5 errores que merman autoestima en los niños

La autoestima de los niños se puede trabajar de distintas formas para que no se vea mermada. Cualquier frase que como adultos referentes le digamos, influye de manera positiva o negativa en la consideración que el pequeño tenga de sí mismo. Por ello, hemos realizado un nuevo reto de Edukame, y aquí

La autoestima de los niños se puede trabajar de distintas formas para que no se vea mermada. Cualquier frase que como adultos referentes le digamos, influye de manera positiva o negativa en la consideración que el pequeño tenga de sí mismo. Por ello, hemos realizado un nuevo reto de Edukame, y aquí

El objetivo de todo padre o madre, es que nuestros hijos sean fuertes y felices, verdad? Pues esa manera de concebir la vida tiene mucho que ver con la forma en la que nos comunicamos con ellos, los mensajes que les lanzamos y el apoyo y amor que les demos. En función de todos estos aspectos, su autoestima irá moviéndose de arriba a abajo durante toda su infancia y adolescencia, y lógicamente influirá en el tipo de adulto que será en un futuro.

Por tanto, es importante que seamos conscientes de ellos, y que intentemos trabajar estos factores, para que podamos influir, pero siempre desde la parte positiva. Y gracias al RETO de Edukame, en El Planeta de A hemos incorporado algunos conocimientos nuevos, así como herramientas que nos va a venir genial.

Para definir la autoestima, os dejamos un texto extraído de Edúkame bastante clarificador:

«Tener una autoestima sana no significa tener exclusivamente una valoración positiva de nosotros mismo, sino tener una estimación real. Esto implica aceptar que tenemos cosas que hacemos bien y cosas que hacemos mal; y esas son cualidades que nos hacen ser únicos y especiales»

Y llegar a esta conclusión tiene mucho que  ver con la influencia que ejercemos como referentes de los más pequeños, tal y como os contamos a continuación .

Los adultos tenemos «ciertas manías» que deberíamos ir quitándonos de nuestra manera de actuar y comunicar con los niños, puesto que si nos paramos a reflexionar un poco, podemos comprobar que no resultan nada favorables para el desarrollo integral de éstos.  Entre las más frecuentes, podemos encontrar las que os comentamos aquí.

Deja un comentario