Deberes online ¿sí o no?

Los profesores lo han recalcado: no estamos de vacaciones y es necesario que los niños hagan tareas cada día. En los niveles más altos lo damos por supuesto: la selectividad por el momento se mantiene y es necesario que sigan estudiando sin perder el ritmo. Pero, ¿qué pasa con los niveles más bajos, con los niños de infantil y primaria? ¿Debemos perseguirles para que hagan sus deberes o podemos relajarnos durante el confinamiento? Te contamos nuestra opinión.

Deberes online: el profesor somos nosotros

En un mundo ideal, los niños pasarían la mañana haciendo sus tareas del colegio y mientras nosotros podríamos teletrabajar, pero la realidad no es tan sencilla. Hay que organizarles los materiales, imprimírselos y explicárselos. Muchas veces no quieren sentarse, les cuesta concentrarse, o simplemente no lo entienden. Algunos niños son más autónomos pero otros no consiguen gestionarse los deberes y las fichas. Y terminamos trabajando con ellos toda la mañana para conseguir que avancen mínimamente. ¡Y nos desesperamos!

Aunque no es sencillo, nuestra opinión es que trabajar cada día es importante para ellos. La mayoría llevan sin clases desde el día 12 de marzo, y parece que la situación se va a alargar más de lo que nos gustaría. Aunque en el cole pueden avanzar rápidamente la materia que no han dado durante estas semanas, cuesta más recuperar el hábito de estudio, el mantenerse sentados y en silencio y concentrarse para hacer la tarea.

El hecho de mantener una rutina de estudio es beneficioso para ellos, ahora que todos los días son iguales. Levantarse cada mañana, desayunar, arreglarse y ponerse a hacer sus tareas les proporciona un marco en el que situarse, y les da estabilidad. Aunque los primeros días protesten, si les acostumbras a que esa es la nueva rutina y eso es lo que se va a hacer por la mañana, sin ofrecerles otra opción (como las pantallas) a los pocos días serán los primeros interesados en terminar pronto sus deberes para disfrutar del tiempo libre.

Leer, siempre

El tiempo de confinamiento nos ofrece una oportunidad ideal para pasar más tiempo con ellos, sin las prisas con las que vivimos durante el día a día. Fomentar la lectura durante estas semanas, leyendo con los pequeños y no tan pequeños es una buena manera de inculcarles el hábito. Recuerda que además la mejor manera enseñar es mediante el ejemplo, así que no te cortes y dedícate un tiempo para la lectura. Te hemos dejado nuestros rankings para todas las edades y un montón de ideas para engancharte a leer. ¡Te encantarán!

aveda

Deja una respuesta