El Erizo: Tema #1–La Vida Verdadera está en otro sitio

 Un critico frances dijo que La Elegancia del Erizo era "la gran celebracion de la parte invisible de todo individuo."   ¿Como de comun es el sentimiento de que una parte de nosotros es invisible o ignorada por los dema...

 Un critico frances dijo que La Elegancia del Erizo era "la gran celebracion de la parte invisible de todo individuo."   ¿Como de comun es el sentimiento de que una parte de nosotros es invisible o ignorada por los dema…

Un critico frances dijo que La Elegancia del Erizo era «la gran celebracion de la parte invisible de todo individuo.»

¿Como de comun es el sentimiento de que una parte de nosotros es invisible o ignorada por los demas?

¿Que porcentaje de este «mensaje» contribuye a la popularidad del libro?

¿Por que a veces es dificil mostrarle a la gente como somos realmente y hacer que nos aprecien por ello?

PD. Perdon por la traduccion un poco literal, estoy intentando hacerlo rapido para que podais contestarlo….:)

Deja un comentario

Últimos comentarios (17)

  1. ¡Son maravillosas y a veces es lo que le da un poco de chispa a la vida!

    Si hay un denominador comun a mi son «las tonterias». Me chiflan hacerlas y a todas horas. Con mis niños bailamos en el coche, en la calle con la musica a tope, en casa…con mis amigas del alma ni hablar…es constante! Con mis hermanas recordamos antiguas canciones y los bailes y no dudamos en demostrar a todos los presentes nuestros sabidos pasitos en cualquier ocasion…. Otro dia os cuento una anecdota de tonterias que he dicho! Me rio de solo acordarme! ja ja ja

    besos! Me tengo que ir a una clase que no llegoooo!
    Un gusto leerte Inma!:)

    varita-magica
    13 julio, 2009 a las 3:38 pm
  2. Varita, me ha emocionado leer tu último comentario, pues mi padre SIEMPRE DICE LO MISMO QUE EL TUYO, a demás de: «si lo que vas a decir es una tontería mejor no decirla» (aunque en este segundo no siempre estoy de acuerdo).

    inma-er
    13 julio, 2009 a las 3:32 pm
  3. puedo expresarme sin frenos, y a veces ni siquiera alli. Mas que nada para evitar los prejuicios y malentendidos. Eso me ha enseñado la vida, callar… a veces! Y mi padre me ha enseñado que: si no puedes mejorar el silencio entonces no hables. Pero ese tema es para otro dia…

    varita-magica
    13 julio, 2009 a las 3:28 pm
  4. Tampoco podemos ser completamente transparentes, eso nos convertiría en vulnerables. Quizás no actuemos con completa transparencia por miedo a ser descubiertos o porque nos sintamos presionados por nuestro entorno o interlocutor.

    inma-er
    13 julio, 2009 a las 3:20 pm
  5. Pensaba que la discusión empezaba a partir de mañana. Bueno, que lo que yo quiero decir es, que es cierto, que es una novela muy de roles, de encasillamientos, sobre todo por parte de las protagonistas principales (madrileños chulos, andaluces vagos, catalanes tacaños…) hacia el resto de vecinos. Esto es lo que menos me gusta, aunque todo en general me apasione.
    Por lo que he visto hasta el momento es una obra que genera o bien grandes amores o el rechazo más absoluto, pero creo que no deja a nadie indiferente.
    Mermelhada, no sabes cómo te comprendo. Yo, que me he pasado la mitad de la vida siendo excesiva y arrebatada, opto ahora, quizá llevada por la madurez, por callar mis pensamientos o moderar mis comentarios. Si son buenos para mí ¿porqué tratar de convencer a nadie más? Menos mal que he encontrado «algún foro» en el que arropada por el anonimato me permito expresarme como me viene en gana.

    chiflhada
    6 julio, 2009 a las 10:52 pm
  6. Tú si que vales y sabes!

    Yo también intento poner ese espacio físico en la medida de lo posible, claro!

