Cómo preparar manualidades con palos de polo

Durante el verano, pasamos mucho tiempo fuera de casa, aprovechando en el parque o en la playa . Pero es cierto que hay horas en las que es imposible salir, y si no tenemos cerca la piscina, los más pequeños se suben por las paredes. Proponerles una manualidad es algo que siempre triunfa, y si lo hacemos con materiales que tenemos en casa, estaremos además fomentando el reciclaje, dando una segunda oportunidad a los materiales de deshecho. Una buena idea es reservar todos los palos de helado que vayan tomándose, y acumularlos hasta tener bastantes como para pasar una tarde de lo más creativa. Estas son las mejores ideas de manualidades con palos de polo que hemos encontrado. ¡Que os divirtáis!

Arco iris con palos de polo

Este arco iris con nubes nos ha parecido la más tierna de las manualidades con palos de polo que hemos visto en internet, y no puede ser más sencillo. Puedes hacerlo con palos de colores que venden en las papelerías o tiendas de manualidades, o pintar con pintura los palos naturales si reciclas los de los helados. Una vez secos, agrúpalos según los colores del arco iris, pegándolos con cola sobre una cartulina blanca para que haga de base. Después, forma las nubes con discos o bolas de algodón de desmaquillar, uniendo unos a otros, y después fíjala a los palos con más pegamento. ¡Voila! ¿Puede ser más sencillo?

Hadas con palos de polo

Estas pequeñas haditas con palos de polo son ideales para acompañar a un regalo, o incluso como marca páginas. Para prepararlas, necesitarás hacer cuatro corazones de cartulina, dos de su color favorito para el vestido, y dos blancas para las alas. Con un rotulador de pintura acrílica, o permanente, dibuja la cara de las hadas, su pelo y sus puntas. También puedes usar pegatinas para decorar su pelo. Después, podrán colocar los vestidos sobre el palo de polo con un poco de pegamento, y las alas, para terminar decorando el vestido con más pintura, pegatina o purpurina, ¡como ellos quieran!

¿Monstruo o unicornio?

La última de nuestras manualidades con palos de polo admite dos versiones a gusto del creador. Los más dulces preferirán el simpático unicornio como el de la primera foto, mientras que los más gamberros seguro que se decantan por el monstruo. Para preparar ambos, solo tienes que pintar los palos del color que quieras, dejarlos secar y montarlos formando un cuadrado, pegándolos sobre una cartulina blanca. Sobre ella, para preparar el monstruo, tendrás que decorar tu personaje, agregando pegatinas con forma de ojo (mejor si son de distinto tamaño), limpiapipas para las cejas y la boca, y una dentadura desigual hecha con cartulina. La melena mostruosa quedará genial si la dejas desflecada y despeinada.

Para hacer el unicornio, sobre una base blanca de palos de polo dibuja sus ojitos, y coloca su cabellera multicolor por encima. Sobre ella, un cuerno hecho con goma EVA de purpurina será el más brillante de los cuernos.

 

Nestum

Deja un comentario