Una experiencia feliz aprendiendo inglés

Hoy os queremos hablar de El British Council una institución de prestigio que apuesta por un enfoque de enseñanza estimulante y divertido en sus nuevos cursos Early Years para pequeños de entre 2 y 5 años.

Hoy os queremos hablar de El British Council una institución de prestigio que apuesta por un enfoque de enseñanza estimulante y divertido en sus nuevos cursos Early Years para pequeños de entre 2 y 5 años.

¿Puede ser aprender inglés una experiencia ilusionante para los más pequeños? El British Council se ha hecho esa pregunta y, con el ánimo de encontrar una respuesta, ha hablado con padres y niños para conocer cuáles son sus necesidades y motivaciones a la hora de elegir un curso.

Fruto de este diálogo, y basándose en el modelo británico de educación infantil, nace su programa Early Years. En él las clases de inglés se llenan, entre otros, de canciones, historias, ejercicio y manualidades con los que se favorece el desarrollo cognitivo, lingüístico, social, emocional y físico de los alumnos.

Estas actividades se centran en el juego y la comunicación entre los más pequeños, y abordan temas seleccionados en función de sus necesidades e intereses en cada edad. De este modo, el aprendizaje se convierte en una experiencia espontánea y estimulante, que les permite establecer una primera toma de contacto con el idioma y desarrollar un interés que perdure con el paso de los años.

El papel de los alumnos es el principal motor de aprendizaje de los cursos de Early Years. Su interacción con compañeros y profesores les permite asimilar y poner en práctica sus primeras palabras y expresiones en inglés. Además, para que dominen la pronunciación desde el principio, los profesores emplean Phonics: el sistema de lecto-escritura empleado en la educación primaria en países angloparlantes.

La implicación de los padres es también fundamental para continuar aprendiendo fuera de clase. A través de reuniones con los profesores en las que reciben consejo sobre los mejores materiales y actividades que pueden realizar en casa, las familias pueden propiciar un entorno en el que se comprenden las necesidades de cada niño y se fomentan las condiciones para que siga mejorando.

Además, los materiales disponibles en la biblioteca, el portal de padres y las apps y páginas web del British Council, las sesiones de cuentacuentos, concursos de dibujo o ferias del libro son la excusa perfecta para que grandes y pequeños exploren juntos nuevos intereses mientras se divierten practicando su inglés.

Y es que, si hay algo que destaca del enfoque de enseñanza de Early Years, es la comprensión y el reconocimiento de las necesidades y singularidades de cada niño para desarrollar todo su potencial. Por eso, los equipos docente y de protección de la infancia del British Council trabajan para crear un clima agradable y seguro, en el que los niños gozan del espacio, estímulo y atención necesarios.

Descubre en la página web del British Council más detalles sobre su programa Early Years y los cursos de inglés para niños. 

Deja un comentario