¿Cuáles son las mejores pinturas para cartones?

Ya sabéis que en CharHadas somos auténticas fanáticas de las manualidades. No hay temporada que se nos resista, y tenemos ideas para cualquier acontecimiento. Fiestas, disfraces y reciclaje de materiales para darles una segunda vida más creativa son nuestras especialidades. Nos llegan muchas consultas sobre procedimientos y materiales, y una que siempre se repite es la de pinturas para cartones. El cartón es una base genial para hacer todo tipo de actividades diy con niños, pero es cierto que no todo vale para pintar sobre él.

Para contaros cuáles son las mejores pinturas para cartones hemos hablado con Ana Bolaños, de La Hora del Art Te, maestra de educación infantil y una auténtica especialista en manualidades y talleres creativos. Nos ha contado las técnicas y los productos ideales para que niños y mayores puedan trabajar con este material que ofrece tantas posibilidades. ¡Toma nota!

Cómo pintar cartón para hacer manualidades

“A la hora de elegir las mejores pinturas para cartones hay que tener en cuenta, sobre todo, que no humedezcan el cartón”, nos cuenta Ana. Es por esto que la opción más adecuada es la de pinturas acrílicas, que no tienen tanta agua.

La preparación “no es indispensable, pero si aplicamos una imprimación en blanco hará que los colores sean más bonitos y fiables”. No es lo mismo aplicar los pigmentos sobre una base blanca, que sobre el marrón o el gris natural del cartón, nos cuenta la experta.

Las mejores para niños

Si el trabajo lo van a realizar niños, es mejor elegir témperas. La pintura acrílica acrílica a pesar de ser pintura al agua no se quita en la ropa, además es más cara. Las témperas son unas pinturas ideales para niños porque no son tóxicas, son suaves y se pueden aplicar sobre cartón. Tanto con témperas como con acrílicos habrá que dar un par de capas para que quede mejor cubierta, aunque siempre depende de la exigencia del acabado.

Otros materiales ideales para pintar cartones

Terminamos nuestra conversación con Ana con dos recursos más con los que a ella le encanta trabajar, y que son ideales para este tipo de manualidades:

Témperas sólidas. “Se presentan en barra, y parecen ceras pero no lo son. Tienen base de agua, no grasas, y se pueden mezclar y difuminar con una toallita”. Este tipo de témperas son ideales para superficies no tan grandes, porque si no resulta un poco cansado trabajar con ellas, especialmente los niños.

Rotuladores Giotto. “Son rotuladores escolares pero muy buenos, muy opacos. Nos pueden servir para detalles, para zonas chiquititas. No son al agua, y quedan muy bien en cualquier superficie incluso plástico y cristal”.

Deja un comentario