EL CUENTO DE LOS NIÑOS DE CHARHADAS

Una tibia noche de verano, un grupo de niños y niñas estaba sentado alrededor de una fogata. Cada uno de esos niños tenía un poder secreto. Se miraban los unos a los otros sin atreverse a decir ni media palabra. El monitor del campamento había des...

Una tibia noche de verano, un grupo de niños y niñas estaba sentado alrededor de una fogata. Cada uno de esos niños tenía un poder secreto. Se miraban los unos a los otros sin atreverse a decir ni media palabra. El monitor del campamento había des…

Una tibia noche de verano, un grupo de niños y niñas estaba sentado alrededor de una fogata. Cada uno de esos niños tenía un poder secreto. Se miraban los unos a los otros sin atreverse a decir ni media palabra. El monitor del campamento había desaparecido varias horas antes. Lo buscaron en la tienda, en el autocar y en la parte del bosque que rodeaba la fogata. No lo encontraron, sin embargo, recogieron algunas cosas que podían darles alguna pista: una nota escrita por él, un bocadillo mordisqueado, una mochila, un mapa y una linterna.

Uno de los niños se puso de pie, miró a cada uno de sus compañeros y dijo:

– Con todas estas pistas intentaremos encontrar al monitor. Primero tenemos que leer la nota- dijo Nicolás -Yo la leeré:

«Queridos niños: Me he tenido que ir porque…»

Lo que seguía estaba borroso y Nicolás no lo pudo leer. Se fue a un rincón y sin decir nada, utilizó su poder secreto: adivinar el pensamiento de la gente. Intentó utilizarlo pero algo no funcionó.

Otro de los niños, llamado Alberto, se alejó un poco del grupo mientras los demás hablaban y utilizó su poder secreto para sobrevolar todo el bosque y encontrar al monitor. Pero el bosque era muy grande y ya era de noche, así que tampoco consiguió nada y al poco rato volvió con sus compañeros, que seguían intentando encontrar la manera de descubrir lo que había pasado con el monitor.

Entre el grupo de niños también había una pareja de hermanos, Juan y Laura, éstos utilizaban sus poderes en equipo. Laura era capaz de oír y Juan de ver, ambos a grandísima distancia. Se concentraron, sintonizaron sus poderes, pero algo misterioso los invalidaba y no podían recibir ninguna señal.

El grupo empezaba a desesperarse. No sabían qué hacer.

– Debe de estar por aquí el Capitán Salchicha, el malo más malvado de todos los tiempos, temido en el Universo entero por llenar el mundo de comida basura. Su compañero el Doctor Energy anula todos los poderes, fijo que está con él y por eso no podemos utilizar nuestras habilidades. – opinó Iñigo.

-¿Y qué podemos hacer entonces?- preguntó Nicolás.

– Tendremos que apañárnoslas sin poderes- dijo Laura.

De pronto María Jesús, una niña muy aventurera que había estado callada durante todo el tiempo, dio un salto y grito:

– ¡Lo tengo, lo tengo! Chicos, recordáis la excursión a «La gruta de las tres calaveras», había un pasadizo secreto y el monitor nos dijo que no podíamos entrar, existe una antigua leyenda que dice que quien entra al pasadizo secreto de las calaveras no puede salir, y si él ha entrado y está atrapado…

– ¡Tenemos que rescatarlo!- gritaron.

Era raro que Noelia, la última niña que quedaba en el grupo, aún no hubiera dicho nada. Ella organizó la vuelta a la gruta. Mandó que todos los chicos recogieran sus linternas y su material de supervivencia y se pusieron en camino. Pero por el camino ocurrió que les asaltó un perro salchicha que iba delante del malvado Capitán Salchicha quien les amenazó:

-No he venido solo, tengo a vuestro monitor y me acompaña el Doctor Energy. Si intentáis pasar o luchar, lanzaré a vuestro monitor a la lava de este pasadizo.

