Idea de decoración: Paredes de madera con tarima flotante

Habrás entrado en cientos de ocasiones en lugares con piso flotante de madera. Esto es así por su fácil instalación, bajo mantenimiento y precio económico. Estos puntos nadie los puede reprochar. Sin embargo, vas a leer una propuesta que en pocas ocasiones has tenido el placer de ver. Te proponemos crear un...

Habrás entrado en cientos de ocasiones en lugares con piso flotante de madera. Esto es así por su fácil instalación, bajo mantenimiento y precio económico. Estos puntos nadie los puede reprochar. Sin embargo, vas a leer una propuesta que en pocas ocasiones has tenido el placer de ver. Te proponemos crear un…

Habrás entrado en cientos de ocasiones en lugares con piso flotante de madera. Esto es así por su fácil instalación, bajo mantenimiento y precio económico. Estos puntos nadie los puede reprochar.

Sin embargo, vas a leer una propuesta que en pocas ocasiones has tenido el placer de ver. Te proponemos crear un nuevo punto focal en una habitación. Ya sea dormitorio, comedor, salón o cualquiera que sea su uso. Estamos hablando del piso flotante en la pared.

1

La popularidad de los pisos de madera flotante ha crecido como la espuma en la última década. Pero la realidad es que más allá de ese uso no se han visto muchas variantes. Por lo que se está desaprovechando dramáticamente para crear espacios decorativos como el propuesto.

2

Pero este concepto no es nuevo. Ya lleva tiempo implementándose en los hogares de las clases sociales altas. Un tipo de decoración poco común y que da a ese espacio un ambiente de exclusividad inigualable, algo que gusta mucho en estas clases sociales. Si además sumamos que su precio es muy económico ¿Por qué no hacerlo en nuestras propias casas?

La variedad de posibilidades que ofrece este tipo de paredes de piso flotante es muy amplia. Gracias a la popularidad que ha alcanzado el piso flotante en los últimos años se ha incrementado muy notablemente la variedad de tipos de madera que hay en el mercado. Desde maderas convencionales y clásicas a maderas exóticas como pueden ser el bambú (imagen de la izquierda). La gama de texturas y es muy extensa dependiendo del fabricante.

3

En último lugar se lo que se le está pasando por la cabeza. “Que poco sentido tiene poner madera en una pared y hacer una inversión en ello”, “eso es mal gastar el dinero, la pintura es muy barata”, etcétera. Muchos habréis pensado comentarios de este tipo. Pero dista mucho de la realidad. Si bien es cierto que hay que hacer un pequeño desembolso inicial para la instalación pero esa pared ya nunca volverás a tener que tocarla. Te vas a olvidar de pintarla cada 2-3 años.

Muchas veces pensando con inteligencia podemos ahorrar mucho dinero. La decoración en ocasiones no es tan cara como parece. Simplemente hay que valorar y ser cuidadoso con las decisiones.

¡Esperamos que os gustara la idea decorativa que os proponemos!

Deja un comentario