Quiero ser una gordita feliz

No puede ser, una vez más nos han engañado y, en especial a mi, como a un chino. Cuántas veces hemos oído eso de que las gorditas son felices, pues nada, otro mito. Mi sedentarismo y la no constancia en el gimnasio de electroestimulación (sólo fui a una clase y no me vieron más el pelo por allí), además de mi...

No puede ser, una vez más nos han engañado y, en especial a mi, como a un chino. Cuántas veces hemos oído eso de que las gorditas son felices, pues nada, otro mito. Mi sedentarismo y la no constancia en el gimnasio de electroestimulación (sólo fui a una clase y no me vieron más el pelo por allí), además de mi…

No puede ser, una vez más nos han engañado y, en especial a mi, como a un chino. Cuántas veces hemos oído eso de que las gorditas son felices, pues nada, otro mito. Mi sedentarismo y la no constancia en el gimnasio de electroestimulación (sólo fui a una clase y no me vieron más el pelo por allí), además de mi afición por los dulces en general y a los donuts y croasanes en particular, han hecho de mi una gordita. Estoy inmensa, creo que en ninguno de mis tres embarazos llegué a alcanzar en la báscula dígitos tan altos, pero, una vez rendida a la evidencia, a que no me entra ni la talla 44 de según que marcas, me he obligado a mirarme en el espejo y decir en alto ¡Estoy gorda! Pues es lo que hay, veremos que medios pongo para que esta situación sea reversible, pero como no es algo que vaya a desaparecer de la noche a la mañana (tantos donunts no se quitan en un día) voy a buscar el lado positivo de mi nueva situación.

¿?

¡!

No lo encuentro.

¿Por qué no soy una gordita feliz? no vale, tanto oír que las gorditas son felices y resulta que ahora no es cierto. Vale, ya se que estos estereotipos no son reales, pero, poniéndome seria, ahora mi situación es la que es y me gustaría poder aceptarme. Ahora me miro al espejo y no me reconozco, lejos quedan los tiempos en los que mi hermana para meterse conmigo me llamaba «flacucha» o «palillo», y por más que me miro se que yo estoy ahí dentro, pero no me veo… es como si me mirara sin ver. No es algo nuevo, poco a poco he ido desapareciendo de las fotos, no me apetece estar, verme, observarme, ni guardar recuerdo de estos momentos.

No os preocupéis, no he caído en depresión, es que no me mola recordar mi época gordita, porque esa esperanza la mantengo, que se trate de una época y no de algo definitivo.

Conclusión, que me tengo que poner las pilas, y decirlo públicamente es un buen comienzo, un primer paso que ya he dado.

bailarina_escultura_Botero

Deja un comentario

Últimos comentarios (24)

  1. inma er !!!acabo de releere tu post.
    Ya han pasado algunos meses y cuenta,como va la cosa en el tema peso????
    Yo voy a rachas,lo mismo me quito 3 que me cojo 4.No sé,el tema tener la talla 38 o 40 otra vez lo veo complicado.Ahora me he qitado entre 3 o 4 pero no me aplaudo,ha sido con un poco de ayuda de un virus estomacal que me ha dejado casí una semana sin comer.El problema es que estos igual que se van vienen.
    besitos

    mamafrancis
    22 agosto, 2015 a las 10:06 am
  2. Pues trabajando con dulces ya si que ni podría intentarlo…
    Yo este verano estoy haciendo ejercicio, a ver si poco a poco salgo de dentro de mi.
    Un beso y gracias por contar tu experiencia

    inma-er
    21 agosto, 2015 a las 8:37 am
  3. Yo me lo propuse hace dos meses y vamos bien! identicas condiciones trabajo de 9 horas diarias, mas casa, hijos, esposo, y ademas de todo, un negocio de reposteria jaja, aunque no me como lo que preparo yo creo que el azucar me entra por los poros 🙂 pero ya estoy en vias de recuperacion para volver a ser la flaca de la familia 🙂 veras que lo consigues!

    mgeor
    20 agosto, 2015 a las 3:56 pm
  4. Mucho ánimo en tu tránsito por esta época. Sé a qué te refieres cuando dices que estás ahí. Siempre lo estás, no lo olvides, así como tampoco olvides que tienes muchas cosas buenas que sólo tú sabes potenciarlas. Sólo hace falta que lo hagas, estés como estés.
    por cierto! Si montáis el club, espero poder formar parte! 😉

    lartigiana
    9 abril, 2015 a las 11:11 am
  5. Vale pero tiene que ser para las gorditas felices, si no no vale

    inma-er
    6 abril, 2015 a las 4:46 pm
  6. Yo tengo un armario lleno de "para cuando me valga"

    inma-er
    6 abril, 2015 a las 4:44 pm
  7. Ay ay ay, con las ganas que tengo de verte y no me vas a reconocer… dos o tres kilos, dices…¡con un cero detrás!

