Cómo cuidar tu piel en invierno

Con la caída de los termómetros, lo que más nos apetece es subir la temperatura de la calefacción y refugiarnos en una buen manta, mas ¿has pensado alguna vez en de qué manera le viene esto a tu piel?

Con la caída de los termómetros, lo que más nos apetece es subir la temperatura de la calefacción y refugiarnos en una buen manta, mas ¿has pensado alguna vez en de qué manera le viene esto a tu piel?

A lo largo del invierno nuestra piel padece el cambio brusco de temperaturas y la exposición directa al viento frío propio de esa estación, lo que hace que día a día nuestra piel esté fuertemente castigada

1. Limpieza en profundidad

Si bien de forma frecuente la vagancia haga que evitemos el instante de desmaquillarnos totalmente, este paso es esencial para el cuidado de nuestra cara, no solo en invierno, sino más bien todos y cada uno de los días. Es importante que crees una rutina para el lavado. Lava tu cara en profundidad con un jabón indicado para esto, no te olvides que hay siempre y en todo momento que tratar con la máxima delicadeza este órgano tan apreciado. Emplea anteriormente productos desmaquillantes para suprimir la siempre y en toda circunstancia resistente máscara de pestañitas y todo el maquillajede ojos.

2. Hidratación

Resulta muy evidente que demos hidratar nuestra piel, mas es un paso que se acostumbra a desatender. Considera que una buena crema hidratante actúa como un escudo frente a las agresiones del día tras día, y más todavía en invierno cuando el cambio de temperaturas reseca de manera notable la superficie cutánea.

Hazte con una buena crema hidratante de pocería para emplearla día tras día ya antes de tu maquillaje, y con una crema a la noche para aplicar inmediatamente antes de dormir. Tu piel estará de nuevo jugosa y sana. El contorno de ojos se puede transformar en el producto estrella en tus cuidados, puesto que le aportará hidratación a piel que se halla en torno a los ojos y que es tan sensible. En el mercado ya puedes hallar bases de maquillaje que cubren esta esencial función, y que hidratarán tu piel al unísono que le van a dar el color y la textura que mejor se adapte a tus gustos.

Mas la hidratación asimismo viene de dentro. Es esencial que tomes mucha agua y prosigas una dietaequilibrada rica en frutas y verduras, para sostener tu piel siempre y en todo momento hidratada.

3. Exfoliación

Una o bien un par de veces a la semana, exfolia tu piel para deshacerte de las células fallecidas, y dejar que tu piel respire mejor. Cuando empieces a hacerlo de manera regular, apreciarás la diferencia. Tu piel va a estar más suave que jamás, y además de esto apreciarás como las propiedades de las cremas que utilices más tarde, penetrarán mucho mejor.

4. Mascarillas

Las mascarillas llegaron hace muchos años a nuestra vida, y son ya algo básico para los cuidados en clave beauty. Las hay de mil tipos, texturas y componentes, y siempre y en toda circunstancia son una buena disculpa para gozar de un instante en solitario en la más pura relajación. Si te aplicas una mascarilla por lo menos una vez a la semana, tu piel te lo agradecerá.

 

Nestum

Deja un comentario