Ratones Mascotas Familiares

Los ratones que se logran más sencillamente como mascotas son los ratones familiares. A través de cruzamientos se han ido resaltando sus mejores peculiaridades en lo que se refiere a docilidad y pluralidad de colores.

Los ratones que se logran más sencillamente como mascotas son los ratones familiares. A través de cruzamientos se han ido resaltando sus mejores peculiaridades en lo que se refiere a docilidad y pluralidad de colores.

En verdad, existen hoy en día cerca de cuarenta variedades, como los Himalaya, perlados, canela, azules o bien plateados. No obstante, estos son los “pura sangre” del circuito de ratones, los que puedes hallar en una tienda son más fáciles, normalmente blancos, cobrizos o bien con máculas.

Los ratones familiares pueden ser unas mascotas sumamente entretenidas y uno puede pasarse horas mirándolos jugar. Son más resbaladizos y bastante difíciles de tomar que otros roedores más grandes, mas si los habitúas desde pequeños puedes llegar a amaestrarlos para que se dejen coger y tomen el alimento de tus manos. No son animales demandantes, cuidarlos es bastante fácil y económico y ocupan poquísimo espacio.

Su expectativa de vida es afín a la de los hámsters, viven 1 o bien dos años, mas ciertos pueden llegar hasta 3. Tienen hábitos nocturnos, con lo que van a estar muy activos desde el atardecer, mas no aguardes que hagan mucho a lo largo del día. Los ratones familiares son animales muy sociables, con lo que viven mejor si están en pares o bien pequeños conjuntos. Las hembras son más obedientes, su orina no tiene fragancia tan fuerte y acostumbran a batallar menos que los machos. Si prefieres tener machos, busca 2 hermanos que jamás hayan sido separados y dales una jaula grande para que cada uno de ellos tenga su espacio privado; de este modo es menos probable que peleen. No te es conveniente entremezclar machos y hembras, salvo que desees tener cientos de ellos en escaso tiempo.

Cuando vayas a elegir a tu ratón familiar, busca uno que se vea diligente y despierto, su pelaje ha de ser suave y refulgente y su piel rosada en las orejas y cola. Su boca, nariz y zona anal deben verse limpias y sin ningún género de descarga. Asimismo mira la jaula, ha de estar limpia, puesto que esto da muestra de que lo han cuidado bien, y las materias fecales han de estar bien formadas. Para distinguir entre machos y hembras mira bajo su cola para poder ver la distancia entre el ano y el agujero genital; esta distancia es menor en las hembras. Si no tienes experiencia equipara entre un macho y una hembra en la tienda donde los comprarás. Es mejor si los ratones familiares machos ya están separados de las hembras, puesto que si no puedes llevarte a casa una hembra preñada.

Nestum

Deja un comentario