Los niños estaban asustados y pensativos, no sabían qué hacer. Sabían que delante del Doctor Energy no podrían usar sus poderes. De repente, Nicolás sugirió que hicieran un corro para decidir lo que iban a hacer. El grupo decidió llevar a cabo la idea de Laura que era utilizar la técnica de la distracción. Todos ellos, además de poseer auténticos poderes, eran unos estupendísimos artistas a la hora del entretenimiento. Cada uno tendría su propio papel: Alberto se encargaría de distraer al perro salchichacon sus sabrosísimas chuches; Íñigo se encargaría de Capitán Salchicha con sus fabulosos trucos de magia; María Jesús, quien era la reina del chiste tronchante, sería la encargada de matar de risa al Doctor Energy; mientras Juan el sagaz, rescataría al monitor.

Chocaron todos el pulgar, y cuando estaban a punto de iniciar el plan de Laura, apareció un lobo. Todos se asustaron, pero de repente apareció una niña llamada Carmen, quien les tranquilizó mientras leacariciaba la cabeza al animal. Ella les comentó que había visto como se llevaban al monitor hacia “La gruta de las tres calaveras” y les dijo que como sus poderes estaban anulados tenían que pedir ayuda a los animales, ya que ellos no comían comida basura. Pidieron ayuda a la ardilla, al búho real y al zorro. Y todos juntos se pusieron rumbo a La gruta de las tres calaveras.

Por el camino encontraron a Elena, amiga de Carmen desde los 2 años. Ellas se contaban todos sussecretos y si una de las dos estaba triste, la otra enseguida lo notaba. Se dieron la mano, como hacían cuando estaban un poquito asustadas y junto con los demás niños comenzaron el sendero hacia “La gruta de las tres calaveras”. Por el camino, vieron que se estaban aproximando al “Monte de las tres mentiras” y se apretaron las manos muy fuerte.

Algunos niños se estaban empezando a poner muy nerviosos porque notaban que estaban tardando mucho en llegar a la gruta, así que decidieron poner en marcha un nuevo plan: utilizar a Trufis, la mascota de Laura. Trufis era un pequeño camaleón muy listo al que Laura podía transmitir su poder de oír a gran distancia, de manera que pudiera escuchar la conversación que tenían el Doctor Energy ysumonitor acerca de cómo salir de allí. Así que la pandilla al completo, como método de disuasión,lanzó un chillido que distrajo al guardián para uno de los chicos pudiera escaparse sin que se diera cuenta el Capitán Salchicha.

De repente habló Lusi, una chica que tenía el don de la invisibilidad:

-Tenemos que ayudarnos. ¿Qué decís chicos?

Todos dijeron que sí, el primero en hablar era un chico que se llamaba Toby y que tenía el don de estirar su cuerpo hasta límites insospechados, podía incluso llegar hasta las nubes.

-Tenemos que empezar por descifrar la carta.

– Yo lo haré, tengo visión láser y veré si tiene huellas- dijo Salut.

Cuando Salut revisó la carta con su visión láser, contempló que en una esquina había unos símbolos de diferente tamaño y forma, y regulando al máximo su visión, descubrió que parecían alimentos de comida sana.

-¡Madre mía, chicos! Creo que hemos encontrado las pistas para sacar al monitor de “La gruta de las tres calaveras».- dijo Salut.

Toby dijo desde las alturas:

-Dinos la posición exacta de la gruta que nosotros nos dirigiremos hacia ella.

-Creo que he visto algún símbolo de estos alimentos en las paredes de la gruta- dijo Salut.

– ¡Eso está hecho!- le respondió Toby.

– Antes de irnos tenemos que encontrar a Trufis, mi camaleón. Ha desaparecido de repente- dijo Laura muy preocupada- Eso significa que alguien está moviendo los campos magnéticos del mundo y Trufis, que es muy sensible, se ha asustado y se ha escapado.

En esas estaban cuando Alberto y Juan, que habían estado cuchicheando entre ellos, dijeron a los demás:

– ¿Os habéis dado cuenta de que desde hace un rato nuestros poderes han vuelto? ¿Qué habrá pasado?

