Belleza para adolescentes ¿A qué edad debo empezar a cuidarme la piel?

Es cierto que cada persona es un mundo y que cada mujer envejece a un ritmo diferente, pero los expertos coinciden: la edad ideal para comenzar a cuidar la piel no debe ser más tarde los 25 años. Ese es el momento en el que la piel comienza a perder tersura y se inicia el envejecimiento celular, aunque sólo se aprecia microscópicamente. Los signos del envejecimiento no empezarán a hacerse visibles hasta cumplir los 40. ¿Quieres empezar a cuidarte y saber qué puedes hacer por tu piel? Estos son los mejores tips.

A los 20 años la piel del rostro está impecable. Durante esta etapa, su cuidado consiste básicamente en mantenerla limpia e hidratada. Ojo, porque la hidratación no sólo consiste en el uso de cremas hidratantes, hay que estar hidratadas por dentro bebiendo agua, con frutas y verduras… En esta etapa es mucho más recomendable utilizar un sérum antes que una crema porque disponen de activos más potentes que hacen que la penetración de los ingredientes llegue a las capas más profundas de la piel. Además, su textura más ligera posibilita que la absorción sea más rápida.

Evolut nº11 de kriim (34 €).

Una de las grandes preocupaciones que se tienen a los 20 años son los brotes de acné. Es importante que no se utilicen jabones para limpiar el rostro porque aportan mucha grasa, pero también se puede utilizar un producto específico como Evolut nº11 de kriim, un sérum dirigido 100% a pieles con acné y seborreicas. Cuenta con una base de cuatro principios activos (Poreaway, Sebustop, CalmosensineTM Peptide y Bicomide) que detienen la proliferación bacteriana,  disminuyen la producción de sebo, reducen los puntos negros, minimizan el tamaño de los poros y desinflaman la piel. Además, contiene extracto de jengibre y ácido azelaico (que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada) encargados de aportar un efecto antiséptico adicional.

Tónico facial ultra-hidratante antioxidante de Hibistonic (47 €).

La base de toda buena piel empieza siempre por mantenerla limpia. El tónico siempre es un aliado ¡no importa la edad que tengas! Nos gusta el Tónico facial ultra-hidratante antioxidante de Hibistonic. Está testado dermatológicamente para pieles sensibles y aporta a la piel un efecto astringente, antiséptico, antiinflamatorio y mantiene el equilibrio interno de las células. Los altos niveles de antioxidantes que proporciona la combinación del Hamamelis y el Ginkgo Biloba, ayudan a disminuir los efectos negativos de los radicales libres sobre la piel.

Crema contorno de ojos It’s Potent de Benefit (36,95 €).

Si eres de las perezosas (que no deberías) y tienes que elegir y utilizar sólo una crema, esa debería ser la del contorno de ojos. La piel es más fina, contiene poco colágeno y elastina, y es una zona en la que se refleja antes el envejecimiento cutáneo. Nos encanta It’s Potent! de Benefit porque atenúa las ojeras y contribuye a suavizar las líneas de expresión para una mirada más luminosa y joven. Contiene un complejo peptídico conocido por sus propiedades para devolver la elasticidad y la firmeza a la piel, una mezcla de extractos botánicos hidratantes y extracto de níspero, conocido por su capacidad para proteger la piel de los daños provocados por los radicales libres. Además es:

  • Hidratante
  • Combina a la perfección con el corrector
  • Ideal para el uso diario
Crema luminosa con Vitamina C de Wherteimar (75,99 €).

Otro ritual indispensable en el día a día es el de la crema hidratante. En esa edad es fundamental elegir fórmulas que contengan ingredientes como la vitamina C (también puedes encontrarla en frutas como limones, naranjas, fresas, kiwis o papayas) por su poder antioxidante y anti-radicales libres; extractos de magnolia que combaten las imperfecciones de la piel o extractos de cola de caballo para luchar contra los granitos y regular la producción de sebo. La crema luminosa con Vitamina C de Wherteimar es perfecta para todo tipo de problemas y afecciones cutáneas, ayuda a prevenir la oxidación celular, retrasa el proceso de envejecimiento, inhibe la acción de la tirosinasa (responsable de la pigmentación) y ofrece a nuestra piel un aspecto rejuvenecido. Si fumas, recuerda poner un extra en la zona del contorno de los labios.

BB Cream de Salad Code (35,99 €).

Por supuesto, la protección ante el sol es indiscutible. La piel tiene memoria y los daños se empieza a acumular desde las épocas más tempranas. Puedes elegir una BB Cream como la de Salad Code, una crema hidratante ligera formulada con ingredientes naturales como la nuez, la avellana y la cúrcuma, con innumerables beneficios para tu piel. Todos ellos tienen un alto poder antioxidante, aportan múltiples vitaminas y promueven la regeneración cutánea. Así que, la BB Cream, disponible en 3 tonos, no sirve solo para unificar el tono de tu rostro, sino que también es el producto perfecto para completar la rutina facial de mañana y cuidar la piel en profundidad. Una solución ligera para conseguir un look radiante y sencillo al mismo tiempo que hidratas tu. rostro.

Gel Limpiador y Exfoliante 2 en 1 Pep Start de Clinique (22 €).

Como tratamiento extra, te recomendamos exfoliar tu piel sólo una vez al mes ya que, a esa edad, la piel se regenera de forma natural cada 28 días. Puedes hacerte con el Gel Limpiador y Exfoliante 2 en 1 Pep Start de Clinique que ofrece una explosión de frescor a la piel, mientras que limpia y exfolia en un solo paso dejando la piel perfecta para el maquillaje. ¿Sus beneficios? Revela una piel más suave, para que el maquillaje se aplique mejor mediante el uso de su triple acción exfoliante y ayuda a normalizar la producción de grasa de la piel evitando la obstrucción de los poros. Sin aceites.

Botanik Mask Antioxidante Hibisco y Rosas Ecológicas de Cosmetics Hérbera (25 €).

Y una mascarilla de vez en cuando no le hace daño a nadie. Nos chifla Botanik Mask Antioxidante Hibisco y Rosas Ecológicas, una mascarilla ecológica y funcional formulada con activos antioxidantes que dejará el rostro radiante, revitalizado y libre de toxinas. Rica en alfa-hidroxiácidos (AHA), estimula el proceso de regeneración de las células muertas y la formación de colágeno y elastina por la propia piel, atenuando las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

Deja un comentario