    Después de tanto pensamiento profundo voy a hacer unos bocatas de chorizo para cenar.
    Nos vemos ahora en el chat, guapa!

    kitty
    6 julio, 2009 a las 9:49 pm
  7. Son las púas con las que el erizo construye su defensa, y también el aspecto más negativo de crecer,que a veces no es hacerte fuerte, sino cubrir tu vulnerabilidad y reservarte sólo para aquellos en los que de verdad confías, que cada vez son menos, o cada vez tu tolerancia es menor. Este debate daría, creo , para 200pags.
    Yo creo que el estupendo nudo en el estómago lo tienes por buena gente, por natural, y por estar acostumbrada a dar lo mejor de ti siempre. La única manera que yo conozco, que no es la mejor seguramente, es poner cada vez más espacio, físico y temporal,entre quienes me hacen sentir mal y mi vida. Vamos, que no los veo

    juanola
    6 julio, 2009 a las 9:32 pm
  8. …para mí el «feeling» que se tiene con los demás, es lo que hace que nos mostremos como somos realmente o con diferentes caretas, en función de con quién estemos nos comportaremos con un estado de ánimo u otro (divertidos, aburridos, marchosos, poco habladores…)

    René por ejemplo tenía ese feeling con Manuela y creo que con el sr.Ozú, pero me queda todavía por leer.

    Y ahora os hago una reflexión personal que curiosamente pensaba estos días: A mí lo que me hace comportarme cada vez más diferente a como yo siempre he sido, son los «palos» que te va dando la vida, la familia o los amigos.
    Y aunque me tengo que esforzar mucho, con mucha tristeza lo voy consiguiendo, he aprendido a morderme la lengua, a poner sonrisa falsa ante determinadas situaciones que yo sería más natural y me ofrecería de buena gana a solucionar, a hacer llamadas y ofrecimientos de compromiso, y un cúmulo de todo esto me está volviendo de otra forma de ser y he ganado un estupendo nudo en el estomago que en ocasiones consigo soltar gracias a mis amigas de siempre, a mi marido y por supuesto a vosotras.

    Así que gracias por este club de lectura, por esos chat nocturnos y por esos post tan estupendos que escribís todas.

    kitty
    6 julio, 2009 a las 9:20 pm
  9. Cómo se entiende el mensaje que mandamos al mundo. Uno tiene miles de pensamientos perfectos dentro de su cabeza, que pierden mucho cuando uno trata de expresarlos y aún pierden otro poco, cuando quien nos escucha procesa y comprende esa información.
    A veces uno se sorprende cuando escucha lo que el otro entendió.
    Respecto de lo de quitar etiquetas a las personas que conoces de más tiempo, es más difícil, porque tienen más difícil sorprenderte, y porque la etiqueta va en función del grado de afinidad

    juanola
    4 julio, 2009 a las 4:00 pm
  10. Roxx, que bien leerte!

    A veces pienso que las etiquetas que ponemos casi inmediatamente son las mas faciles de cambiar. Pero una etiqueta que ponemos en un plazo mas largo es mas dificil. No se si me explique bien.

    A veces cuando conocemos a alguien lo etiquetamos, x ex: madre de familia numerosa que no trabaja, y vive en las afueras de la ciudad, o mujer con dos niños, vive en el centro y ejecutiva….luego las vas conociendo y te vas dando cuenta que no es taaan asi…y puedes quitarle las etiquetas facilmente. Sin embargo, la cuñada de toodaaa la vida es mas dificil de quitar la etiqueta, no?

    varita-magica
    4 julio, 2009 a las 3:11 pm
  11. y lo peor es que a veces no eres tu el que te encasilla en un «personaje» si no tú mismo, por tus comportamientos. Com dice Varita, estamos muy pendientes de lo que puedan opinar de nosotros los demás por un comentario inadecuado o por opinar diferente del resto. Y como dice Juanola, todos tenemos vida interior. Y si no la tenemos, deberíamos tenerla, porque ahí es donde realmente nos mostramos como somos, no como nos ven, pero en este mundo, todos llevan máscaras. Estoy convencida de ello. No tiene porqué ser una máscar mala, simplemente es por el miedo al que dirán. Vivimos con gente y debemos acostumbranos a que nos juzguen, pero como hemos visto en el libro, la mayoría de las veces se hace de forma incorrecta y nos equivocamos con mucha gente… Yo la primera-
    No creo que lo hagamos a mala leche, pero cuando conocemos a alguien enseguida le colgamos una etiqueta identificativa y luego es muy difícil quitársela.
    ¿no creeis?

    roxx
    4 julio, 2009 a las 1:16 pm
  12. ¿alguna vez os habeis preguntado como os ve la gente? ¿Que si tuvieran que describirte como lo harian?