Ellos no podían saberlo, pero en la Gruta de Las Tres Calaveras algo terrible estaba pasando. En uno de los túneles, el Capitán Salchicha y el Doctor Energy estaban peleando entre ellos. El monitor, horrorizado, les observaba escondido tras una roca, temeroso de hacer algún ruido y ser descubierto.

Pero mientras los malvados seguían discutiendo, el monitor sin darse cuenta, activó una puerta secreta, que le llevó a una sala de la gruta que nadie había descubierto hasta ahora. El monitor se quedómaravillado con la cantidad de tesoros que había en esa sala, había miles de pergaminos con los secretos de porqué los alimentos se habían convertido en alimentos basura.

Mientras tanto, al otro lado del bosque todos los chicos se pusieron de acuerdo para buscar a Trufis. ¡Ay Trufis, el juguetón! Como buen camaleón que era, se había camuflado en forma de nugget y Carmenledescubrió porque se le veían los ojos y unas pequeñas patitas. Corriendo se lo dijo a Laura y al resto de la pandilla que le regañaron por haberles hecho perder el tiempo con el monitor todavía perdido. La verdad es que no habían avanzado mucho en la investigación.

De repente, Alberto se puso rojo y desprendiendo una gran luz y muy nervioso les explicó a sus compañeros que era un superpoder que no podía controlar, era como una especie de telepatía e intuíaque el monitor estaba a salvo en algún lugar fantástico lleno de tesoros increíbles que iba más allá de la imaginación de cualquier niño.

Además con este poder presentía la forma de acceder a esa maravillosa sala, pero algo le inquietaba,algo, que no podía describir, era una sensación extraña, no era mala, no, pero no podía expresar elsentimiento que estaba entre la alegría y la duda, y que al mismo tiempo le hacía presentir que aquella aventura tendría un resultado que cambiaría sus vidas.

¿Sería que se convertirían en superhéroes por salvar al monitor? ¿Sería que habían encontrado el camino hacia una fabulosa sala que había sido el objetivo de miles y miles de exploradores? ¿Sería que habían aprendido que jamás deberían comer comida basura?

Tal vez si dejaban de comerla el Capitán Salchicha y el Doctor Energy perderían su poder para siempre. Pero, ¿era demasiado tarde? Todos habían comido alguna vez comida basura. Se concentraron todos y comenzó a llover comida sana. Cuando se la comieron toda, el Capitán Salchicha y el Doctor Energy sequedaron en los huesos y el monitor apareció delante de los niños. Pero había algo raro, el monitor iba disfrazado.

¿Quién estaba en realidad debajo del disfraz?

Bajo el disfraz estaba el Hada Valerosa, quién con una gran sonrisa se dirigió a los niños y les dijo que estaba muy feliz porque habían demostrado una gran determinación y coraje y que con su trabajo en equipo habían superado todas las dificultades sin caer en el desánimo y como recompensa desde ese día y para siempre todos tendrían un nuevo poder que nadie podría arrebatarles y que era el Poder de la Valentía y moviendo su varita dejó caer una lluvia de estrellas sobre los niños.

Nicolás, Alberto, Juan, Laura, María Jesús, Noelia, Íñigo, Lusi, Toby y Salut, acompañados de Carmen y Elena, abrieron los brazos y extendieron las manos para recibir esa lluvia de estrellas. Cerraron los ojos y rieron felices sintiendo el poder de la valentía dentro de ellos.

Cuando abrieron los ojos, estaban todos sentados alrededor de la fogata en la misma posición que ocupaban antes de iniciar su aventura. Estaban confusos, no sabían si lo que acababan de vivir lo habían soñado o imaginado. Pero de pronto, apareció el monitor, despeinado y un poco pálido.

-Hola chicos. ¿Estáis todos bien? He ido hace un momento por mi mochila y me he quedado traspuesto durante unos segundos pero cuando he despertado me ha parecido que pasaron horas. Y lo más extraño es que llevo un mapa en la mochila que estoy seguro que estaba incompleto, solamente marcaba la entrada a «La gruta de las tres calaveras». Sin embargo, ahora hay una nueva ruta que desemboca en una especie de sala secreta. No sé chicos, todo esto es muy raro. ¿Vosotros sabéis algo?

