La oficina en casa

El teletrabajo se ha convertido en la forma de trabajar de moda. La situación ha acelerado algo que, desde hace muchos años, se venía demandando y es la flexibilidad a la hora de trabajar y la posibilidad de poder compatibilizar la vida en casa con la laboral a través de las nuevas tecnologías.

Probablemente, durante esta crisis, las personas que podamos teletrabajar podremos alargar ese tiempo en casa en vez de ir a la oficina pero, para eso, vamos darte unos consejos para montarte la mejor oficina, ¡sin salir al ascensor!

1.Lo primero es elegir bien el lugar e intentar que sea un lugar fijo. Puede ser en tu dormitorio, que suele ser un lugar no muy transitado por el resto de la familia o quizás prefieres aprovechar y organizarte en la mesa del salón, donde alguno de tus niños pueden estar cerca mientras hacen los deberes y así poder echarles un cable cuando lo necesiten. Si vas a compartir espacio es imprescindible que te aísles del ruido y voces con unos auriculares como estos

 

Mejorarán tu capacidad de concentración incluso cuando no tengas una video llamada y te aislará de los ruidos externos. Y por supuesto, intenta que el espacio esté bien iluminado, mejor si es con luz natural pero, si no es posible, te recomendamos este tipo de lámparas de mesa

 

 

2. Antes de empezar a trabajar ten a mano todo lo que necesitas. Tu ordenador, por supuesto, pero no te olvides de tu agenda, de revisar las tareas del día y las tareas semanales para añadir o tener una visión de la carga diaria que vas a tener por si tienes que reajustar. Para ello nosotras te recomendamos que tengas un planificador semanal como este

No te olvides de tener el cargador del ordenador a mano si tienes un portátil, un par de bolis y la impresora no muy lejos.

3.Marca bien los horarios. No siempre podrán ser exactamente los mismos que tenías en la oficina porque ahora, probablemente, trabajas con tu pareja e hijos al lado pero sí debes marcarte unas horas fijas en función de tu situación familiar y no moverlas. Quizás tu tipo de trabajo te permite dedicar la mañana a ayudar a los niños con sus tareas y la tarde es un momento bueno para trabajar o la noche cuando la casa duerme se ha convertido en tu momento de mayor productividad y foco. Organizarse con tu pareja y que cada uno se bloquee algún tiempo para estar con los niños y el otro pueda concentrarse 100% en su trabajo o en esa video llamada importante con sus clientes o compañeros, es otra de las opciones. Marca esto con antelación para que la jornada no se convierta en un caos. El orden y la organización marcará la productividad de tu día, tenlo claro.

4.La silla. No es lo mismo esa silla de comedor donde podemos sentarnos un rato para comer que pasar ahora gran tiempo de nuestro día sobre ella. En muchas compañías se ha permitido ir a la oficina a recoger material y mobiliario para poder organizarse en casa y traerse tu silla de trabajo, ¡no es mala opción! Si esto no es posible aquí te dejamos un par de opciones:

De Ikea:

De Maison du monde:

La buena postura a la hora de trabajar es salud y quizás es importante invertir en una buena silla de trabajo si crees que, en tu caso, el teletrabajo se puede alargar. Esta silla siempre tendrá una larga vida como silla de estudio para tus niños.

5.Y por último pequeñas cosas que te ayudarán mucho a evitar tiempos muertos que te hagan entretenerte yendo y viniendo. Antes de empezar a trabajar trae contigo una botella de agua fresca y un vaso, así te obligarás a estar hidratada, un cacao de labios y crema de manos, un pequeño snack, fruta cortada en un bol o unos frutos secos.

Con nuestros consejos, seguro que tu jornada de trabajo va a ser un éxito desde casa.

aveda

Deja una respuesta