El Erizo: Tema #7-La Piedra del Filosofo…

Se ha dicho mucho del enfoque filosofico del libro.  Algunos dicen que el gusto de la autora por la filosofia le ha dado un tono muy especial a los personajes, particularmente al de Renee; otros dicen que arruina y perjudica a la historia que...

Se ha dicho mucho del enfoque filosofico del libro.  Algunos dicen que el gusto de la autora por la filosofia le ha dado un tono muy especial a los personajes, particularmente al de Renee; otros dicen que arruina y perjudica a la historia que…

Se ha dicho mucho del enfoque filosofico del libro. Algunos dicen que el gusto de la autora por la filosofia le ha dado un tono muy especial a los personajes, particularmente al de Renee; otros dicen que arruina y perjudica a la historia que cuenta. ¿Que efecto ha producido en ti el efecto filosofico del libro? ¿Puedes pensar en otros libros que hagan citas tan claras a la filosofia? ¿En que forma se asemeja o difiere El Erizo a estos libros?

Deja un comentario

Últimos comentarios (5)

  1. Lo siento, reconozco que empecé a saltarme páginas… creo que no venían a cuento las parrafadas que nos soltaba y sobre todo que no aportaban nada a la historia.
    Por lo que no puedo opinar demasiado.

    inma-er
    13 julio, 2009 a las 4:14 pm
  2. Juanola, te prometo que sí. Hay personas que se entregan a ese tipo de reflexiones. Y, efectivamente, se alejan momentáneamente de su ¿»sano juicio»?. Por fortuna hay profesionales y pastillitas milagrosas que les hacen volver.
    Respecto a lo del gato, Renèe llega a la misma conclusión que tú en la página 55: «Después de un mes de lectura frenética, decido con inmenso alivio que la fenomenología es una tomadura de pelo».
    Yo creo que desde el momento que se plantean preguntas cuyas respuestas el hombre ha perseguido sin éxito desde los principios de los tiempos, podemos hablar de filosofía. «El mundo de Sofía» (en cierto modo mi hija se llama Sofía por este libro) es una historia muy amena de la filosofía, pero no es un libro filosófico.

    chiflhada
    6 julio, 2009 a las 10:30 pm
  3. Más bien divagaciones. Creí morir cuando hube de leer varias páginas sobre una reflexión a propósito de si el gato es consciente de que se mueve cuando se mueve, y que las personas sí somos conscientes. ¿A quien le importa?¿Alguien en su sano juicio se entrega a estas reflexiones?
    ¿Qué historia? Es una anecdota, salpicada de pretenciosas reflexiones que poco aportan y dan la sensación de refrito de manual de filosofía de bachillerato

    juanola
    3 julio, 2009 a las 12:55 am
  4. es que la filosofía de este libro es un poco suya… más bien es vocabulario filosófico… Yo sí leo algo de filosofía, pero no teórica, sino libros de filósofos. Hay que tener mucha voluntad de leerlo, pero si la tienes, ‘El arte de amar’, de Erick Fromm, es bellísimo.

    mermel-hada
    2 julio, 2009 a las 4:45 pm
  5. Yo, es que no le veo la filosofía por ningún lado. Para mi un libro que me gustó mucho y hace amena e interesante la filosofía es «El mundo de Sofía». Me encantó y a veces les leo un poquito a mis hijos y lo comentamos.

    berra
    2 julio, 2009 a las 3:40 pm