Cómo decorar con lámparas de pie

Sabemos que las lámparas de techo son las que más iluminan pero, cuando no sólo se busca la funcionalidad, si no que se pretende crear rincones con encanto, cuyo diseño le confiera a un espacio personalidad, las lámparas de pie son la respuesta ideal.

Sabemos que las lámparas de techo son las que más iluminan pero, cuando no sólo se busca la funcionalidad, si no que se pretende crear rincones con encanto, cuyo diseño le confiera a un espacio personalidad, las lámparas de pie son la respuesta ideal.

Las lámparas de pie son a una buena butaca, lo que una mesilla de noche a nuestra cama: un complemento de vital importancia, sin el cual parte de su función perdería sentido. La virtud de las lámparas de pie es que son idóneas para iluminar de manera concreta un espacio que requiera una luz más personal y acogedora.

El efecto visual que puede provocar este tipo de lámparas puede ser espectacular. Existen diferentes estilos, para todos los gustos y adaptables a cualquier espacio. Cuando damos con nuestra lámpara de pie sabemos que la vamos a adorar. Y es que, aunque no entendamos del todo lo que las hace tan especiales con respecto al resto de elementos de la casa, su color, mecanismo y porte acaban por hacer que no puedas imaginarte sin ella al lugar en el que la has colocado.

Lámpara de pie minimalista

Con el paso de los años los diseños han ido cambiando. Si bien antes las pantallas cobraban mayor relevancia, una de las nuevas apuestas es prescindir totalmente de ella. Esta preciosa lámpara de pie dibuja una silueta elegante y, pese a su sencillez, es capaz de convertirse en el centro de todas las miradas.

Lámpara de pie retro

Si hay algo en esta vida que sea vintage es el flexo. Puedes elegir el modelo de toda la vida o el trípode, ésta lámpara de pie le conferirá un toque casual y vanguardista a tu salón. También queda espectacular darle un aire muy particular a  tu despacho. ¡El flexo de tu escritorio parecerá haber aumentado de tamaño!

 

 

Lámparas de pie de doble altura

Ése modelo está diseñado especialmente para los amantes de la lectura. Dos focos de luz, dos espacios únicos, dos actividades. Su aspecto es moderno y lucirá preciosa junto a tu sillón favorito.

 

La pantalla como protagonista

Otra opción muy estética son las lámparas de pie cuya pantalla cobre mayor protagonismo, la idea es que la estructura sea esbelta y simple para que no quede demasiado recargada. Ésta es un ejemplo perfecto, cuyo acabado metálico le proporciona un semblante de lo más actual.

 

Clásicos que nunca defraudan

A todo amante de lo clásico no puede faltarle una Tiffany. Con un solo vistazo sabrás reconocerlas, sus pantallas tienen sello propio y este modelo de lámpara de pie cumple a la perfección con todas las expectativas. Es una alternativa idónea para salones más rústicos o vintage en los que predominen las tonalidades y la luz cálida.

¿Qué te han parecido todas estas opciones? Esperamos haber despejado tus dudas y haberte ayudado a decantarte por uno de estos estilos de lámparas de pie. ¡Recuerda que son una pieza fundamental en toda casa!

Deja un comentario