Escribiendo una novela..

Relato corto de la novela: Él. 13/07/2001 ‘’Mis sentimientos se están desbordando. Le quiero, de eso estoy segura. Me estoy enamorando de él, y no quiero pararlo, al menos de momento. Esperaré a que se acabe el verano, y entonces tomaré decisiones. Ahora voy a dejarme llevar. Esa noche habíamos quedado. _Para...

Relato corto de la novela: Él. 13/07/2001 ‘’Mis sentimientos se están desbordando. Le quiero, de eso estoy segura. Me estoy enamorando de él, y no quiero pararlo, al menos de momento. Esperaré a que se acabe el verano, y entonces tomaré decisiones. Ahora voy a dejarme llevar. Esa noche habíamos quedado. _Para…

Relato corto de la novela: Él.

13/07/2001

‘’Mis sentimientos se están desbordando. Le quiero, de eso estoy segura. Me estoy enamorando de él, y no quiero pararlo, al menos de momento. Esperaré a que se acabe el verano, y entonces tomaré decisiones. Ahora voy a dejarme llevar.

Esa noche habíamos quedado. _Para poder hablar con tranquilidad_ dijimos. Nos pasamos la tarde riendo y mirando el reloj. Yo estaba nerviosa, sabía que algo se cocía entre nosotros dos, pero también sabía que era imposible. Nos separaban demasiadas cosas.

Las nueve de la noche, el fin de la jornada parecía que no llegaba nunca. El nerviosismo y nuestras ganas de estar a solas se notaban en cada una de las miradas que nos hicimos a lo largo de la tarde.

Faltaba una media hora para plegar, cuando Silvia me dijo que se venía conmigo en el coche, que hoy no tenía el suyo, ya que al medio día la había traído su marido…¡Me caguen to! ¿En serio?. Toda la semana que había ido con su coche y hoy…¡la muy pu..!

Pillé un cabreo de la hostia. Le dije a Dan que no podía ser, que esa noche al salir del trabajo no podíamos quedar. Y mi mundo se hundió. O tal vez el destino me estaba enviando una señal para que no hiciera una locura. Pero en ese momento no podía pensar. Quería estar con él. Y ahora me iba derecha a casa, sin ‘cita’ y cabreada.

Ya en casa, sentada en el suelo del balcón y escuchando Alejandro Sanz, empecé a escribirme mensajes con Dan. Eran mensajes muy bonitos. Él quería quedar si o si. Y yo no me atrevía. Pero un mensaje con un ‘’Te quiero’’ y otro con un ‘’Necesito verte ahora’’. Me convencieron y salí de casa corriendo.

Quedamos en la redonda, y allí en una calle estaba él, en su moto, cuando yo llegué. Recuerdo que pensé: ¡Qué guapo esta!_ No lo había visto fuera del trabajo y sin uniforme nunca.

Él ni se bajó de la moto. Se apoyó en la ventanilla de mi coche.

_No tengo mucho tiempo. Ramiro me acaba de llamar que ya ha acabado el partido y viene para casa._ le dije solo llegar.

Sonrió y me dijo: _ Acércate un momento._

Nos acercamos, nos miramos, nos reímos y nos besamos. Así. Tal cual, en ese orden y todo seguido.

Nuestro primer beso. Corto, sí. Pero muy intenso con muchos sentimientos de por medio, y mariposas en el estómago.

Creo que mi vida cambió ahí. En ese instante. Con ese beso.»

Nestum

Deja un comentario

Últimos comentarios (3)

  1. Hola Hada! No había visto tu comentario..!! A ver si puedo publicar otro trozo..jeje.

    Iris
    15 febrero, 2016 a las 9:33 am
  2. María! No había visto tu comentario…!! Gracias por tu palabras. Hay mucha intriga…jeje, pero es un gran historia de amor..

    Iris
    15 febrero, 2016 a las 9:32 am
  3. Pero bueeenoo, ¿ella esta casada? ¿de novia? ¿se enamora de otro? Que intriga!

    maria-y-sus-ninos
    1 febrero, 2016 a las 5:02 am