Baby Grade. Alimentación específica para la nutrición infantil

Diferencia entre la alimentación para adultos y la alimentación específica para nutrición infantil

Diferencia entre la alimentación para adultos y la alimentación específica para nutrición infantil

Pocas cosas hay más importantes para las madres que la alimentación de sus bebés. Es una cuestión clave para su crecimiento y por supuesto, tenemos que tener toda la garantía de que los alimentos que le damos a nuestro bebé son seguros para su salud.

Por eso, los controles de calidad en alimentos infantiles son distintos y mucho más exhaustivos que los que se realizan para el resto de alimentos destinados a la población adulta, garantizando que nuestros bebés consuman alimentos de máxima calidad y seguridad alimentaria.

El cuidadoso control empieza desde el momento en que se escogen las materias primas, seleccionando aquellos ingredientes que cumplen con los requisitos exigidos en alimentación infantil.

En Nestlé conocen cada semilla, cada campo y cada agricultor responsable de proveer a la fábrica con sus mejores cereales. Estos cereales, utilizados en la elaboración de las Papillas NESTUM, pasan por más de 100 controles de calidad, lo que les permite garantizar la seguridad y la calidad de cada papilla que damos a nuestro bebé.

Pero el control de calidad sigue durante todo el proceso de fabricación; desde el estado de la cadena de producción hasta el correcto envasado, con el que se asegura que el producto mantenga todas sus cualidades alimentarias hasta la distribución.

Si algún alimento infantil no supera estos controles de calidad en cada una de las fases del proceso de elaboración, nunca llegará al mercado. Por eso, como madres, podemos estar tranquilas con la gama de Papillas NESTUM sabiendo que le estamos dando una de las mejores gamas de papillas, ya que todas las papillas de Nestlé cuentan con unos controles de productos aún más exigentes que los que la normativa obliga.

Con Papillas NESTUM podemos estar tranquilas porque la correcta nutrición, la calidad y la seguridad alimentaria ¡están garantizadas!

NOTA IMPORTANTE: La leche materna es el mejor alimento para el lactante durante los primeros meses de su vida y, cuando sea posible, será preferible a cualquier otra alimentación.

 

 

Deja un comentario