puede poner una barandilla darles un extra de seguridad los primeros años. En blanca o madera, incluye los cojines del asiento en rosa o gris. En Peek & Pack.

Literas

Cuando hay hermanos, pensar en literas es una buena opción si no vamos sobrados de espacio. La línea de mobiliario infantil de de Oliver Furniture que encuentras en Smallable es perfecta porque permite un montón de opciones que pueden ir cambiando según tus necesidades de espacio. Las camas altas pueden llevar debajo una litera o espacio para estudiar. ¡Perfectas para dormitorios pequeños!

Un cambiador

Terminamos nuestra selección de muebles evolutivos con una solución perfecta para equiparte con un cambiador para los primeros años sin necesidad de comprar un mueble específico. Esta estructura transforma la Cómoda Soft en un cambiador con espacio para colocar los pañales y para tumbar al bebé, añadiendo una colchoneta. Aunque puedes usarlo sobre cualquier cómoda que tenga 98 cm. de ancho, a ésta le puedes añadir patas de manera para convertirla en mesilla cuando dejes de usarla como cambiador. Una idea genial que encuentras en No Place Like Home.

Deja un comentario