    Me hizo pensar algo que dijo Juanola: «todos creemos ser un tesoro por descubrir…si tu supieras» Y sin embargo yo he pasado por epocas que me he sentido «..blah…» sin nada interesante que decir, aportar, ni nada..y pense sinceramente que asi te ve la gente. Y luego te vas sorprendiendo, por comentarios sueltos al pasar y totalmente fuera de contexto, como es realmente que te ve la gente a ti, y piensas: «¿asi me ven ellos a mi? ¿sera que eso es lo que irradio?…¡WOW!

    ¿os ha pasado?

    varita-magica
    3 julio, 2009 a las 2:17 pm
  13. interior, absolutamente todos. Por educación, por respeto a los demás, por miedo a que no resulte adecuado, porque a nadie le importa, o por otros mil condicionamientos decidimos no hacer visibles algunas partes de nosotros.Cada uno de estos factores son púas de la coraza con que el erizo-ser humano cubre su vulnerabilidad, para evitar el dolor del posible rechazo. En el fondo y con demasiada frecuencia, todos creemos ser un tesoro por descubrir y miramos a los demás como diciendo «si tú supieras». Por lo tanto es una de las sensaciones más comunes del ser humano.
    Yo creo que el libro no es popular. y la opinión es bastante compartida. De hecho es imposible empatizar con ningún personaje. Comprenderlos, puede. Empatizar…¡uf!

    juanola
    2 julio, 2009 a las 10:50 pm
  14. Aunque en general soy como soy… me considero que siempre soy igual. No puedo dejar de darme cuenta que normalmente tengo diferentes roles en diferentes ambientes.

    En mi grupo del colegio soy considerada de una manera, en mi familia de otra, en mi comunidad de vecinos de otra, en las madres del cole de otra y estoy segura que en Charhadas de otra…¿es que me estoy escondiendo u ocultando algo? No creo. Creo que uno se va adaptando a los ambientes y grupos. Dependiendo de la confianza muestra o deja de mostrar cosas.

    Como dices Berra, estoy de acuerdo contigo al 100% que hay que caminar en los zapatos de una persona 1000km antes de juzgarlo.

    Sigo despues que tengo que ir a la piscina….

    book-club---club-de-lectura
    2 julio, 2009 a las 1:15 pm
  15. y creo que con tu carácter. Es verdad que hay gente más extravertida, pero independientemente de ello, depende mucho de tu vida interior. Me explico: yo por ejemplo no soy nada sociable. Me encanta estar con mis amigos y con mi familia, pero cada tema que saco acaba siendo conflictivo o demasiado intenso. Esto hace que por un lado tus amigos te aprecien porque eres ‘auténtico’, pero por otro, te pone en situaciones difíciles. Yo paso largas horas sola, con mis libros, mi mundo, mis dibujos… y rara vez le cuento a alguien lo que me ocurre. Pero me encanta despertar debates. Me gusta la gente que opina y se atreve a hacerlo en público. Obviamente, cuanto más te expones, más vulnerable eres.

    mermel-hada
    2 julio, 2009 a las 1:12 pm
  16. Aunque el libro no me gustó mucho, este comentario sí me parece acertado.
    Por un lado todos tenemos tendencia a opinar de los demás sin conocerles y basándonos en clichés que la mayoría de las veces no son ciertos: La portera inculta, la niña rica tonta, la gordita simpática pero que no vale para un trabajo, la flaquita pija y que se cree superior, la madre de muchos hijos es buena madre, la que no tiene hijos es egoísta, … Y tantos otros. Pero las cosas no son así. Hay que conocer a los demás antes de opinar y conocer también sus circunstancias.
    También es cierto que a veces nos escondemos dentro de nosotros mismos por distintas razones (miedo a que te hagan daño, verguenza, deseo de agradar), y aunque a la portera del libro le funcionaba y le hacía feliz (es un libro), a mi nunca me ha ido bien así.

    berra
    2 julio, 2009 a las 12:19 pm
  17. Por hacer el esfuerzo en vacaciones con el lío que tenemos todo el día con los peques!!

    berra
    2 julio, 2009 a las 11:53 am