¿Qué es el microblading?

Todas sabemos de la importancia de las cejas en nuestra mirada. Un buen diseño de cejas enmarca, ilumina y hasta es capaz de tener un efecto lifting en tu rostro sin necesidad de cirugía. Desde hace unos años, técnicas como el microblading o el nanoblading nos ayudan a crear cejas perfectas cuando existen problemas de cejas poco pobladas o que han sufrido una depilación excesiva. Si entre tus propósitos para el nuevo curso se encuentra el cuidarte para descubrir tu mejor versión, toma nota de todos los detalles.

¿En qué consiste la técnica del microblading?

El microblading es una técnica manual que consiste en introducir pigmento en la epidermis, realizando los trazos pelo a pelo para imitar al máximo la apariencia de una ceja real. El resultado, en función de la pericia del profesional, es una ceja más poblada y definida, pero que no resulta artificial.

A diferencia de otras técnicas de maquillaje permanente, el microblading es un tratamiento semipermanente que no llega a las capas más profundas de la piel. Naturalmente, la piel irá expulsando este pigmento poco a poco, por lo que serán necesarios ciertos retoques si queremos mantener nuestras cejas en perfecto estado. El tiempo de duración del microblading dependerá de las características cutáneas de cada persona y de los cuidados que le dedique.

En cuanto al nanoblading, aunque se aplica de manera similar al microblading, es una nueva técnica más sutil. Es ideal para personas que tienen el pelo muy fino, escaso o alopecias de ceja.

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de hacerme un microblading?

Vanessa Cano, especialista en diseño de cejas y microblading nos cuenta que “Es necesario elegir un centro que esté dado de alta en Sanidad, y que tenga un lugar dedicado a este fin, que pueda ser aislado para evitar infecciones. Además es importante buscar un profesional con experiencia, que pueda acreditar su formación en microblading. Sería ideal que fuera experto en diseño de cejas, puesto que va a poder elegir la técnica más adecuada en cada caso, estudiando el rostro, sus simetrías y asimetrías, los gestos etc. Además es importante que utilice pigmentos homologados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, para evitar posibles alergias. “

Para Vanessa lo más importante a la hora de aplicar las dos técnicas es buscar la naturalidad en el resultado. Ella es famosa por sus cejas con las que la clienta se siente cómoda y favorecida sin perder su esencia.

¿Existen contraindicaciones para el uso del microblading?

Existen ciertas condiciones médicas que complican el uso de la técnica, entre las que se encuentran algunas enfermedades como la hepatitis, diabetes o enfermedades de tipo autoinmune. También el uso de algunos medicamentos para la tensión alta o anticoagulantes están contraindicados antes de una sesión de microblading, por lo que es necesario hablar con el profesional antes, para despejar todas las dudas. Ella te comentará de qué contraindicaciones son indiscutibles y cómo solventar otras. ¡La seguridad es lo primero!

Deja un comentario