    inma-er
    6 abril, 2015 a las 4:42 pm
  8. ¡Hola Pipipau!
    Sobre la gravedad ya hablaremos otro día je je
    Un besote

    inma-er
    6 abril, 2015 a las 4:40 pm
  9. Creo que voy a hacer el club de las gorditas 🙂

    empanhada
    6 abril, 2015 a las 1:54 pm
  10. yo llevo diciendo que me pongo a dieta 3 años. Hago un ten con ten, pero mira que saco mis preciosos vestidos para ver si así me centro… pero nada. Anclada en la 42, que con bajar a las 40 me conformaba, pero es que aunque dicen que comer esta subestimado… a mi me super encanta…. y esas terracitas, y esas cervezas, y las torrijas de semana santa, y los pestiños de mi abuela…. aysss … pero hace tiempo que decidí entrar en modo zen, bañarme todos los días en aceite para que todo me resbale, y ser un proton: ENERGIA POSITIVA!

    dunekrap
    30 marzo, 2015 a las 9:40 am
  11. Estoy contigo Pipipau!!! Seguro que no es para tanto! Seguro estas genial! Y solo te faltan unos dos o tres kilos para estar de punta en blanco!!! Guaaapaaa!!! 🙂

    varita-magica
    27 marzo, 2015 a las 1:32 pm
  12. Seguro que no es para tanto !! Aunque si lo pienso yo tampoco me veo ;(( He de reconocer que los donuts (que tambien los hay) no me hacen efecto , pero el peso de la gravedad …. ay, ay ese si que esta haciendo estragos en mis fotos y en mis espejos 😉 Aunque esto da para otro post . Me encantó leerte .

    pipipau
    27 marzo, 2015 a las 7:42 am
  13. El que los dulces me pueden. Y lo de las 9/10 horas de oficina sedentaria me han matado.

    Pero sí, voy a cambiar, hasta aquí hemos llegado.

    inma-er
    25 marzo, 2015 a las 7:52 pm
  14. Bueno Inma !!!

    Me lo creo todo salvo que no seas capaz de ponerte en el peso que te haga feliz

    ¡No conozco a nadie con mejor voluntad que tu para lograrlo !!

    lolah
    25 marzo, 2015 a las 6:50 pm
  15. Y en las fotos es raro que salga porque soy la que estoy siempre en el otro lado del objetivo 😉

    inma-er
    25 marzo, 2015 a las 5:37 pm
  16. Me di cuenta que me miraba en el espejo pero sin mirarme, sin verme en conjunto ni en detalle

    inma-er
    25 marzo, 2015 a las 5:34 pm
  17. Caminar, eso es lo único que consigo hacer. Incluso cojo otro autobús que en vez de dejarme en la puerta de casa me deja a 7 manzanas.
    A ver si consigo ver algún resultado

    inma-er
    25 marzo, 2015 a las 5:33 pm
  18. De momento se han terminado los donuts, por mucho que me llamen y me digan "cómeme", blanquitos con sus pintas de chocolate negro, en oferta el pack de seis….¡No! No más donuts

    inma-er
    25 marzo, 2015 a las 5:30 pm
  19. Tal cual… cri cri cri

    inma-er
    25 marzo, 2015 a las 5:27 pm
  20. Jajaja, a mí me pasa lo mismo que a mamafrancis. Yo no tengo ningún problema con el espejo y soy perfectamente feliz, pero cuando me veo en una foto, pienso ¿así estoy? ¡En el espejo me veo mucho mejor!

    caramba
    25 marzo, 2015 a las 2:14 pm
  21. Me encanta tu post.Me siento tan identificada.El problema es que yo no me veo gorda hasta que salgo en una foto y digo:esa soy yo??no me lo creo.Y mi otro problema es la falta de constancia , sobre todo por la noche,que estoy tan sumamente cansada que me cuesta horrores ponerme a preparar algo. Ainns , pero sí,ahí que ponerse las pilas…

    mamafrancis
    25 marzo, 2015 a las 9:38 am
  22. Jajaja qué risa, me ha encantado tu post. Yo soy una gordita feliz… te cuento: cuando pesaba 94 kilos y no conseguía ni ponerme a dieta ni ir al gym, un día me encontré pensando lo mismo que tú y me propuse como experimento dejar de intentar adelgazar, y en cambio intentar ser feliz. Así empecé a investigar qué podemos hacer cada día para ser más felices… y mira tú, recomiendan mucho salir a caminar al aire libre. Te aseguro que es diferente hacer ejercicio cuando lo haces para aumentar tu felicidad, tu motivación cambia. Prueba no enfocarte en cómo te ves, sino en cómo te sientes, y busca ser feliz ya mismo, y no cuando adelgaces. Llevo bajados 20 kilos ya… ¡resulta!

    lola.lemans
    25 marzo, 2015 a las 8:36 am
  23. Que lucha tan agotadora la verdad!! Yo estoy igual, bueno tu por lo menos alguna vez fuiste flacucha… jajaja Pero efectivamente lo primero es reconocerlo y ponerse las pilas que una vez que te pones en marcha te sientes tan bien que compensa!!!

    monicuela
    24 marzo, 2015 a las 11:10 pm
  24. jajajajaja! 🙂

    Vamos a verle el lado positivo…. cri cri cri…. jajajaja Me ha encantado!!! 🙂

    varita-magica
    24 marzo, 2015 a las 11:16 am