Recetas de Navidad Recetas para hacer en casa con niños esta Navidad

Llegan las vacaciones de Navidad y, durante estos días, los niños pasarán más tiempo en casa por lo que hay que encontrar actividades con las que entretenerlos. Una de las cosas más divertidas que se puede hacer con ellos es meter las manos en la masa para preparar algún plato sencillo de repostería. Hablamos con Moncho López, propietario de Levadura Madre Natural Bakery, y nos da tres recetas fundamentales para pasar esta Navidad en familia.

Polvorones

Es una receta que demuestra cómo con sólo cuatro humildes ingredientes es posible conseguir un producto prácticamente perfecto. Tanto es así que los consumimos sin apenas variaciones desde hace cerca de quinientos años. La receta de los polvorones está ya documentada en el siglo XVI, concretamente en el convento de Santa Clara, pero no sería hasta el siglo XIX cuando su consumo se extendiera más allá de Sevilla y su provincia gracias a la mujer de un transportista que decidió venderlos junto a los mantecados que preparaba en casa. Para hacer los dulces menos frágiles y delicados, añadió unos minutos de horno al proceso creando una ligera corteza seca en el exterior, de modo que aguantaran los viajes.

Ingredientes:

Azúcar
Manteca de cerdo
Harina
Almendras

Elaboración:

Se amasan juntos los cuatro ingredientes, se meten al horno para darles un toque y ¡listo! Si se quiere se puede añadir limón canela o chocolate dependiendo de cómo queramos que sea el resultado final.

El truco del experto: Moncho López indica que “La clave está en las proporciones, la calidad de la materia prima y la mano del artesano. El secreto está en que no hay secreto”.

 

Galletas caseras de mantequilla, red velvet o de pistacho

Ingredientes:

140 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
240 gramos de azúcar moreno
1 huevo
1 pizca sal
Semillas de media vaina de vainilla
200 gramos de harina floja
120 gramos de almendra polvo
4 gramos de impulsor (levadura, bicarbonato…)
1 clara de huevo y 100 gr de azúcar glass (para la glasa)

Dependiendo de la variedad que se elija: 300 gramos de pepitas de chocolate blanco, negro o con leche congeladas previamente. Si te decides por las red velvet (¿Qué puede quedar mejor en la mesa esta Navidad?) hay que añadir además 10 gramos de colorante rojo. Si optas por las de pistacho, sustituye el chocolate por pistachos troceados.

Preparación:
Paso 1 – Mezclamos todos los ingredientes en una amasadora o bien lo hacemos a mano, excepto la mantequilla y las pepitas de chocolate.
Paso 2 – Cuando la masa tenga una textura homogénea, añadimos poco a poco la mantequilla y una vez integrada, paramos de batir para que esta no pierda textura.
Paso 3 – Incorporamos las pepitas de chocolate y mezclamos. Es importante no batir más de lo necesario la masa para que las pepitas no se calienten.
Paso 4 – Formamos un rulo de unos 5/6 cm de diámetro y cortamos en ‘rodajas’ de unos dos dedos de ancho, que colocamos sobre la fuente de horno dejando distancia entre ellas, porque
doblarán su tamaño.
Paso 5 – Horneamos durante 12 minutos a 200 grados.
Paso 6 – Mientras las cookies se hornean, preparamos la glasa añadiendo poco a poco el azúcar sobre la clara de huevo. Batimos.
Paso 7- Cuando las cookies se hayan enfriado, las decoramos con la glasa que hemos introducido en la manga pastelera.
Paso 8- Metemos las cookies en el horno 2 minutos para sellar la glasa.

El truco del experto: Moncho López recuerda que “es fundamental respetar el tiempo de horneado porque si las hacemos mucho, perderán esa textura ‘blandita’ de las cookies y quedarán demasiado
crujientes. El momento de sacarlas del horno, cuando empiecen a aparecer grietas en la parte superior de la masa.” Además, nos asegura que “sabremos que las cookies están bien
horneadas, cuando se puede meter el dedo en el centro de la galleta y la masa cede, es decir, no está dura».

Brownie de Chocolate

Ingredientes:

Cacao 70% sin azúcar
Huevos
Mantequilla sin sal
Harina tamizada

Elaboración: Lo fundamental es el orden porque influye mucho en el resultado final.

Paso 1- Primero se derrite el chocolate junto con la mantequilla y se deja templar.
Paso 2- Después, se añaden los huevos uno a uno y cuando está todo incorporado, se añade la harina tamizada. Al principio, la mezcla puede moverse con una lengua, pero luego hay que hacerlo con varillas.
Paso 3- El horno debe estar fuerte, mínimo 200-220 grados, siendo preferible que se haga en uno de convección y que durante el horneado se genere costra.
Paso 4- El brownie puede subir durante el horneado, pero una vez que se saca del horno baja. No hace falta que repose. Hay que tener en cuenta igualmente que el brownie, como mucha repostería americana, tiene poco horneado y su interior es ligeramente húmedo como le ocurre también a las cookies y los muffins.

El truco del experto: “Como en casi todas las elaboraciones, el secreto empieza por elegir unos ingredientes de calidad, empezando por un buen chocolate con al menos un 70% de cacao puro y sin azúcar, al igual que la mantequilla, que unos pasteleros prefieren con sal y otros sin ella. Nosotros en Levadura Madre lo preparamos con mantequilla sin sal, pero luego le añadimos un poquito a la mezcla de los ingredientes” – comenta Moncho López.

Deja un comentario