Armario en orden: ¡es posible!

Ordenar tu armario es uno de tus propósitos de año nuevo… ¡una vez más! Porque, reconócelo, nunca encuentras el tiempo para hacerlo, lo dejas para otro día y, al final, siempre se te hace bola y queda en el olvido. No te dejes vencer por el desánimo porque es mucho más fácil de lo que parece. Te damos los tips que debes tener en cuenta para conseguir el objetivo con total éxito y además, localizamos los gadgets fundamentales que te ayudarán en esta tarea que se te hace tan cuesta arriba. Ponte a ellos porque la recompensa será tu propia paz interior de manera infinita.

Agrupar la ropa

Empieza por juntar toda la ropa que tengas desplegada por toda la casa. Recorre armarios, cómodas, cajoneras y ordénala agrupándola por tipos: ropa de cama, lencería, ropa interior, toallas, abrigos, pantalones…. Con esto sabrás exactamente qué es lo que tienes y así decidirás lo que quieres tirar y lo que vas a conservar.


Colgador de Rayen para El Corte Inglés (10,95 €) para bolsos, mochilas, gorras, cinturones…
Pensado para el interior de la puerta del armario incluye dos ganchos y 5 sujecciones de cierre con velcro.

Adiós a lo que no vas a usar

Muchas veces nos convertimos en auténticas acaparadoras. Es tu caso si no has tirado nada desde hace años pensando en el por si acaso. La norma dice que si no lo has necesitamos en los últimos doce meses (evidentemente con la expresión de prendas especiales como un vestido de novia o uno de cristianar) puedes deshacerte de ello con total tranquilidad. Mientras reúnes toda la ropa puedes hacer tres montones: uno para lo que tienes claro que te vas a quedar, otro con lo que vas a tirar directamente y el tercero con las cosas que te provocan duda. El último montón será el que necesitarás repasar y ver realmente prenda por prenda si te interesa tenerlo o decirle adiós definitivamente.

Organizador de armario con cuatro estantes de El Corte Inglés (8,95 €).

De más a menos

Si te cuesta mucho organizar todo de golpe piensa en pequeños bloques empezando por lo más fácil, es decir, la ropa más grande. Sábanas, toallas, abrigos… A continuación sigue por la ropa que te pones a diario, después la de vestir y deja para el final la ropa interior. ¿Lo último? Los zapatos y complementos (bolsos, bisutería, pañuelos…), que es lo que suele costar más.

Pantalonero extraíble para guardar desde 8 a 14 pantalones en el interior de un armario vestidor
(Desde 105,25 € según medidas) Casa en Orden.

No lo dejes a medias

Es mucho mejor si terminas lo que has empezado. De lo contrario, puede que se quede sin terminar aumentando el caos que ya tenías originalmente. Seguramente no podrás acabar en una mañana pero puedes dedicar un fin de semana completo y disfrutar del orden desde ese momento ya para siempre.

Corbatero (49,95 €) de Foppapedretti Dandy para El Corte Inglés con ganchos de acero en el que se puede colgar más de 20 corbatas.

Orden por colores

Seguramente te parecerá algo exagerado pero, te ayudará a verlo todo mucho mejor. Guarda las prendas reservando la parte izquierda para los tonos más oscuros y la derecha para los más claros. Será más ligero visualmente, te aportará una sensación de orden extrema y cuando busques algo lo encontrarás de forma fácil y rápida.

Foto by @annelieseroose

El método de los tres pliegues

Es el famoso truco de la gurú del orden Marie Kondo (que explica en su libro La Magia del Orden) para que la ropa quede a la vista, se arrugue menos (tanto en el armario como en la maleta) y sea más fácil de coger sin desordenar el resto del armario. Para lograrlo, cuando has doblado una prenda al estilo tradicional sólo tienes que doblarla sobre sí misma hasta hacer tres pliegues. Si lo has hecho bien se mantendrá sola cuando la apoyes sobre cualquier superficie. Realmente efectivo.

Platsa (180€) de IKEA es limpio, ordenado… Y si tienes espacio suficiente la mejor opción para tener todos tus zapatos en orden.

Los gadgets son tus aliados

Perchas multiusos, cajas, ganchos, colgadores… Todos estos elementos te ayudarán a mantener el orden de cinturones, fulares, corbatas…

Deja un comentario