Los chicos se miraron los unos a los otros, sonrieron y dijeron:

– Bueno, algo sabemos.

Deja un comentario

Últimos comentarios (12)

  1. Muchas gracias por los libros enviados como premio, mis hijos están como locos.

    aclapena
    27 marzo, 2012 a las 8:13 am
  2. nos han enviado un dibujo cada una. El dibujo de Musita ilustra el momento en el que Trufis está camuflado como un nugget. ¡Es un momentazo!
    Y el dibujo de Musi es del mapa del que el monitor les habla a los niños la final del cuento.
    ¡Los dibujos son chulísimos! ¡Gracias chicas!
    Musi nos propone como título:
    «El misterio de la gruta de las tres calaveras»
    ¿A qué suena interesante?

    los-libros-de-charhadas
    11 marzo, 2012 a las 5:06 pm
  3. nos ha enviado un divertido dibujo de los niños caminando hacia «La gruta de las tres calaveras». ¿A que le ha quedado precioso?
    ¡Gracias María Jesús!

    los-libros-de-charhadas
    11 marzo, 2012 a las 5:03 pm
  4. Los niños poderosos en busca del monitor perdido.

    cuentacuentos
    8 marzo, 2012 a las 7:14 pm
  5. de los animales que ayudan a los niños: el zorro, la ardilla y el búho real. E incluyó a Trufis, por supuesto.
    Y Julen nos sugiere de título: «Los niños poderosos»

    ¿Qué os parece?

    los-libros-de-charhadas
    8 marzo, 2012 a las 11:40 am
  6. que cuento tan especial, Mª Jesús esta encantada de hacer un dibujo , en breve os lo envió la tengo malita afectada por uno de esos dichosos virus tan eficientes )
    Enhorabuena a tod@s y que siga la aventura!!!

    pipipau
    8 marzo, 2012 a las 7:46 am
  7. Mis peques han trabajado esta tarde en el dibujo y otro posible titulo.

    La verdad es que esta dando mucho de si este cuento, y lo que dara!!

    No se la de veces que lo he leido, y me da que aunque ellos saben leer muy bien, todavia me queda leerlo unas cuantas veces mas… una que leyendo cuentos es un poco teatrera y le gusta darle distintas entonaciones.

    La verdad es que al final te sientes hasta dentro de la historia. ja ja ja!!

    olo-olo
    7 marzo, 2012 a las 6:32 pm
  8. están encantadas con la idea de poner un título al libro y hacer algún dibujo… Sólo necesito un poco de tiempo para ponerme con ellas, porfi…
    Gracias libros de charhadas, ha quedado chuliiiiiiiiiiiiiisimo. Para cuándo el siguiente? 🙂

    musa-arte-para-las-hadas
    7 marzo, 2012 a las 1:49 pm
  9. Inés nos mandó su dibujo del Hada Valerosa. ¡Le quedó precioso! Nos dijo que le había gustado mucho participar en esta convocatoria y nos sugirió como título:
    «Una aventura mágica»
    ¿Qué os parece?

    los-libros-de-charhadas
    7 marzo, 2012 a las 11:34 am
  10. Y qué simpático. 😉

    cuentacuentos
    6 marzo, 2012 a las 7:52 pm
  11. voy a imprimirlo para Dani y le digo que haga el dibujo 🙂

    Naidú
    6 marzo, 2012 a las 7:38 pm
  12. Ahora nos quedan dos cosas pendientes:

    1.- Ponerle título, así que pregunten a los niños por el título que le pondrían a tan estupendo relato.
    2.- Que los niños que participaron me envíen los dibujos que ilustren el cuento. El dibujo que se incluye es de Sandra, la hija de Cuentacuentos.

    Me lo pueden mandar por mail a: loslibrosdecharhadas@charhadas.com

    ¡Qué continúe la aventura!

    los-libros-de-charhadas
    6 marzo, 2012 a las 2:55 pm