Glamping con niños Descubre el camping más chic

Sabemos que la vida en las ciudades nos estresa. Una escapada al campo es necesaria para la salud: el contacto con la naturaleza nos nutre y beneficia especialmente a los niños, que pueden disfrutar de la libertad que no tienen a diario. Pero una cosa es la teoría, y otra es acabar durmiendo sobre una incómoda esterilla en el suelo. Si te encanta la idea de dormir al aire libre pero no te ves renunciando a una buena cama, tenemos la solución perfecta: practicar el glamping con niños para que todos disfruten. ¡Éxito garantizado!

Qué es el glamping

Fusión de glamour y camping, esta palabra adoptada del inglés hace referencia a acampar sin renunciar a las comodidades de un hotel u otro alojamiento más lujoso que la habitual tienda de campaña. Aunque nos parezca algo muy moderno, el término se empezó a usar en el S.XIX. También se conoce a este tipo de turismo como boutique camping, luxury camping o camping chic.

Habitualmente se trata de establecimientos en plena naturaleza, que tienen valores paisajísticos o ecológicos y, sobre todo, mucho encanto. Son perfectos para las que soñamos con unas vacaciones en autocaravana o en medio del campo sin tener que renunciar a una ducha caliente o un desayuno en la cama.

¿Dónde practicar el glamping con niños?

El glamping está de moda y es una opción perfecta cuando viajas con niños. En España cada vez hay más opciones para disfrutar de esta experiencia. Muy cerca de Puerto Real, en Cádiz, hemos encontrado esta tienda de estilo safari con capacidad para cinco personas, con baño…¡y hasta wifi! En Tarragona, en el Camping Miramar se ha hecho famoso por sus fotogénicas caravanas de estilo vintage, completamente renovadas y decoradas para pasar unos días de playa como en los años 70.

¿Te imaginas dormir en un bosque, suspendida en una cabaña encima de un árbol? Es el sueño de cualquier niño hecho realidad, pero te aseguramos que lo disfrutarás tanto como ellos. En Francia encontrarás cabañas encima de los árboles de lo más singulares: en granjas, cerca de la playa o en medio de un bosque. Y lo mejor es que tienen agua corriente, ducha y electricidad.

Las opciones para disfrutar del campo sin sufrir penalidades son infinitas, pero nosotras nos quedamos con estas jaimas en Marruecos. Con baño y agua caliente, podremos cumplir el sueño de pasar la noche bajo las estrellas en el desierto mientras dormimos en una cama bien tapaditas. ¡Increible!

 

Deja un comentario