Cómo abrigar a un bebé para salir a la calle en invierno

Si tienes un bebé y estás decidido a salir de paseo aunque sea invierno, necesitas prepararle correctamente para el frío. Verás que no basta con vestirlo con su ropita regular, ni cubrirlo con una mantita para que esté abrigado. Tu bebé necesita una protección especial que a continuación mostramos.

Si tienes un bebé y estás decidido a salir de paseo aunque sea invierno, necesitas prepararle correctamente para el frío. Verás que no basta con vestirlo con su ropita regular, ni cubrirlo con una mantita para que esté abrigado. Tu bebé necesita una protección especial que a continuación mostramos.

Si tienes un bebé y estás decidido a salir de paseo aun cuando arrecie el invierno, entonces necesitas prepararte correctamente para que no se enferme ni se afecte por las condiciones climáticas que caracterizan a esta temporada.

Lo ideal es que le compres una indumentaria especial que lo proteja del frío, la lluvia o los vientos fuertes para que así se mantenga calentito al salir de casa, y ambos puedan disfrutar al máximo sus salidas invernales.

Durante la época de frío no basta con vestirlo con su ropita regular ni cubrirlo con una mantita de algodón para que esté protegido. Al contrario, tu bebé necesita una protección especial y acá abajo te diremos de qué se trata.

Abrigos y otras piezas para el frío

Quizás estás pensando que la protección se refiere únicamente a la ropita que puedes colocarle para mantenerlo abrigado y con calorcito, pero lo cierto es que los cuidados a tomar en este caso trascienden a las vestimentas.

¿Te interesa saber de qué estamos hablando? Seguramente sí y por lo tanto te lo contaremos de inmediato.

1. Sacos para el cochecito de pasear

Los sacos para carrito bebe de invierno están especialmente diseñados para adaptarlos a las sillas de paseo durante la temporada invernal. La gran mayoría de ellos cuenta con un tejido exterior 100% impermeable y transpirable que los mantiene secos y a una temperatura sana y agradable mientras están en sus coches.

Además suelen ser compatibles con casi todas las marcas de silla de paseo, y hasta vienen con sus cinturones de seguridad para proveer un agarre más eficiente y cómodo para tu pequeño.

Aquellos que se fabrican con tejido interior polar de alta calidad tienden a ser los más demandados en el mercado porque incrementan la sensación de confort en el niño, sobre todo cuando hace muchísimo frío y no puedes mantenerlo dentro de casa todo el día.

También son muy versátiles porque cuentan con una cremallera que puedes abrir fácilmente para cambiarlo, o inclusive para evitar que su interior se sobrecaliente y pueda llegar a incomodarlo.

2. Gorros de invierno

No importa cuán pequeño sea tu bebé, necesitas taparle su cabeza antes de salir de casa para evitarle resfriados. Los gorros más recomendados son los que se fabrican en materiales aislantes como el acrílico porque le brindan un alto grado de protección a tu bebé durante el invierno.

Y lo mejor de todo es que están disponibles en una multiplicidad de formas, estilos, colores y telas que te permitirán combinarlos perfectamente con el resto de su vestimenta ¡Fantástico!, ¿cierto?

3. Chaqueta acolchada

Esta es sin duda una de las piezas más adecuadas para que tu bebé se mantenga sin frío al estar al aire libre. Casi siempre viene con mangas largas, con una capucha y un interior acolchado que le aporta comodidad, a la par de conservarlo bien calentito en todo momento.

Por lo regular se confeccionan en tela de nylon de muy alta calidad y su forro tiende a ser de poliéster totalmente cálido, suave y liviano.

4. Botas de invierno

Regularmente son sintéticas con suela de goma y un revestimiento de tela anti transpirante que es idóneo para aportarle calor a sus piecitos, lo cual es muy importante para evitar influenzas u otras afecciones que se manifiestan en invierno.

Su forro cálido interno tiende a ser de cuero sintético y otras de sus grandes cualidades es que son antideslizantes, es decir, son perfectas para colocárselas cuando la temperatura es muy inclemente.

5. Guantes y bufandas

Ambos accesorios son imprescindibles para preparar a tu bebé antes de salir a la calle. Sin embargo los guantes resultan más prácticos e importantes porque mantienen sus manos aclimatadas, sobre todo porque suelen moverlas mucho, o sacarlas por el saco del carrito si lo has dejado abierto.

Elige piezas que sean de algodón pero con fibras acrílicas para que no les molesten o incomoden al usarlos, y no dudes en aplicar el mismo principio para las bufandas.

 

¡Bebé protegido y feliz!

Estas prendas y accesorios te ayudarán a mantener a tu bebé cómodo, protegido y feliz en su carrito antes de partir de casa en invierno.

Asegúrate de tenerlas a la mano y colocárselas si tienes pensado dar una vuelta y el clima no esté mostrando su mejor cara.

 

Nestum

Deja un comentario