Los disfraces de Halloween más terroríficos

La fiesta más temida del año está a la vuelta de la esquina, y seguro que tus hijos andan como locos por celebrarla. Si les atraen los monstruos y los esqueletos, seguro que te han pedido un disfraz que dé miedo de verdad. Para los más atrevidos, hemos preparado una selección con los disfraces de Halloween más terroríficos. Sencillos de preparar y de llevar, tienen además un toque muy CharHadas. ¡No te lo pierdas!

Momia

Un clásico entre los disfraces de Halloween, al que puedes dar el aire que quieras y en el que pueden colaborar ellos mismos. Ponles debajo del disfraz ropa de color neutro y uniforme, clara u oscura. También puedes usar el clásico rollo de papel higiénico, pero ten en cuenta que el resultado es menos estable. Si quieres darle un estilo más femenino, dale un ligero tono rosa a las vendas.  Píntales la cara incidiendo en las ojeras, como en la foto, y el resultado será terrorífico.

Bruja sostenible

Nos ha encantado este disfraz de adorable brujita para una niña que no quiere dar mucho miedo pero no renuncia a uno de los personajes de terror por excelencia. En el blog Better Homes & Gardens tienes el paso a paso para hacer este sencillo vestido con tela de algodón natural y aire ecológico. Complétalo con una escoba hecha con un palo y ramas de árbol y tendrás una bruja tierna y actual.

Novia sangrienta

Otro clásico entre los disfraces de Halloween es el de novia sangrienta. Puede complicarse todo lo que quieras, pero incluso si lo haces muy sencillo el resultado es divertido y aterrador a partes iguales. Simplemente pinta con spray rojo un vestido blanco que pueda funcionar como vestido de novia. Para las mayores puede valer algún vestido tuyo que ya no quieras, como en este que hemos visto en The Daily Change Jar, y las más pequeñas irán perfectas con un tutú y una camiseta. Añádele pelo enredado y maquillaje destrozado…¡y toda la sangre que te pida la novia en cuestión!

Moderno Frankenstein

Terminamos nuestra selección de disfraces de Halloween terroríficos con los disfraces de cartón de Zygote Brown. Nos encantan porque le dan un nuevo uso a un material barato (o reciclado) con un resultado espectacular. Estas cabezas de Frankenstein con cajas quedan simpáticas y torpes, como el monstruo de Mary Shelley. Puedes intentar hacerlas tu misma, pintando sobre cartón, o comprarlas en su web si no eres habilidosa.

Nestum

Deja un comentario