La fiesta de Halloween

Se acerca noviembre, es hora de pensar en la noche más terrorífica del año. Toca disfrazarse de zombi, esqueleto, bruja, calabaza...e ir de puerta en puerta con la cantilena de "truco o trato" y acabar la noche en alguna fiesta terroríficamente divertida.

Se acerca noviembre, es hora de pensar en la noche más terrorífica del año. Toca disfrazarse de zombi, esqueleto, bruja, calabaza…e ir de puerta en puerta con la cantilena de "truco o trato" y acabar la noche en alguna fiesta terroríficamente divertida.

Nos equivocamos cuando decimos que la fiesta de Halloween la hemos copiado de los americanos. Esta celebración milenaria es de origen celta. Los celtas creían que en el comienzo del invierno las almas volvían a la tierra, tanto las buenas como las malas. A las buenas se les dejaba el fuego de la casa encendido y algo de alimento. Y a las malas se les ahuyentaba poniendo en la puerta de la casa calaveras y huesos de animales.

Con el paso del tiempo se empezó a sustituir las calaveras por calabazas iluminadas simulando los cráneos.

La palabra «Halloween» se empezó a usar en el siglo XVI y es de origen escocés (All Hallow´s Eve) «víspera de todos los santos».

TRUCO O TRATO :Es la frase que más vas a oír esa noche, pero realmente ¿Qué significado tiene?.

Se ha generalizado la traducción libre de «trick or treat» (treta o trato). En realidad, en el «trick-or-treating», no hablamos de un truco propiamente dicho, sino más bien de una broma, trastada o susto. Tampoco se pide hacer ningún trato, sino más bien se espera un regalo «a treat», normalmente un dulce o una golosina.

Por lo tanto, una traducción más literal sería «travesura o dulce», «susto o dulce», «broma o dulce»…este juego de palabras en inglés admite diferentes traducciones, aunque ninguna de ellas sería realmente fiel a la original, ni en el sentido ni en la fonética.

Año tras año las fiestas de Halloween ganan cada vez más adeptos dejando atrás las celebraciones religiosas del Día de Todos los Santos y las misas de los fieles difuntos. Pero lo que nunca pasa de moda son los dulces típicos de estas fechas como lo son los huesos de santos, los buñuelos de viento, los pestiños, panellets… así que elijas la fiesta que elijas no dudes en endulzarte estos días.

Deja un comentario