Cómo decorar calabazas de Halloween

Uno de los recursos más simpáticos de la decoración de Halloween son las calabazas típicas de esta estación. Las encuentras al natural, fantasmagóricas y hasta aderezadas con flores, y con ellas puedes hacer un montón de sencillas manualidades con los más pequeños, o proyectos más elaborados para ti. Entre estos últimos nos han llamado la atención estas calabazas de Halloween decoradas que hemos encontrado en el blog de Marta Stewart. Son artísticas, minimalistas o barrocas. Algunas son muy fáciles de hacer y para otras tendrás que echar mano de todos tus recursos creativos, pero todas alegrarán cualquier mesa otoñal. Te dejamos con ellas.

Las calabazas de Halloween más creativas

Esta calabaza pintada de esqueleto es 100% terrorífica. Sencilla para poder hacer con los niños, solo tienes que pintarla de blanco con pintura acrílica y decorar con el mismo tipo de pintura en negro. Asegúrate de que empleas los pinceles adecuados, el resto es coser…¡y pintar!

Decorar con pintura de pizarra siempre es una opción práctica y divertida. Si planeas dar una fiesta, esta calabaza de Halloween puede servirte para contar a tus invitados el menú. Es tan sencillo como dar una capa de pintura de pizarra que encuentras en cualquier tienda de bricolaje y dejar secar. Estará lista para pintar con tizas sobre ella una y otra vez.

Nos ha encantado esta versión de calabaza de Halloween otoñal y delicada, decorada con siluetas de hojas blancas. Para prepararla, debes hacerte con una plantilla con forma de hoja, sobre la que irás aplicando pintura blanca con cuidado. Ve repitiendo el motivo por toda la superficie, hasta que quede cubierta.

Un procedimiento similar es el que se ha empleado para decorar esta estilosa calabaza, pero en lugar de pintura se han usado tatuajes temporales, los mismos que puedes aplicarte en la piel. El resultado es súper original y la técnica no puede ser más sencilla. ¿Te animas a prepararla?

Aunque parezca imposible, esta calabaza se ha decorado con aplicaciones de tela como las que encuentras en cualquier mercería. Una capa de pintura acrílica en rosa pastel y decoraciones en dorado le dan ese aire tan misterioso y opulento, aunque prepararla no suponga ningún secreto.

Terminamos nuestra selección de calabazas de Halloween decoradas con esta que puedes utilizar como decoración, centro de mesa o bol para guardar caramelos. Para hacer una igual, lo primero es dibujar a lápiz la forma que quieras darle, para poder recortarla después con un cutter. Termina pintando de naranja el interior y de tu color favorito al exterior con pintura acrílica. Si le quieres dar un acabado a la tiza, aplica un poco de cera con un paño suave. ¡De nota!

Nestum

Deja un comentario